Martín Vizcarra, la ex ministra de Salud Pilar Mazzetti y la ex cancller Elizabeth Astete figuran en la lista de las personas que recibieron la vacuna de Sinopharm fuera de los ensayos clínicos.
Martín Vizcarra, la ex ministra de Salud Pilar Mazzetti y la ex cancller Elizabeth Astete figuran en la lista de las personas que recibieron la vacuna de Sinopharm fuera de los ensayos clínicos.
Gladys Pereyra Colchado

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Casi dos meses después de que estallara el escándalo por el ‘’, que implicó el retiro de las cabezas del Ministerio de Salud (Minsa) en pleno inicio de la contra el , la comisión del Congreso encargada de investigar el caso aprobó su informe final, el cual concluye que hubo una “estrategia de favorecimiento al laboratorio ”, presuntamente dirigido desde el Minsa con colaboración de funcionarios de la Cancillería.

El grupo de trabajo, encabezado por el congresista Otto Guibovich (Acción Popular), recomienda por ello denunciar ante la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales al expresidente Martín Vizcarra, a la exministra de Salud Pilar Mazzetti Soler y a la exministra de Relaciones Exteriores Esther Elizabeth Astete por los presuntos delitos de negociación incompatible, colusión, entro otros. Además, sindica a otros diez exfuncionarios del Minsa y Cancillería por los mismos delitos.

LEE TAMBIÉN: Coronavirus Perú: Voluntarios de Sinopharm y el camino legal para que sean vacunados

El informe de 178 páginas, al que El Comercio tuvo acceso, fue aprobado el pasado 5 de abril y señala que el presunto favorecimiento se evidencia “mediante eventos que no tuvieron equivalencia para los otros ensayos clínicos fase III” que se desarrollan en el país.

Este Diario se comunicó con Guibovich, quien adelantó que el informe será presentado hoy ante el pleno para su evaluación y evitó dar detalles sobre las conclusiones del mismo. “He hecho el trabajo y me toca exponer, todo lo que se haga [con el documento] ya depende del pleno”, dijo vía telefónica. La transmisión en vivo del debate puede verse en

LEE TAMBIÉN: Vacunagate: el informe final de la comisión investigadora sobre vacunación irregular contra el COVID-19

LOS HALLAZGOS

La vacunación irregular de funcionarios del Minsa y Cancillería, de sus familiares, allegados y otras personas ajenas al ensayo clínico de fase III se hizo público apenas una semana después de la llegada del primer lote de dosis de Sinopharm. El primer caso que se conoció fue el del expresidente Martín Vizcarra, quien reconoció el 11 de febrero que se había vacunado en octubre del 2020, pero dijo que lo hizo como voluntario. La Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH), patrocinadora del estudio, desmintió dicha versión. Luego sería la excanciller Elizabeth Astete quien confirmaría que recibió la primera dosis en enero de este año. Finalmente, el 15 de febrero, el presidente Francisco Sagasti informó que eran aproximadamente 400 personas involucradas en el caso, entre ellas la exministra Pilar Mazzetti.

Martín Vizcarra y Pilar Mazzetti recibieron dosis de la vacuna de Sinopharm que habían llegado al país como parte del ensayo clínico en la UPCH. (Foto: GEC)
Martín Vizcarra y Pilar Mazzetti recibieron dosis de la vacuna de Sinopharm que habían llegado al país como parte del ensayo clínico en la UPCH. (Foto: GEC)

