De enero a marzo, Sunafil realizó un total de 18.532 inspecciones laborales. (Foto: GEC)
De enero a marzo, Sunafil realizó un total de 18.532 inspecciones laborales. (Foto: GEC)
Redacción EC

La Superintendencia Nacional de Fiscalización Laboral (Sunafil) realizó en el primer trimestre de este año 18.532 inspecciones a empresas, principalmente en remuneraciones (7.403) y planillas o registros que la sustituyan (6.307), informó EY Perú.

Según información del Boletín Estadístico del I Trimestre 2022 de Sunafil, remuneraciones también figuró como una de las materias más multadas en este periodo (3.706), seguido de jornada, horario de trabajo y descansos remunerados (3.038).

MIRA | Mincetur designa a Miguel Palomino de la Gala como viceministro de Comercio Exterior

Del total de inspecciones realizadas, el 68% fueron ejecutadas a partir de una denuncia y el 32% por operativos. Entre los sectores con más inspecciones finalizadas por denuncias figuraron: inmobiliarias empresariales y alquileres, comercio al por mayor y menor, transportes y almacenamiento, e industrias manufactureras.

En esa línea, las intendencias que realizaron mayor cantidad de inspecciones por denuncias fueron Lima Metropolitana, Piura, Callao, La Libertad y Arequipa.

MIRA | ¿Por qué subió el precio de las viviendas en 17,7% en Lima Metropolitana?

“Es importante prevenir para evitar sanciones durante las inspecciones laborales. Siempre es fundamental que la empresa evalúe si efectivamente está cumpliendo con las normas laborales, apoyándose en un equipo interno o un asesor externo, a fin de subsanar cualquier falta”, explicó Jaime Cuzquén, Associate Partner del Área Laboral de EY Perú.

En ese sentido, Cuzquén precisó que una de las consecuencias de estas inspecciones laborales con hallazgos negativos podría ser la imposición de multas, las cuales pueden ascender a S/ 241.638 dependiendo del tipo de infracción y el número de trabajadores afectados, además de otras sanciones como el cierre temporal del área de una unidad económica y la paralización o prohibición de trabajos o tareas.

El experto recordó que una inspección laboral es un servicio público que realiza el Estado a través de la Sunafil con el objetivo de vigilar el cumplimiento de las normas legales, contractuales de tipo laboral y de seguridad y salud en el trabajo, así como de exigir las responsabilidades administrativas que procedan e imponer sanciones.

MIRA | Confiep reclamará ante la OIT por modificaciones a ley de relaciones colectivas

Estas intervenciones pueden realizarse en distintos ambientes, tales como centros de trabajo, vehículos en los que se ejecute el trabajo (camiones, buques, aviones, etc.), aeropuertos, puertos o puntos de salida o destinos relacionados a viajes de migraciones laborales, entidades que brinden servicios de tercerización, y domicilios en los que presten servicios los trabajadores del hogar.

Campaña de fiscalización

Además, resaltó que desde fines de agosto podría comenzar una intensa campaña de fiscalización en materia de tercerización de servicios y en materia de libertad sindical.

“Mientras más conozca la empresa sobre el procedimiento de inspección laboral y sobre sus derechos en el mismo, podrá navegar el proceso de mejor manera. Por ello, es fundamental contar con una preparación previa y asesoría especializada”, puntualizó.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más