Aporte de independientes: ¿Qué podría pasar tras la derogación?
Aporte de independientes: ¿Qué podría pasar tras la derogación?

Eliminar los aportes obligatorios al sistema previsional forma parte de la propuesta elaborada por economistas de la Universidad del Pacífico (UP) para reformar y modernizar el sistema actual de pensiones que rigen el país.

De acuerdo a a Juan Mendoza, director de la Maestría en Economía de la UP, tres de cada cuatro personas no tienen pensión en la actualidad. Además, la pensión promedio  es bastante baja: menos del 40% de sus ingresos para quienes aportan al sistema privado y menos del 30% para los aportantes del sistema público.

A ello, agrega Bruno Seminario, catedrático de la casa de estudios, se suma que en una proyección efectuada al 2050, menos del 45% podría contar con una cobertura previsional.

Además, ambos profesionales coinciden en que hay dos errores de diseño en el sistema previsional peruano. El primero, señala Mendoza, es la recaudación por planilla, en un país donde más de dos tercios del empleo está en el sector tradicional. 

"Estamos buscando una presa que no vamos a poder atrapar porque hay mucha poblacion que no está en este sector moderno. Hay muchas personas que están en planilla este año - un 20%- que el siguiente ya no van a estar", señala.

El segundo error para los economistas es la premisa en la que se cimenta: "el ahorro forzoso es necesario par que haya ahorro y que las personas no ahorran para su vejez".

"Esto es un supuesto nunca comprobado. El país donde hay más ahorro en el mundo es la China y es un país donde no hay ahorro forzoso", apuntó Mendoza.

¿CUÁL ES SU PROPUESTA?

De forma alternativa a la apuesta de las -cuya rentabilidad, desde el 2000, supera en más de cuatro veces la rentabilidad de los fondos que administran- ellos proponen la incorporación de un sistema de pensiones similar al de Estados Unidos, que elimine el ahorro forzoso como tradicionalmente conocemos, y que permita que el ciudadano elija su instrumento de ahorro.

"El primer elemento de nuestra reforma es que se eliminen los aportes obligatorios. Eso no quiere decir que  se eliminen las cuentas individuales porque son inalienables. Si las empresas privadas son eficientes van a seguir administrando eso, además que se abre la competencia para que otros operadores puedan administrar esos fondos si las personas lo creen adecuado", explicó Mendoza.

En esa línea Seminario agregó que la propuesta pretende cambiar el método de recolección -basado en salarios- por uno basado en impuestos.

"[Ahí] tenemos otra ventaja: el aparato tributario basado en salarios depende de la demografia. Entonces, cuando las sociedades envejecen tienden a tener déficit. Si lo cambiamos a impuestos directos (como IGV) no hay ese problema", acotó. 

Además, ambos manifestaron que con estos cambios se podría implementar una pensión mínima de carácter solidario para atender circunstancias inesperadadas en los aportantes, como accidentes, invalidez, entre otros. Esta pensión sería financiada por el Estado también a través de impuestos y no por planilla.

Estas propuestas podrán ser debatidas el jueves en la casa de estudios durante la presentación del informe "Sistema Previsional del Perú: diagnóstico 1996-2013, proyecciones 2014-2050 y reforma", que iniciará a las ocho de la mañana.