La Comisión Multipartidaria, instalada el 18 de febrero, concluye en su informe final que el presunto favorecimiento al laboratorio chino se evidenciaría con la sucesiva modificación de los protocolos del ensayo clínico, a pedido de la UPCH, “sin mayor escrutinio sobre su impacto en el ensayo mismo, ni en sus fines utilitarios”, en que el Instituto Nacional de Salud (INS) y el Comité de Ética aprobaran un protocolo de ensayo “irregular que contenía una cláusula de negociación comercial futura con Sinopharm” y que Digemid emitiera autorizaciones cuando los productos ya estaban en ruta a Perú. Sobre el tercer punto, la comisión califica de irregular que el embarque de las dosis para el estudio se realizara un día antes de que de importación. Dicho documento fue firmado por Sofía Patricia Salas Pumacayo, quien luego recibió la vacuna. “Los procedimientos administrativos relacionados con el EC 051-20 [nomenclatura del ensayo clínico] se llevaron a cabo con una rapidez inusual, en tiempos fuera de los normales, como puede observarse en la aprobación del propio ensayo clínico (01 día) y la autorización de importación por parte de Digemid (menos de 24 horas); sin embargo en los otros ensayos clínicos fase III, que se realizan en el Perú, las autorizaciones demoraron en las mismas instancias hasta un mes para obtener la autorización.”, indica el informe.

LEE TAMBIÉN: Carlos Castillo afirma que lista de personas a vacunar fue elaborada por dos asistentes del exviceministro Suárez Ognio

La cláusula comercial que mencionan, según la Comisión, condicionaba el resultado del ensayo clínico, a la compra de las vacunas de Sinopharm una vez verificada la eficacia de las vacunas. Por ello, consideran que se trata de una situación antiética y sin precedentes que demostraría “que el ensayo clínico tenía como propósito ulterior, la adquisición direccionada de las vacunas Sinopharm por parte del estado peruano”.

Representantes del Minsa y de China se reunieron en setiembre pasado para recibir las dosis que se usarían en el ensayo clínico en la UPCH. Se supo que además ingresó un lote con vacunas experimentales para personal extra.
Representantes del Minsa y de China se reunieron en setiembre pasado para recibir las dosis que se usarían en el ensayo clínico en la UPCH. Se supo que además ingresó un lote con vacunas experimentales para personal extra.

El informe también cuestiona que en la recepción de la delegación de Sinopharm participaran el entonces canciller Mario López y la exministra Pilar Mazzetti. “Situación única e irrepetible con otros laboratorios”, indican.

LEE TAMBIÉN: Los argumentos del informe que busca inhabilitarlo por 10 años

PEDIDO Y DISTRIBUCIÓN DE LAS DOSIS

La segunda conclusión de la Comisión es que, desde el 7 de agosto, tanto Mazzetti, como el ex jefe del INS, César Cabezas, la entonces directora de Digemid, Carmen Ponce, y Mario López Chávarri tenían el conocimiento que Sinopharm había ofrecido una cantidad de vacunas de emergencia para inmunizar al personal del proyecto.

Lo que revela el informe final es que el laboratorio chino ofreció entregar vacunas gratuitas para miembros del estudio y que los investigadores peruanos solicitaron que fueran solo 800 dosis para 400 personas del proyecto (200 para UPCH y 200 para UNMSM). Sin embargo, a decir de los investigadores – señala el informe – “fueron los políticos quienes incrementaron hasta 3.200”. El Minsa y Cancillería finalmente solicitaron a Sinopharm 2.000 unidades adicionales a las 800. Para la Comisión, la decisión debió haber tenido la anuencia de Mazzetti y López Chávarri.

“Las 3,200 unidades de dosis adicionales son el resultado de un concierto de voluntades que se produjo con suficiente antelación a su llegada”, indica el documento de la Comisión. Por ello presumen que los funcionarios Carlos Castillo (Minsa), Carmen Teresa Ponce (Digemid) y Arturo Jarama (Cancilleria) habrían cometido el delito de colusión establecido en el Art. 384 del Código Penal.

