Alumnos de colegio en San Martín de Porres estudian sin un muro
Redacción EC

Los alumnos del colegio Andrés Bello, ubicado en la urbanización Condevilla en San Martín de Porres, se encuentran expuestos a una serie de peligros luego que una de las paredes del local fuera derrumbada por un cargador frontal el pasado 10 de febrero.

De forma temporal, las autoridades del colegio colocaron unos bloques de triplay y unas carpetas para cubrir el espacio. No obstante, estos pueden ceder en cualquier momento y caerle encima a cualquier alumno.

Además, por estos espacios ingresan roedores y hasta personas de mal vivir para drogarse o tener relaciones sexuales.

Los padres pidieron al Ministerio de Educación levantar el muro cuanto antes para evitar accidentes. El colegio Andrés Bello alberga también a parte de los alumnos del colegio José Granda, que se encuentra en refacción.