Paola Villar S.

Como parte de las investigaciones a y el partido Fuerza Popular, este viernes el Poder Judicial autorizó el allanamiento de la oficina central de la ; solicitado por el fiscal José Domingo Pérez, del equipo Especial Lava Jato, con el objetivo de encontrar información relevante sobre “facturas, boletas o donaciones realizadas para la campaña política de las elecciones generales de los años 2011 y/o 2016”.

Al respecto, Oscar Caipo, socio principal de y director de Empresarios por la Integridad, consideró que es importante investigar y aclarar las cosas; pero detalló que no debe confundirse el contexto de las donaciones en particular.

“No tengo los detalles de lo que ha sucedido [el allanamiento a la oficina central de Confiep]. Sé que la Fiscalía está investigando algunas actividades que se han realizado en Confiep, campañas en defensa del modelo económico, del sector privado, y que las está confundiendo con campañas específicas en apoyo de un candidato o candidata en particular. Creo que es importante investigar, aclarar las cosas; en el pasado escuché cuando se estaban gestando estas campañas y [...] en ningún momento se hablaba que eran campañas para apoyar a uno u otro candidato, o en contra de uno u otro candidato. Creo que las cosas se están exagerando también en esta situación en particular”, precisó a El Comercio.

Según Caipo, no obstante, la situación y la coyuntura actual para el sector empresarial es desfavorable. “La imagen del sector está en su nivel más bajo en muchos años. Obviamente todos los hechos y sucesos que hemos visto no solamente en los últimos días y semanas, [...] nos sirven para poder analizar, sacar conclusiones y sobre todo hacer conciencia de la forma en cómo debemos actuar siempre”, indicó.

Señaló que al pertenecer al gremio que es parte de las empresas auditoras de Confiep, tuvo conocimiento de que la campaña publicitaria y los aportes del gremio se hicieron de forma transparente.

“Hay dos temas muy diferentes. Uno es lo que hacen los gremios y que es su rol y su fin: promover la empresa privada, la inversión, el modelo económico; y otra cosa es el financiamiento de campañas políticas. No hay que juntar eso. Si se puede haber confundido, que parte de las campañas que hacen los gremios se hacían durante las campañas políticas, quizás hay que tener un poco más de cuidado”, remarcó.

De otro lado, respecto del financiamiento directo a campañas políticas, opinó que hay casos en los que no se puede hablar solo de faltas administrativas. “Hay que hablarlo muy claro y ser conscientes [...]. Pensar que una empresa constructora financia una campaña política porque le gusta el candidato, pero es una empresa que va a postular y posiblemente ganar obras, [...] hay que leer entre líneas que eso no puede ser solamente un financiamiento de una campaña y no es solo una falta administrativa”, acotó.

EMPRESARIOS POR LA INTEGRIDAD

Asimismo, Caipo amplió sobre los avances del certificado de “”, un programa que se maneja desde Empresarios por la Integridad y que fue lanzado en CADE 2018.

“El número inicial de 13 empresas [que obtuvieron la certificación antisoborno] puede sonar a poco; ha sido un proceso un poco largo, el reglamento de la ley que establece el modelo de prevención recién se publicó en febrero de este año. La realidad [para cuando se realizó el anuncio de esta iniciativa] es que muchas empresas no estaban listas. Hay 13 que han llegado a poder ser anunciadas en este CADE, unas cuatro a cinco que se han quedado en el proceso, y tenemos en total 29 empresas que han postulado y que seguramente las concretamos en primer trimestre del 2020”, destacó.

El ejecutivo remarcó que las empresas pertenecen a 13 sectores y la estrategia es que de esta manera se generen clusters de integridad por sector en una primera etapa.