LEE TAMBIÉN: Vacunagate: comisión identificó a los responsables de coordinar oferta de dosis de vacuna

En total fueron 27.800 dosis de la vacuna que ingresaron al país el 31 de agosto del año pasado con una autorización de “uso exclusivo para investigación” en la UPCH y UNMSM. No tenían registro sanitario que permita su uso fuera el estudio. Del total, se inocularon 23.650 dosis, cuya aplicación se efectúo a 11.982 voluntarios en primera dosis y 11.668 voluntarios en segunda dosis. “Queda claro que no fueron 12.000 voluntarios finalmente”, advierte la Comisión. En este lote también llegaron 3.200 vacunas de emergencia adicionales (también con el rótulo), de ellas 1.200 dosis fueron entregadas a la Embajada China en Perú. “Las 2.000 vacunas de emergencia se emplearon discrecionalmente, favoreciendo a personas allegadas al poder y a investigadores encargados del ensayo clínico, sin que éstos tuvieran la calidad de voluntarios, lo que significó la inoculación de vacunas de emergencia sin registro sanitario”, indica el informe.

El doctor Germán Málaga fue destituido de su cargo de investigador principal del ensayo clínico en la Universidad Peruana Cayetano Heredia. (Foto: Joel Alonzo/GEC)
El doctor Germán Málaga fue destituido de su cargo de investigador principal del ensayo clínico en la Universidad Peruana Cayetano Heredia. (Foto: Joel Alonzo/GEC)

Otro punto que advierte la comisión es que ocho miembros de la Comisión Multisectorial creada para la compra de vacunas, establecida el 11 de agosto a través de R.S. Nº 079-2020-RE, también recibieron las dosis de Sinopharm. El Comercio informó en febrero que entre los que , director de Ciencia y Tecnología de la cancillería, que incluyó a su esposa, su cuñado y su suegra, y el médico cirujano Carlos Castillo Solórzano.

LEE TAMBIÉN: “Vacunagate”: comisión reveló dónde fueron vacunados Martín Vizcarra y Pilar Mazzetti

RESPONSABLES Y DENUNCIAS

El informe final califica a Germán Málaga, exinvestigador principal del ensayo clínico, como responsable directo de la administración de dosis a Vizcarra, ex ministros de Estado, funcionarios, familiares amigos, etc, “sin reportar a nadie de sus actos, poniendo en riesgo un importante estudio en medio de una pandemia que cuesta miles de vidas, violando así, la Constitución Política del Perú y las leyes”.

La comisión concluye que 116 servidores públicos y 354 personas particulares, que en algunos casos eran familiares, amigos, colaboradores y allegados de los servidores públicos, recibieron la vacuna de emergencia de Sinopharm, incluyendo altos funcionarios del Estado.

LEE TAMBIÉN: Francisco Sagasti ratifica que no dio el consentimiento para la vacunación de Astete

Sobre el INS, indican que no cumplió sus funciones y que la UPCH tampoco cumplió sus responsabilidades y “colaboró de manera directa, en la comisión de varios actos irregulares cometidos por altos funcionarios públicos”, violando los principios de integridad científica de Concytec.

En cuanto a los delitos presuntamente cometidos, la Comisión señala que Vizcarra, Mazzetti y Astete habrían incurrido en negociación incompatible en modalidad de aprovechamiento indebido del cargo y colusión. Al exmandatario también se le agrega cohecho pasivo impropio y falsa declaración en procedimiento administrativo.

Altos funcionariosPresuntos delitos según comisión investigadora
Martín VizcarraNegociación incompatible - aprovechamiento indebido del cargoColusiónCohecho pasivo impropioFalsa declaración en procedimiento administrativo
Pilar MazzettiNegociación incompatible - aprovechamiento indebido del cargoColusión
Elizabeth AsteteNegociación incompatible - aprovechamiento indebido del cargoColusión
Mario López ChávarriColusión

Asimismo, se sindica a diez exfuncionarios del Minsa y de Cancillería como presuntos autores de negociación incompatible o aprovechamiento indebido del cargo y colusión. Entre ellos se encuentran el , el ex viceministro Vícto Bocangel, el exjefe del INS César Cabezas, la ex jefa de Digemid Carmen Ponce, Patricia Salas, Carlos Castillo, entre otros.

