Redacción EC

En las 263 hectáreas que ocupan los Pantanos de Villa, en Chorrillos, habitan 203 especies de aves. Muchas de ellas migran por temporadas desde los Andes del Perú. Otras llegan desde Chile, Argentina e incluso desde América del Norte.

Además, en estos humedales viven catorce especies de peces, doce de reptiles, dos de anfibios, y unas cien de insectos.

Por su biodiversidad, en 1989, el Ministerio de Agricultura catalogó a los pantanos como una zona reservada. Y en el 2006, con el fin de contribuir a la conservación de su flora y fauna, se le dio rango de ‘refugio de vida silvestre’.

Por eso cada año el Sernanp se esfuerza en conservarlo y descontaminar tanto el área protegida como el área de amortiguamiento. Alrededor de los humedales se recoge unas 144 toneladas de basura al año.

Cada año se recogen 144 tonelads de basura y desmonte en las inmediaciones de los Pantanos de Villa (Foto: Hugo Pérez).
Cada año se recogen 144 tonelads de basura y desmonte en las inmediaciones de los Pantanos de Villa (Foto: Hugo Pérez).
Cada año se recogen 144 tonelads de basura y desmonte en las inmediaciones de los Pantanos de Villa (Foto: Hugo Pérez).
Cada año se recogen 144 tonelads de basura y desmonte en las inmediaciones de los Pantanos de Villa (Foto: Hugo Pérez).
Cada año se recogen 144 toneladas de desmonte y basura cerca de los Pantanos de Villa (Foto: Alessandro Currarino).
Cada año se recogen 144 toneladas de desmonte y basura cerca de los Pantanos de Villa (Foto: Alessandro Currarino).

Lea también...