Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Perú

COES: demanda de energía crecería menos por demoras en proyectos mineros

El BCR estima que el sector minería e hidrocarburos ya no crecerá 3,2%, sino 2,2%. Mientras que la SNMPE prevé que la inversión en minería no alcanzará US$6.000 millones, como asegura el Minem

Minería

Minería

Del éxtasis al desencanto. La incertidumbre en torno al desarrollo de Tía María (Arequipa), pese al auspicioso otorgamiento de su licencia de construcción, ha ocasionado que los agentes económicos revalúen sus proyecciones económicas para el 2019. 

Así, el BCR estima que el sector minería e hidrocarburos ya no crecerá 3,2%, sino 2,2%. Mientras que la SNMPE y Compañía de Minas Buenaventura prevén que la inversión en minería no alcanzará US$6.000 millones, como asegura el Ministerio de Energía y Minas (Minem), sino US$5.600 millones o menos. 

En esa misma línea, el Comité de Operación Económica del Sistema Interconectado (COES) alerta que la demanda eléctrica podría crecer menos de lo esperado en los próximos años (menos de 5% anual), debido a la oposición social a Tía María y a la ausencia de otros megaproyectos.  

Plomo baja en la sesión pero se encamina a avance semanal por recortes de producción
Minería impulsa base tributaria en el país
CCL: Quedan por ejecutar cuatro proyectos mineros por US$ 1.402 millones

“El elemento determinante es el desarrollo de la minería”, afirma su presidente César Butrón.

GENERACIÓN EFICIENTE
Dado este escenario pesimista, el COES visualiza que la sobreoferta de generación eficiente (hidroeléctrica y a gas natural) no se acabará en el 2022, como se estimaba hasta hace poco, sino en el 2024 o 2025. 

Eso significa que no urgirá encender permanentemente las centrales a diésel del nodo del sur (Ilo y Mollendo) a partir del 2022. 

En vez de ello, el Gobierno tendría más holgura para llevar el gas natural a ambas centrales –para su conversión energética– y evitar así, que los precios de la electricidad se disparen (hasta 20 veces) por el uso intensivo del diésel, caro y contaminante.  

“El gas debería llegar al sur por ducto o barco, a más tardar, en el 2026. Ese es el tiempo que el Gobierno tendría para hacer funcionar el nodo con gas natural barato”, señala Butrón. 

Advierte, sin embargo, que si la demanda eléctrica creciera por el desarrollo de nuevas minas (escenario optimista) haría falta construir más centrales solares y eólicas en el sur, que “se instalan rápido (dos años)”.

DÉFICIT DE MEGAPROYECTOS
Pero, ¿qué probabilidades hay de que salgan adelante más megaproyectos mineros, que son los que mueven la aguja del PBI (0,5 a 1 punto porcentuales)? 

Miguel Cardozo, presidente de Alturas Minerals, apunta que el destino de Tía María es lo que va a marcar el rumbo de la inversión minera por los próximos años.  

“Tía María es el punto clave. Pero, hay que esperar el mensaje de 28 de Julio para saber qué propondrá el Gobierno, pues los mensajes anteriores han estado orientados a la reforma política y judicial, pero no al crecimiento económico”, sostiene. 

La situación, según Carlos Diez Canseco, presidente de Andina Consultoría y ex gerente general de la SNMPE, comienza a pintar preocupante, pues muchos inversionistas que pensaban apostar por el Perú estarían reevaluando sus planes.  

“Ojalá no ocurra, pero lo más probable es que muchos proyectos se estén postergando”, señala.

Según el Minem, había seis proyectos mineros programados para iniciar construcción este año. De ellos, solo se ha verificado el desarrollo de uno: la ampliación de Santa María (US$110 millones).

Otro ha sido cancelado: la optimización de Lagunas Norte (US$640 millones). Y los otros cuatro, incluyendo a Tía María (US$1.400 millones), esperan por la denominada licencia social o financiamiento.

Para el 2020, según el Minem, hay programados tres proyectos que podrían igualar el impacto de Tía María: Pampa de Pongo (US$2.200 millones), Zafranal (US$1.157 millones) y Yanacocha Sulfuros (US$2.200 millones).

Sin embargo, el único con fecha más o menos confirmada de inicio de construcción es Yanacocha Sulfuros.

Pampa de Pongo, por lo que se sabe, enfrenta el ‘deadline’ de su EIA en enero del 2020, mientras que Zafranal no solo se halla en proceso de venta por parte de su operador, Teck, sino que aún no termina de elaborar su EIA, según el Senace.

“La verdad, es que allí paramos de contar. No veo otro proyecto minero grande que pueda mover el PBI de manera importante”, señala Cardozo. Toda una ironía, habida cuenta de que el Perú ostenta una cartera de US$59.000 millones en proyectos que, por lo visto, avanzan muy poco.

Tags Relacionados:

Tía María

Minería

BCR

Minem


Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