Gremios aeronáuticos expresan frente a las últimas insinuaciones de posibles nuevos retrasos en la entrega del nuevo terminal de pasajeros. (Foto: GEC)
Gremios aeronáuticos expresan frente a las últimas insinuaciones de posibles nuevos retrasos en la entrega del nuevo terminal de pasajeros. (Foto: GEC) / DIANA CHAVEZ
Redacción EC

Los gremios aeronáutico y turístico exigieron que la ampliación del Aeropuerto Internacional Jorge Chávez (AIJCH) se lleve a cabo tal como especifica su contrato de concesión, es decir, con un único gran terminal y no uno dual.

Como se sabe, Lima Airport Partners (LAP) presentó una propuesta para hacer dos terminales de pasajeros usando la instalación antigua (para 15 millones de pasajeros, que hoy atiende a 23 millones) y una nueva instalación modular para otros 22 millones más.

MIRA | Ampliación del aeropuerto Jorge Chávez: Contraloría advierte que Ositrán habría contradicho a sus áreas técnicas

A raíz de esa propuesta, el MTC y LAP suscribieron un acuerdo en el que se dejó la posibilidad de operar con dos terminales.

En esa línea, a través de una carta abierta, los gremios solicitaron al Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) velar por la legalidad de todos los actos vinculados al contrato de concesión del AIJCH, conforme lo solicitó la Contraloría General de la República, declarando nula el Acta de Acuerdos firmada con LAP.

Un simple acta no puede modificar los términos señalados expresamente en el contrato de concesión; documento que, como máximo instrumento sobre esta materia, establece que la principal obligación del concesionario es construir un único gran terminal”, indicaron.

LEE TAMBIÉN | Fondos mutuos: ¿Hacia donde va la tendencia y qué dice el BCR?

Los gremios recordaron que la propuesta de LAP de operar con dos terminales no ha demostrado ser beneficiosa para la conectividad aérea del país, ya que impactará negativamente en el desarrollo de las operaciones del aeropuerto, implicando en tres aspectos:

  • Menos infraestructura nueva y moderna, pasando de una edificación nueva con un área funcional de 116,000 m² a una de solamente 51,050 m².
  • Una ampliación menos eficiente que involucra continuar operando un terminal construido en 1965 y añadir uno de menor capacidad, generando complicaciones operacionales, lo que se aleja del aeropuerto “de primera” prometido.
  • Fuertes afectaciones en la experiencia de viaje de los pasajeros y en las operaciones aeroportuarias, ante falta de soluciones adecuadas para conectar los dos terminales propuestos.

Expresamos nuestra preocupación frente a las últimas insinuaciones de posibles nuevos retrasos en la entrega del nuevo terminal de pasajeros, sustentados en situaciones que no generan impacto real en la construcción y que son fácilmente corregibles por la autoridad. Las obras de ampliación no pueden verse paralizadas ni retrasadas, como viene ocurriendo desde hace años, y cualquier demora constituiría un incumplimiento al contrato por parte de LAP”, agregaron los gremios.

También manifestaron que las autoridades tienen el deber de defender los intereses del Estado, trabajando para que los peruanos obtengan el mayor beneficio para su desarrollo: un aeropuerto de primera con un único gran terminal.

El pronunciamiento fue firmado por la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA), Asociación Latinoamericana y del Caribe de Transporte Aéreo (ALTA), Asociación de Empresas de Transporte Aéreo Internacional (AETAI), Asociación Peruana de Empresas Aéreas (APEA), Asociación Peruana de Agencias de Viajes y Turismo (Apavit), Sociedad Hoteles del Perú (SHP) y Asociación Peruana de Operadores de Turismo Receptivo e Interno (Apotur).

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más