La venta de chips móviles en la vía pública está prohibida. (Foto: Osiptel)
La venta de chips móviles en la vía pública está prohibida. (Foto: Osiptel)
Redacción EC

El adquirir un chip de telefonía móvil en la calle y entregar la huella digital a un desconocido representa un riesgo en muchos aspectos, ya que él podrá acceder a información personal, advirtió el Organismo Supervisor de Inversión Privada en Telecomunicaciones ().

MIRA: Panamericana Sur: reportan congestión vehicular por volcadura de camión en el Km 56.5

La entidad indicó que la venta ambulatoria de chips vulnera los derechos de los usuarios al no ofrecer ninguna garantía de lo adquirido, pues no hay manera de certificar que se sigan los protocolos necesarios para la contratación de una línea móvil.

Además, el proceso de compra imposibilita al usuario a recibir información clara, detallada y actualizada de lo que está adquiriendo. Incluso, la rapidez de la operación –por ser ejecutada en plena vía pública– no permite comprobar las características del servicio que están ofreciendo en la contratación.

MIRA: Trasplantes de órganos y tejidos: Minsa alerta que estafadores solicitan dinero para compra de insumos

No obstante, el mayor riesgo es exponer los datos personales a través de un huellero biométrico portátil cuando se contrata un servicio de telefonía de manera ambulatoria.

Entregar tu huella digital es como entregar tu DNI a un desconocido y, al hacerlo, abres la puerta para que se cometan diversos ilícitos”, señaló el presidente ejecutivo del Osiptel, Rafael Muente Schwarz.

Un mal vendedor puede activar otras líneas con la huella digital de la víctima y venderlas a personas que no quiere ser identificadas, pudiendo ser empleadas para extorsiones, contrataciones fraudulentas, tramites no consentidos (portaciones y migraciones), así como para compras no consentidas de equipos de alta gama, entre otros ilícitos”, precisó.

MIRA: Viruela del mono en Perú: número de casos confirmados se eleva a 1724

La venta de chips móviles en la vía pública está prohibida, pues, de acuerdo con las normas vigentes, la contratación de servicios móviles a través de distribuidores se realiza solo en puntos de venta con dirección específica, y que se encuentren previamente reportados por las empresas operadoras a Osiptel.

Por ello, la entidad lanzó la campaña #YoNoComproChipCallejero, que busca concientizar a la ciudadanía sobre los peligros de contratar un servicio de telefonía móvil prepago o postpago en la vía pública.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más