Redacción EC

Cuando fue , era de menor tamaño, pesaba unos 5 kilos e inspiraba ternura como todo felino cachorro. Pero ya con nueve meses de vida y 70 kilos, el primer tigre blanco nacido en cautiverio en el Perú ha dejado los biberones por la carne y espera ser trasladado a un nuevo espacio de exhibición.

El nuevo hogar de Sumac, la cría hembra, estará listo dentro de 20 a 40 días en el . Tras seis meses de construcción y un avance del 70%, el espacio ya está en los últimos acabados. Contará con un dormidero, bebedero, una catarata, laguna artificial, jardín, una malla de seguridad en el techo y vidrios templados para que los visitantes se deleiten con el animal, cuya especie se encuentra en peligro de extinción.

En ese lugar y gracias al espacio colindante y separado por rejas, Súmac tendrá los primeros contactos con su madre Clarita, de quien fue separada a los tres días de nacida porque esta era primeriza y no tenía mucha leche para alimentar a su cachorra. También reconocerá olores y estará cerca de su padre Yunga.

CRIANZA ARTIFICIAL
La veterinaria Catalina Hermoza explicó a El Comercio que ‘Sumac’ no fue criada con sus padres porque, según la especie, ya no había vínculo materno. Además, el padre no suele tener relación filial con sus cachorros.

“El hermano de ella murió. Ella estaba muy atrasadita, pequeña, débil. Se optó por cuidarla a mano, que es la opción cuando se maneja animales en cautiverio para asegurar su supervivencia”, detalló sobre la crianza artificial del tigre hembra, que actualmente se encuentra en un amplio espacio provisional, en donde además se le introduce a su dieta natural y recibe para que no se estrese.

“Ahora está comiendo una vez al día, como los felinos grandes”, agrega Hermoza. Detalla además que el nuevo espacio para Súmac cuenta con mejores condiciones para los manejos veterinarios menos invasivos.

Iván Orbegoso, jefe de Marketing del zoológico, informó que el hogar para Súmac tiene una inversión de aproximadamente 100 mil soles donados por su padrino, el empresario Luis Miguel Ciccia.