El Puericultorio Pérez Araníbar protege a 250 menores
El Puericultorio Pérez Araníbar protege a 250 menores
Redacción EC

El Puericultorio Pérez Araníbar, que alberga y protege a niños abandonados, está ubicado en la sexta cuadra de la avenida del Ejército, en Magdalena. El complejo, de estilo neoclásico, fue diseñado, en parte, por el arquitecto Rafael Marquina desde 1917. La construcción recién fue inaugurada el 30 de mayo de 1930.

El doctor Augusto Pérez Araníbar, ex director de la Sociedad de Beneficencia Pública de Lima, mandó a construir el puericultorio en un terreno de 14 hectáreas para albergar a unos 1.200 niños y niñas. Hoy, este centro atiende a unos 250 menores, desde lactantes hasta los 17 años.

Según la guía de arquitectura y paisaje “Lima y el Callao”, el puericultorio fue construido con materiales tradicionales como el adobe, quincha y yeso debido a la falta de recursos económicos. El centro de menores tiene vista al Océano Pacífico y, en sus primeros días, estuvo bastante alejado de la ciudad.

“El primer conjunto está formado por dos edificios y un edificio central con dos anexos. Éstos conforman un patio monumental central y dos laterales. [El puericultorio tiene] un desarrollo simétrico y homogéneo”, refiere la guía de arquitectura.

El actual director del puericultorio, Carlos Canacho, señaló a El Comercio que la beneficencia evalúa convertir parte de este centro en un museo. El albergue se mantiene con los recursos que recauda la beneficencia y cuenta con profesores, médicos y psicólogos para la atención de los niños.

Asimismo, unas 50 damas de la asociación de apoyan en los trabajos lúdicos y educativos. Este grupo cumplió esta semana 15 años de labor.