Otros funcionariosPresuntos delitos según comisión investigadora
Luis Suárez Ognio (ex Minsa)Negociación incompatible - aprovechamiento indebido del cargo
Víctor Bocangel (ex Minsa)Negociación incompatible - aprovechamiento indebido del cargo
César Cabezas (ex INS)Negociación incompatible - aprovechamiento indebido del cargoColusión
Carmen Ponce (ex Digemid)Negociación incompatible - aprovechamiento indebido del cargo
Sofía Salas Pumacayo (ex Digemid)Negociación incompatible - aprovechamiento indebido del cargo
Carlos Castillo Solórzano (ex Minsa)Negociación incompatible - aprovechamiento indebido del cargo
Jorge Arturo Jarama (ex Cancillería)Negociación incompatible - aprovechamiento indebido del cargoColusión
Luis Quesada Incháustegui (embajador peruano en China)Negociación incompatible - aprovechamiento indebido del cargoColusión
Gladys Ramírez Prada (ex Minsa)Negociación incompatible - aprovechamiento indebido del cargo
Whashington Toledo (ex Minsa)Negociación incompatible - aprovechamiento indebido del cargo

En cuanto a personas ajenas a la función pública, relacionados con la participación de la UPCH en el ensayo clínico, la Comisión menciona los presuntos delitos de colusión y negociación incompatible. Así como la inhabilitación.

Miembros del ensayo clínicoPresunto delito según comisión investigadora
Germán Málaga (UPCH)Colusión
Alejandro Bussalleu (UPCH)Negociación incompatible - aprovechamiento indebido del cargoColusión
Héctor Hugo García (UPCH)Negociación incompatible - aprovechamiento indebido del cargoColusión
José Eduardo Gotuzzo (UPCH)Negociación incompatible - aprovechamiento indebido del cargo

Por todo ello se recomienda denunciar ante la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales a Martín Vizcarra, Elizabeth Astete y Pilar Mazzetti Soler por la presunta comisión de delitos de negociación incompatible, colusión, entre otros.

Se indica que, de aprobarse en el Pleno, el informe sería remitido al Ministerio Público para que investigue y determine responsabilidades de los funcionarios públicos y de quienes sin ser voluntarios se inocularon las vacunas de emergencia.

LEE TAMBIÉN: “Vacunagate” | ¿Cómo queda la ciencia peruana tras la suspensión de la UPCH como centro de estudios clínicos?

Asimismo, recomiendan que el INS reestructure el Comité de Ética para ensayos clínicos y que la Sunedu reciba el informe final para evaluar responsabilidades de la UPCH.

Lo que no corrobra el informe final son las declaraciones de Astete, vacunada el 22 de enero, sobre el presunto conocimiento de Sagasti, Mazzetti y Bermúdez en su vacunación.

Tampoco se determinó el uso de las 1.200 dosis que fueron a la Embajada china en Perú. Dicha embajada cuenta con 42 funcionarios diplomáticos y familiares de nacionalidad china, de los cuales 9 están en su país de origen.

Otro punto que menciona la Comisión Investigadora es que la compra de las vacunas de Sinopharm tuvo un costo adquisición “considerablemente mayor al de otros laboratorios”. Sin embargo, no brindan montos ni detalles comparativos.

Hoy, inicialmente desde las 2 p.m. y luego reprogramado a las 4p.m., la Mesa Directiva del ha convocado a una sesión plenaria para debatir el informe final, de carácter reservado y confidencial, elaborado por la comisión presidida por Guibovich. La investigación parlamentaria se ha realizado en paralelo a las pesquisas que iniciaron en la Fiscalía de la Nación, la Fiscalía Especializada en Corrupción de Funcionarios de Lima Norte y la Contraloría.

TE PUEDE INTERESAR