Santos Porras y Edvan Ríos publicaron numerosas denuncias no solo sobre Vladimir Cerrón, sino también sobre sus directores y funcionarios de confianza.
Santos Porras y Edvan Ríos publicaron numerosas denuncias no solo sobre Vladimir Cerrón, sino también sobre sus directores y funcionarios de confianza.
Giovanna Castañeda Palomino

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

“Bomba artesanal contra la casa de un periodista que abordaba casos de corrupción vinculada a la gestión de un gobernador regional”. De esa manera, en diciembre del 2013, la organización internacional , la y el emitieron una alerta de lo que ocurría en el Perú. El epicentro era Junín. El punto de ataque fue la casa del periodista Edvan Ríos Chanca. La autoridad regional era , el líder y fundador de , el partido que postula a la presidencia a .

Estos fueron los hechos que ocurrieron durante la primera gestión del exgobernador, quien en el ideario de Perú Libre (PL) señala que no se debe “confundir libertad de prensa con impunidad”.

La explosión

Se bajaron los vidrios, sillas, mesas, casas aledañas”, recuerda una fuente cercana al caso, y videos a los que accedió El Comercio así lo confirman. Hasta llegó la Dirección contra el Terrorismo (Dircote) de la policía. Sin embargo, el hecho quedó ahí. Cuando este Diario preguntó si Ríos sabía de quién venía, solo hubo una respuesta: “Obvio, no tenía ni un enemigo más”.

En ese entonces Ríos acababa de dejar la redacción del diario “Correo” de Huancayo. Meses antes de la explosión, el periodista cometió “un error”, como señaló una fuente a este Diario. Uno de los casos más fuertes que había investigado era sobre los pagos de coimas en la Dirección Regional de Transportes para otorgar brevetes. Tomó la decisión de denunciarlo ante la fiscalía con nombre propio y se inició el proceso. Cuando Ríos dejó el periódico, ocurrió el atentado. “Esperaron a que no tenga respaldo ni medio ni nada”, indicó la fuente.

Ataque a Edvan Ríos en su casa en Huancayo

Desde que se inició la gestión de Cerrón, Ríos y el periodista Santos Porras publicaron numerosas investigaciones sobre presuntas irregularidades. “Hacían un buen trabajo y habían tocado solo el 5% de los actos de corrupción que se cometían. Era brutal. Ahora me da miedo por ambos”, cuenta un periodista que trabajó con ellos.

Los partidarios de Vladimir Cerrón llegaban a la puerta de “Correo” a atacarlos casi a diario: quemaban llantas, periódicos y tiraban piedras a las ventanas, como se ha podido registrar en videos de esa época. Cuando ambos salían a cubrir, los amenazaban en las calles, según han narrado personas cercanas a ambos periodistas. Incluso, señalaron, cuando iban a la sede del gobierno regional una persona los grababa desde su ingreso hasta su salida. “Era un hostigamiento constante. Una situación bien difícil”, precisaron.

Una de las numerosas notas que publicó Edvan Ríos entre el 2011 y el 2013 en el Diario Correo de Huancayo.
Una de las numerosas notas que publicó Edvan Ríos entre el 2011 y el 2013 en el Diario Correo de Huancayo.

Cada nota publicada, además, era el inicio de un proceso judicial. En total, ambos junto con el entonces director del diario “Correo”, Héctor Mayhuire, acumularon más de una decena de querellas y denuncias por difamación. Solo hubo un proceso que tuvo sentencia desfavorable por una portada emitida en el 2010, antes de que Cerrón asuma, sobre su padre. Los periodistas reconocieron el error en un titular, pero les extrañó que la demanda fuera presentada meses después.

La mayoría de personas que han narrado con detalles esa época vivida pidieron mantener en reserva sus nombres. Uno de ellos, quien fue parte del círculo más cercano del exgobernador, recordó que al líder de PL “no le importaba más que lo endiosen”. “Fue totalmente brutal el impacto contra la prensa que no le favorecía. Ahora la prensa [local] está totalmente secuestrada”, remarcó un exfuncionario de Cerrón.

Un secuestro

Santos Porras era el compañero de Ríos. Entre el 2011 y el 2013, también vivió el hostigamiento constante de la gestión de Cerrón, así como los procesos judiciales que tuvieron que afrontar por sus notas documentadas.

Por ejemplo, hoy sacábamos una denuncia sobre algún tema y al siguiente día salía en portada en ‘La Primera’ de [Martín] Belaunde diciendo lo contrario e insultándonos”, recuerda Porras, quien ahora está alejado del periodismo. Actualmente, por sus presuntos vínculos con Belaunde Lossio y por pertenecer a una organización criminal para ganar obras en Junín.

En setiembre del 2013, poco antes del ataque a Ríos, con quien compartía los créditos de sus destapes, Porras fue secuestrado. En ese entonces, ya no estaba en “Correo” y había fundado un semanario. Ante el IPYS, denunció que fue abordado por dos sujetos que lo subieron a un auto y lo llevaron hasta un descampado. Según su testimonio, logró escapar, pero fue alcanzado y lo arrojaron al río Mantaro. El hecho también fue denunciado con la Defensoría del Pueblo. Le dijeron que, si lo hacía público, iba a detenerse el acoso.

En el 2013, Santos Porras denunció el hecho junto a la Defensoría del Pueblo. (Foto: 10 noticias-Huancayo)
En el 2013, Santos Porras denunció el hecho junto a la Defensoría del Pueblo. (Foto: 10 noticias-Huancayo)

Como era demasiado hostigamiento, secuestrado, tirado al río, seguimiento a mi familia, los del IPYS me dijeron que, si continuaba la amenaza, por mi seguridad debía salir a algún país. Cuando hice la denuncia pública recién paró todo”, dijo.

En diálogo con El Comercio, Adriana León, directora del Área de Libertades Informativas de IPYS, recordó que la situación era “difícil” en una región “que estaba convulsionada” en ese tiempo. “No fue cualquier amenaza, sino un atentado”, señaló. Remarcó que “ven peligrosa” la propuesta de PL. “Nos preocupan los dos candidatos”, sostuvo.

Este Diario buscó los descargos de Cerrón a través de llamadas, WhatsApp y mensajes de texto, pero no hubo respuesta.

Agresión a una regidora opositora

La regidora Lariza Rojas de la provincia de Huancayo sufrió el último miércoles un ataque en la calle. Ella había declarado a dos medios de Lima que en Junín el partido del lápiz no tuvo una votación arrasadora, sino solo el 22%. “Hice un llamado al país para que tome en cuenta por qué el apoyo ha aminorado”, dijo.

Una pareja intentó agredirla y sufrió una herida en la mano, según se pudo ver en un video de Portal Central. “¿Vas a seguir jodiendo? Eres una traidora del partido”, le dijeron.

Rojas fue invitada de PL, pero –indica– se alejó cuando se dio cuenta de que solo tenía que seguir órdenes de la cúpula. Ahora es una de las principales opositoras. “Si das una opinión, salen a denigrarte y todos tienen la banderita de PL. Es una directiva, una orden”, indicó.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR