Hasta marzo, las teleconsultas solo eran posibles si un médico atendía a distancia a un paciente acompañado de un profesional de la salud, Con la nueva regulación, el paciente puede recibir teorientación y el telemonitoreo en su casa. (Foto: Essalud)
Hasta marzo, las teleconsultas solo eran posibles si un médico atendía a distancia a un paciente acompañado de un profesional de la salud, Con la nueva regulación, el paciente puede recibir teorientación y el telemonitoreo en su casa. (Foto: Essalud)
Claudia Guevara

Teletrabajo, teleeducación y telemedicina. Parecen conceptos sacados de una novela futurista. Pero no es así. La pandemia nos está obligando a acercarnos cada vez más a la tecnología. Si bien la telemedicina existe desde la década de 1960 debido a su uso militar y espacial en Estados Unidos, esta herramienta hoy está cada vez más al alcance de todos.

Pero, ¿qué es telemedicina? Según la Organización Mundial de la Salud es la atención, el diagnóstico y tratamiento médico con ayuda de las comunicaciones interactivas de sonido, imágenes y datos.

Antes de la emergencia sanitaria causada por el COVID-19, en el Perú su uso era restringido, a pesar de que la situación geográfica y social de nuestro país muchas veces exigía atenciones a distnacia. A raíz de esa problemática, los doctores Christian Rivera y Karen Salirrosas, crearon la plataforma Smart Doctor en el 2018, basada en la teleconsulta. La aplicación brinda atención médica de manera remota a través de un dispositivo electrónico con acceso a internet. A través del chat de la app, el paciente se comunica con un doctor, le describe los síntomas de su enfermedad y el médico le recomienda qué hacer, qué medicinas tomar o si es necesario ir al hospital.

Smart Doctor, la aplicación para telemedicina está disponible por el momento solo para Android.
Smart Doctor, la aplicación para telemedicina está disponible por el momento solo para Android.

En medio de la pandemia, el Ministerio de Salud solicitó al equipo de Smart Doctor unir esta plataforma a su línea de ayuda. Ahora, ambas entidades, junto a la Asociación Nacional de Laboratorios Farmacéuticos (Alafarpe), se han unido para ser el primer filtro en la detección de coronavirus en la población.

Antes del COVID

La aplicación inició sus operaciones en Lima con atenciones a domicilio para poblaciones vulnerables: personas con discapacidad o adultos mayores. También, incluyeron pediatras. “Así estuvimos trabajando durante un tiempo, pero nos dimos cuenta que nuestro alcance no era el que esperábamos. Nosotros buscábamos democratizar el acceso a una buena atención médica”, dice Christian Rivera, CEO de Smart Doctor.

Por eso, con sus colegas, Rivera logró armar una mayor red de 500 médicos, quienes se comprometieron a atender mediante la app a distintos lugares del país. Sin embargo, aún había un problema, algunas personas no podían costear la tarifa social de diez soles por la consulta.

“Decidimos buscar partners —cuenta Rivera— para que nos ayuden. Tocamos las puertas de empresas para proponerles que incluyan a Smart Doctor dentro de sus seguros”. Varias compañías aceptaron y la aplicación pudo ser mejorada y las atenciones fueron mayores, hasta que llegó la crisis por el coronavirus y el aislamiento social.

El equipo creador de Smart Doctor, encabezado por los doctores Christian Rivera y Karen Salirrosas.
El equipo creador de Smart Doctor, encabezado por los doctores Christian Rivera y Karen Salirrosas.

Es el turno del gobierno

El 13 de abril pasado, Alafarpe, el Ministerio de Salud y Smart Doctor acordaron unir la aplicación para el combate de la pandemia. El Minsa se comprometió a capacitar a 1.200 médicos voluntarios para que atiendan en la app, Alafarpe entró como sponsor y Smart Doctor brindó la tecnología.

La aplicación empezó a atender de manera gratuita y pasó a ser un canal de descarte rápido de COVID-19. Sin embargo, eso no significó el abandono de otros pacientes. Más bien se ha establecido un telemonitoreo para seguir tanto a los pacientes de coronavirus como de enfermedades crónicas. A través de la aplicación, se les manda un cuestionario diario a las personas, y según sus resultados, pasan a ser supervisados por un doctor que se comunica por videollamada con el paciente para recomendarle qué hacer.

Según Ángela Flores, directora ejecutiva de Alafarpe, se ha tenido cuidado, además, en la selección del personal médico que atiende a través de la app. Gracias a el convenio, se pudo reclutar a los mejores profesionales. “Esta herramienta —agrega— nos ayuda a geolocalizar a la población covid y saber si están siguiendo el tratamiento. Detectarlos a tiempo ayuda en la toma de decisiones”.

Algoritmo inteligente

Para los próximos meses, cuando se espera pasen los efectos de la pandemia, los creadores de Smart Doctor están trabajando en un algoritmo de inteligencia artificial para mejorar la atención a través de la app. Esperan que según lo declarado por el paciente, el algoritmo pueda determinar si este debe conversar con el médico vía chat o llamada. Así —dicen— será utilizará con mayor eficiencia el recurso humano.

“Tenemos planeado sacar esta opción para junio, porque el algoritmo no solo depende del desarrollo de la tecnología, sino también de la información de los pacientes. Mientras más data recolectemos, el algoritmo se volverá más inteligente”, explica Rivera.

La siguiente meta será colocar a Smart Doctor ‘presencialmente’ en provincias. ¿Cómo? El plan es implementar dispositivos móviles con acceso a internet dentro de municipalidades, farmacias, colegios, etc, para que la población pueda comunicarse con un doctor sin tener que esperar por una consulta en el hospital.

La telemedicina al parecer ha llegado para quedarse entre nosotros. Este es otro efecto de una pandemia que ya está cambiando nuestras vidas.

MÁS INFORMACIÓN

-Se puede descargar la App Minsa SD desde el Play Store, por ahora solo disponible en Android.

-El paciente busca la especialidad que necesita luego completa un formulario en el que explica su estado de salud.

-Luego pasa a un chat de teleconsulta en el que un médico responderá sus dudas.

-Al final debe calificar la App.