Diego Suárez Bosleman

El miércoles 31 de agosto, aproximadamente a las 5 p.m., ocurrió un accidente de tránsito en el , en el límite de y . Un camión frigorífico trató de ingresar al bypass de la zona; sin embargo, la altura del vehículo era mayor a la permitida en esa vía, lo que generó que este impactara fuertemente con la parte superior de la infraestructura. Se trata del segundo accidente de este tipo ocurrido en menos de una semana en la capital. El Comercio conversó con dos para saber cuáles son los motivos detrás de esta clase de choques.

LEE TAMBIÉN | Estudiar en medio del lodo: aguas servidas ponen en riesgo a alumnos de inicial en SJM

Accidentes recurrentes

“El camión desatendió imprudentemente la señalización que existe en el lugar, la cual indica que solo pueden transitar por ese viaducto vehículos livianos y aquellos que no superen los 3,20 metros de altura”, comentó a este Diario Martí Reyes, jefe de la central de alerta de Miraflores.

Bomberos, policías y serenos de las municipalidades de Surco y Miraflores acudieron al lugar del accidente. (Foto: Municipalidad de Miraflores)
Bomberos, policías y serenos de las municipalidades de Surco y Miraflores acudieron al lugar del accidente. (Foto: Municipalidad de Miraflores)

El impacto generó daños irreparables para el vehículo, pues su tolva quedó totalmente destrozada. El conductor fue llevado a un centro médico para ser evaluado, pero no presentaba lesiones. Alrededor de las 9 p.m., el tránsito en la zona ya fluía con normalidad. No obstante, la (Emape) -entidad encargada de la vía- está evaluando la parte del viaducto que recibió el choque para determinar si hay o no afectación en la infraestructura.

LEE TAMBIÉN: Licencia de conducir electrónica: conoce AQUÍ sus ventajas y cómo tramitarlo en minutos vía web

“Los costos de los posibles daño en el bypass ya serán notificados a la persona o a la empresa, dependiendo de la evaluación de Emape”, declaró Reyes, quien recalcó que cuadras antes del inicio del viaducto, tanto en el lado de Surco como el de Miraflores, se encuentra la señalización respectiva, lo cual fue corroborado por este Diario.

Desafortunadamente, no se trata de un hecho aislado, el 25 de agosto, un camión grúa que transportaba media docena de vehículos quedó atascado debajo del puente Balta, en el Cercado de Lima, debido a su altura. Y el 20 de julio pasado, en Jesús María, un microbús se atoró en la parte baja del puente La Marina, por el mismo motivo.

En la imagen se observa la señalización instalada cuadras antes del viaducto del óvalo Higuereta. (Foto: Diego Suárez Bosleman)
En la imagen se observa la señalización instalada cuadras antes del viaducto del óvalo Higuereta. (Foto: Diego Suárez Bosleman)

Si bien la imprudencia es un factor primordial en estos accidentes, Franklin Barreto, exjefe de Investigación de Delitos de Tránsito de la Policía Nacional, suma algunos más. Uno de ellos es la falta de una señalización adecuada. Él explica que estas señales no solo deben estar colocadas en la base de los puentes, sino varios metros o cuadras antes, para darle la oportunidad al conductor de salir de la vía si su vehículo es muy alto.

LEE TAMBIÉN: Metropolitano: estos son los desvíos que aplicarán los buses alimentadores por obras de ampliación

Luis Vera Barandiarán, presidente de la Comisión de Transportes del Consejo Departamental de Lima del Colegio de Ingenieros del Perú, concuerda con Barreto y señala que son muchísimos los puentes que carecen de una señalización adecuada.

Un segundo factor, indican ambos especialistas, está asociado a las propias vías. Y es que al momento de darles mantenimiento se les agrega centímetros extra de pavimento, lo que incrementa su altura. Entonces, se hace más corto el espacio que separa a la pista con la base del puente.

El 25 de agosto, un camión grúa quedó atascado en un puente en el Cercado de Lima.
El 25 de agosto, un camión grúa quedó atascado en un puente en el Cercado de Lima.

Recuerdo mucho el caso del puente Balta o del Ricardo Palma, donde comprobamos que el límite de altura que indicaba la señalización era erróneo, y esto se debía al asfalto que se superpone una y otra vez en la vía, por las labores de mantenimiento. Por lo tanto, el espacio entre la pista y la base del puente se va acortando”, contó Barreto.

Vera Barandiarán opina que otros factores importantes son la tendencia global de producir camiones cada vez más altos y la irregularidad en las infraestructuras viales.

“Los camiones son cada vez más altos, y por eso ya hay puentes de hasta 5,20 metros. No obstante, lo más preocupante es que no hay uniformidad. Por ejemplo, puede haber un puente de 4,50 metros pero más adelante construyen un peaje con una altura de 4,20 metros. Hay muchas irregularidad, no hay una revisión cuidadosa”, detalló.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más