"Somos un país donde el libro es invisible socialmente"
"Somos un país donde el libro es invisible socialmente"
Redacción EC

GONZALO ARCASI MARIÑO ()

¿Cómo nació el proyecto Libromóvil?

Siempre he postulado que somos un país donde el libro es invisible socialmente. Si queremos ser una potencia intelectual como lo somos en la gastronomía, necesitamos tener acceso al libro así como a la comida. Álvaro Lasso, el editor de Estruendomudo, tenía una obsesión parecida a la mía y desde hace más de un año quería lanzar este proyecto con la Municipalidad de Lima.  A la iniciativa también se unió Goster, Carlos Heeren, Alvaro Chang Say y Adrián Carranza. Con un gran trabajo en equipo formamos .

¿Cuál es el objetivo de la campaña?

Nuestro gran sueño, al menos el mío, es tener ciudades donde la gente no solamente se relama para comprar anticuchos en las calles, sino también se ilusione con la idea de comprar un libro en espacios públicos.

Algo que he notado es que los precios de los libros son asequibles…

Como escritor, padezco en carne propia la piratería. Prefiero no quedarme con la supuesta alabanza de ser promocionado por el pirata. Por ello, he planteado una salida para que la formalidad gane terreno. En este caso, el acceso al libro físicamente y también económicamente. Muchos de ellos cuestan en promedio entre S/. 10 y S/. 20.

Entonces la campaña también está luchando contra la piratería…

Así es. Si hay algo que tiene la piratería o la hace poderosa, de alguna forma, es que está a tu alcance cuando estás en la calle y sobre todo es barata. Nuestra propuesta invita a que el público pueda comprar libros formales, con buena literatura y a un precio que se acerca mucho al de un libro pirata.

Otra manera de impulsar a la lectura es cuando te recomiendan un libro…

Nuestros vendedores son gente que saben de literatura. Son una curiosa mezcla entre un amante de las letras y un promotor.  Es una persona que ha leído mucha literatura y te puede recomendar un buen libro. Es un perfil muy difícil de conseguir. 

La mayoría de los libros que tienen en Libromóvil son de editoriales independientes…

Sí, en un 70%. Nuestra estructura al ser pequeña nos hace también modular. Eso nos permite manejar precios cómodos sin tanta burocracia que puede suceder con distribuidoras grandes. Con ello, podemos ofrecer libros de editoriales independientes que no tienen bocas de salida o acceso quioscos o librerías grandes.

¿Qué editoriales están apoyando? 

Por ahora, Cascahuesos, Independientes, Paracaídas, Animal de invierno, Caja negra, SM, Estruendomudo, Bizarro ediciones, Planeta, La travesía, Ciudad editorial. Somos una miniferia de editoriales independientes en cuatro ruedas.

El jueves inaugurarán su primer módulo en el pasaje Santa Rosa, frente a la Galería Pancho Fierro a las 11 a.m. pero ¿en qué otros puntos de la ciudad los puede ubicar el público? 

Tenemos licencia para cuatro puntos. Por el momento, estamos empezando con un módulo, pero en un corto plazo abriremos los otros tres. Los puntos de Libromóvil estarán en las afueras del Parque de la Exposición (en la tercera semana de mayo), Parque de la Reserva  y Alameda Chabuca Granda.

¿Hasta cuándo seguirán con la campaña?

Nos quedaremos hasta que la ciudad quiera que estemos. Quisiéramos que esto se multiplique. Ojalá en el futuro celebremos la apertura de 40 o 50 puestos de Libromóvil en todas nuestras ciudades.