Nuevo viaducto de Armendáriz se abre al tránsito
Nuevo viaducto de Armendáriz se abre al tránsito
Claudia Sovero Delgado

Casi seis meses después de la fecha anunciada por la anterior gestión municipal de Lima, ayer se entregó el , puente elevado que aliviará el flujo vehicular entre los distritos de Miraflores y Barranco, en la Costa Verde.

► 

La construcción de la infraestructura estuvo a cargo de la Empresa Municipal Administradora de Peaje de Lima (Emape). La obra fue inaugurada por el presidente de la República, Martín Vizcarra, y el alcalde de Lima, Jorge Muñoz. Ellos resaltaron la importancia del trabajo en conjunto de ambos sectores para desarrollar grandes proyectos.

“Este viaducto va a aliviar el tránsito en la Costa Verde. Hasta ahora los carros que se desplazaban de norte a sur y necesitaban acceder a Miraflores debían dar vuelta en ‘U’, lo que generaba una tremenda congestión en la zona”, sostuvo el presidente.

El alcalde de Lima indicó que esta obra reducirá en más de 20 minutos la congestión vehicular frecuente en horas punta a la altura de la playa Barranquito. “Siempre se formaba una larga cola de vehículos, justo en la zona de inicio del viaducto, para quienes se dirigían hacia Miraflores”, dijo Muñoz.

Detalles de la obra

El puente elevado presenta una doble vía en sentido de norte a sur. Tiene una longitud de 1,18 kilómetros. Para su realización fueron necesarias 825 toneladas de acero y 5.500 m3 de concreto.
El costo de la infraestructura fue superior a los S/58 millones.

El alcalde de Lima detalló que de esa suma S/52 millones provinieron del Ejecutivo y el resto del municipio de Lima.

Esta obra es uno de los proyectos incluidos en el plan de mejoramiento vial con miras a los Juegos Panamericanos y Parapanamericanos Lima 2019. “La motivación ha sido hacer esta obra para los Juegos, pero la idea es que esto sea parte del legado para todos los ciudadanos”, sostuvo el alcalde.

En setiembre del año pasado, fecha en la que se iniciaron los trabajos, el entonces gerente de Infraestructura de Emape, Carlos Bringas, indicó que la obra sería entregada “para diciembre próximo, antes de la temporada de verano”.

Sin embargo, la gestión de Luis Castañeda culminó y no se cumplió lo ofrecido.

Respecto a los retrasos, Muñoz señaló que cuando asumió el cargo, en enero de este año, encontró que los trabajos tenían poco más del 30% de avance. “Lo encontramos con retraso. Nosotros hemos hecho más de dos tercios de la obra y la estamos entregando en el plazo que se había estipulado desde el momento”, puntualizó.