Gobiernos regionales y locales a disponer hasta de un 25% de los recursos transferidos por canon. (Foto: Archivo El Comercio)
Gobiernos regionales y locales a disponer hasta de un 25% de los recursos transferidos por canon. (Foto: Archivo El Comercio)
Ricardo Guerra Vásquez

Periodista en Economía y Negocios

ricardo.guerra@comercio.com.pe

Debido al impacto económico del COVID-19, el Ejecutivo dispuso –vía el Decreto de Urgencia 081-2020– autorizar a los gobiernos regionales y locales a disponer hasta de un 25% de los recursos transferidos por canon.

También están comprendidos los saldos de balance generados por dichos conceptos, provenientes del canon, sobrecanon, regalía minera y Fondo de Desarrollo Socioeconómico de Camisea (Focam), para que se garanticen la prestación de los servicios en este contexto.

Asimismo, la norma suspende temporalmente las reglas fiscales del Marco de la Responsabilidad y Transparencia Fiscal de los gobiernos subnacionales.

En estas se establecía, respecto al saldo de deuda total de los gobiernos subnacionales, que la relación entre este monto y el promedio de los ingresos corrientes de los últimos cuatro años no exceda el 100%; mientras que sobre el ahorro en cuenta corriente, que la diferencia entre el ingreso corriente total y el gasto corriente no financiero total no sea negativa.

COMPLEMENTO

Camilo Carrillo, economista senior del Consejo Privado de Competitividad (CPC), consideró positivas estas medidas, pues si bien se ha abordado los montos para las inversiones de los proyectos no se habían atendido los aspectos operativos (gastos) en el caso de los gobiernos locales, donde los ingresos se afectaron seriamente por el estado de emergencia.

“Los gobiernos locales ejecutan sobre la base del Fondo de Compensación Municipal (Foncomun), que viene del Impuesto General a las Ventas (IGV), pero este ha caído considerablemente por el estado de emergencia. Entonces, no hay recursos para el recojo de residuos sólidos, saneamiento rural, seguridad, entre otros”, precisó.

En detalle, por el lado de los recursos provenientes de la minería, Carlos Casas, decano de Economía de la Universidad del Pacífico, explicó que se está buscando habilitar cualquier saldo que tengan estos gobiernos para que sean destinados al gasto.

“Es movilizar fondos que están inmovilizados, meter a la caja lo que no se gastó anteriormente. Viene a ser un mecanismo de compensación”, refirió.

Carrillo acotó que el monto, incluso, pudo haberse discutido para que el límite que dispongan los gobiernos subnacionales sea hasta de 50%.

Respecto a las reglas fiscales dejadas sin efectos, Casas indicó que se está permitiendo que los gobiernos puedan asumir mayores créditos en busca de recursos, aunque no es claro de dónde provendrían. Esto, por ejemplo, beneficiaría a las gestiones de La Victoria y Chiclayo, que tienen grandes deudas.

“Al suspender las reglas lo que se dice es que se liberan recursos para usar por todos lados”, mencionó Casas. “Había gobiernos que ya estaban al límite para endeudarse y ahora se ha quitado ese límite para que tengan recursos”, agregó Carrillo.

Por último, la norma también señala que se podrá transferir hasta S/354,5 millones a los gobiernos locales para atender “gastos operativos esenciales”, pues el estado de emergencia redujo la recaudación de ingresos.

Carrillo señaló que esta norma contempla así intervenciones en diversas aristas, pues los gobiernos subnacionales que tengan recursos por canon podrán beneficiarse disponiendo hasta de un 25% de los recursos transferidos; los que no perciban estos ingresos, optar por mayores créditos al haberse levantado el límite de endeudamiento; y los que no sean alcanzados por estas dos, percibirán como inyecciones parte de los S/354,5 millones.