Fue a Rebagliati con dolor en cuello y terminó con traqueotomía

El día después de Navidad, Genoveva Torres acudió al con un fuerte dolor en el cuello. Tres días después, en los cuales la hinchazón que tenía bajo la mandíbula siguió creciendo, los médicos recién la operaron y le aplicaron una traqueotomía. Esto, según la familia de la paciente, fue productos de una presunta negligencia de parte del personal médico.

"Después de la evaluación decidieron llevársela al área de observación y la han dejado en la misma cama 3 días esperando que la inflamación, que apenas era visible, se expanda a toda la zona del cuello, llegando a impedirle abrir la boca más de medio centímetro", comentó Cristel Ramos, la hija de la paciente.

Genoveva, hasta la fecha, sigue recuperándose de la infección. Su hija asegura que todavía se pueden ver restos de materia a pesar de la cirugía y que los médicos nunca los atendieron adecuadamente.

"Cada vez que preguntaba qué le estaban dando, decían que esa información era confidencial y no me quería actualizar sobre lo que pasaba con ella", añadió.

Según Cristel, los médicos pudieron haber detenido la infección a tiempo para evitar que se inflame al punto de requerir una traqueotomía.

- Niegan acusaciones -

En respuesta a estas denuncias, el jefe del Servicio de Cirugía de Cabeza y Cuerpo, Dr. Segundo Marín, aseguró que los doctores siguieron todos los protocolos adecuados.

"Se le dio el tratamiento respectivo, los antibióticos correspondientes como en cualquier parte del mundo. Se investigó, se ha hecho su diagnóstico y recién después se le pasa a sala", aseguró, precisando que a Genoveva se le detectó un abceso para-faringeo.