Gino Alva Olivera

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

El domingo por la noche, la foto de una ciclovía en se convirtió en un meme: el carril exclusivo para ciclistas del jirón Prolongación La Mar –ya pintado de rojo y señalizado– queda interrumpido abruptamente por una fila de árboles y por la rampa de concreto que permite el acceso de vehículos al policlínico de El Porvenir.

MIRA: guía para nuevos ciclistas: ¿cómo elegir una bicicleta según el uso que se le dará?

El gerente de Desarrollo Urbano de La Victoria, José Pérez, dijo hoy a El Comercio que el expediente técnico contemplaba reubicar los árboles en el parque El Porvenir –a menos de 100 metros del lugar–, pero que no se pudo debido a los reclamos de los residentes de la zona.

“Los vecinos son muy sensibles en ese lugar y no le permitieron al contratista hacer ese trabajo, ese es el motivo por el que aún están ahí esos arbolitos. Los vecinos lo obligaron a que no retire los arbolitos”, señaló.

Pero en una transmisión en video en sus redes sociales, el alcalde de La Victoria, , : “Tenemos árboles en medio de nuestra ciclovía. Para mover un árbol tiene que autorizarlo Lima, eso puede demorar meses. Esto es la burocracia”.

El Comercio consultó a la Municipalidad de Lima sobre esta declaración de Forsyth, pero al cierre de este reportaje no recibimos respuesta.

Según el municipio de La Victoria, los vecinos de la zona no permitir a los obreros retirar los arbustos de la vía. (Foto: Alessandro Currarino/GEC)
Según el municipio de La Victoria, los vecinos de la zona no permitir a los obreros retirar los arbustos de la vía. (Foto: Alessandro Currarino/GEC)

Respecto de la rampa que dificulta aún más el tránsito por la ciclovía, Pérez respondió: “Se construyó de manera eventual por la sencilla razón de que el policlínico tenía que hacer ingresas sus equipos de alta tecnología. Queríamos una rampa de metal, pero el lugar es muy peligroso y las cosas ahí desaparecen”.

La ciclovía forma parte del proyecto “Rehabilitación y mejoramiento de pistas y veredas del Jr. Prolongación Mariscal La Mar”, de acuerdo a una placa con el nombre del alcalde Forsyth colocada en la primera cuadra de la calle. La obra costó a La Victoria cerca de S/4 millones, indicó el gerente de Desarrollo Urbano.


La ciclovía forma parte del proyecto “Rehabilitación y mejoramiento de pistas y veredas del Jr. Prolongación Mariscal La Mar”, que costó a La Victoria cerca de S/4 millones. (Foto: Alessandro Currarino/GEC)
La ciclovía forma parte del proyecto “Rehabilitación y mejoramiento de pistas y veredas del Jr. Prolongación Mariscal La Mar”, que costó a La Victoria cerca de S/4 millones. (Foto: Alessandro Currarino/GEC)

“Los vecinos de Lima, sin importar el distrito en el que viven, tienen derecho a tener obras y servicios públicos que cumplan con los estándares de calidad exigidos; si no, se ha hecho un mal uso de los recursos públicos. Claramente, la Municipalidad de La Victoria muestra un desprecio por sus vecinos al darles esa calidad de obras”, opinó la urbanista y economista Laura Lozada, en entrevista con este Diario.

–Más problemas–

En un recorrido por las ocho cuadras que conforman Prolongación La Mar, El Comercio comprobó que estas no son las únicas deficiencias en la obra de la gestión de Forsyth. Por ejemplo, frente al parque El Porvenir, el carril para ciclistas termina en una vereda sin rampa ni ruta de desvío.

En la cuadra 5 de Prolongación La Mar, el carril de bicicletas termina en una vereda sin rampa ni desvío. (Foto: Alessandro Currarino/GEC)
En la cuadra 5 de Prolongación La Mar, el carril de bicicletas termina en una vereda sin rampa ni desvío. (Foto: Alessandro Currarino/GEC)

Consultado al respecto, el gerente de Desarrollo Urbano de La Victoria expresó: “Todas las observaciones que usted me está haciendo llegar, cuando se forme la comisión de recepción [de la obra], de encontrarse cualquier deficiencia que no esté de acuerdo al expediente técnico, el contratista tendrá que adecuarse”.

Pérez enfatizó que si bien los trabajos “ya han sido culminados al 100%”, aún no han sido recibidos oficialmente por la municipalidad. “Todos esos gastos [para las correcciones] los asume el contratista, si es que esa es la preocupación”, añadió. La rampa –acotó– será retirada “hoy o mañana”.

Por otro lado, en las cuadras 7 y 8 de prolongación La Mar, el carril para bicicletas queda interrumpido parcialmente, en algunos tramos, por jardines colocados en la calzada.

La arquitecta Sasha Chumpitaz explica a este Diario que aquí hay un grave problema de diseño vial. “Usualmente, y es lo correcto, los estacionamientos tienen que tener conexión directa con la calzada, porque hay necesidad de movimiento del vehículo, rango de giro, entre otras cosas. En este caso ocurre todo lo contrario: la ciclovía está en medio de la calzada y los estacionamientos. Este caso es insólito y súper preocupante: es imposible que haya continuidad”.

En las cuadras 8 y 9 de Prolongación La Mar, la ciclovía tiene un ancho de 1.60 m, pero hay tramos en los que tiene 1 m, debido a los jardines. (Foto: Alessandro Currarino/GEC)
En las cuadras 8 y 9 de Prolongación La Mar, la ciclovía tiene un ancho de 1.60 m, pero hay tramos en los que tiene 1 m, debido a los jardines. (Foto: Alessandro Currarino/GEC)

Dos vecinos de la zona relataron a El Comercio que por el lugar no hay tránsito de ciclistas y que pese a sus quejas, la municipalidad continuó la obra. “Ellos creen que somos iletrados, porque esta es una zona populosa. Hemos ido a hablar al municipio, pero no hicieron caso”, indicó una ciudadana que prefirió la reserva de su identidad.

La respuesta del gerente municipal José Pérez fue radical: “El vecino no quiere ciclovía, quiere vivir en desorden, quiere usar ese espacio para lavar sus carros. Esa es la verdad, por eso no quieren modelos constructivos nuevos. La ciclovía no es un capricho nuestro, es una red para Lima que se va a conectar con La Victoria”.

En tres horas este lunes por la mañana, este Diario observó a solo dos ciclistas en el carril de Prolongación La Mar.

Según el funcionario, el número de ciclistas aumentará cuando se complete la refacción de la avenida Bausate y Meza. “Cuando en diciembre terminemos la obra de Bausate y Meza, toda la red se va a complementar. Por eso, ahora usted ve que hay un flujo bajo de bicicletas”, afirmó Pérez.

TE PUEDE INTERESAR