Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Arte

Jaume Nualart: "A Google no le interesa servirte mejor, sino venderte cosas"

El especialista catalán estuvo en el MALI para dictar un taller sobre visualización de datos, un mundo mucho más diverso al que nos venden las grandes multinacionales del Internet

MALI

Licenciado en Química, Nualart tiene además un doctorado en Información y Comunicación por la Universidad de Barcelona y en Comunicación por la Universidad de Canberra, en Australia.

Lo trajo a Lima la exposición “Redes de vanguardia: Amauta y América Latina, 1926-1930”, inaugurada originalmente en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía de Madrid y que hoy acoge el Museo de Arte de Lima. En efecto, el catalán Jaume Nualart Vilaplana, programador de software libre, es el responsable de la visualización de datos del Archivo José Carlos Mariátegui (www.mariategui.org), tanto de la fundamental colección de revistas Amauta como la correspondencia del fundamental ensayista.

En el Museo de Arte de Lima, el experto catalán dictó esta semana el taller “Dibujando archivos”, dedicado al análisis y la visualización de datos, la interacción entre personas y computadoras, así como la archivística digital y la lingüística computacional, y al que asistieron artistas, archivistas, documentalistas, programadores, estadísticos y diseñadores. Licenciado en Química, Nualart tiene además un doctorado en Información y Comunicación por la Universidad de Barcelona y en Comunicación por la Universidad de Canberra, en Australia. Actualmente es profesor colaborador en la Universitat Oberta de Catalunya–UOC y ha trabajado, junto con el equipo del Archivo Mariátegui, en la aplicación al repositorio de tecnologías semánticas y de visualización de datos.

MALI

Archivo Mariátegui. Plataforma web, consultada en Febrero, 2019. Visualización de datos de la sección “Temas tratados en la correspondencia, año 1929”

“Un archivo es una cosa variada, como una enorme biblioteca. De ella, podemos sacar colecciones más pequeñas, estableciendo diferentes criterios, desde los más concretos a los más abstractos”, explica. De esta forma, cualquier usuario puede descubrir, a vuelo de pájaro, toda la colección, planteada a la manera de un mapa que articula todos los intereses de Mariátegui. Una verdadera red de complejos nodos y conexiones.

-La primera pregunta es obvia: ¿Qué es la visualización de datos?
Cualquier herramienta visual (interactiva o no) que sirva para entender datos, ya sean en video, imagen, texto o audio. Si tengo una biblioteca dedicada al arte. ¿Cómo puede la tecnología ayudarme a encontrar determinados cuadros dentro de toda esa información? Hay dos niveles para visualizarla: como un todo, y como subconjuntos. Así, lo que tardaríamos días en encontrar, pues tendríamos que leer todos los libros de la biblioteca, aparecería en tres segundos.
Las personas nos hemos acostumbrado a interactuar con la computadora según el diseño ya instalado por empresas como Microsoft o Apple.

MALI

Archivo Mariátegui. Plataforma web, consultada en Febrero, 2019. Visualización de datos de la sección “Remitentes y destinarios”

-¿Cuánto nos limita esta realidad a la hora de imaginar otras posibilidades para visualizar datos?
Totalmente. Microsoft y Apple deciden cómo pensamos. Yo soy usuario y activista del conocimiento libre. Todo lo que sabemos lo recibimos del mundo, libremente. Y por ello no tienes derecho a guardarlo. Eso, llevado a la tecnología, es como hacer libros o música sin copyright para que otro haga lo que quiera con esa producción. Igual pasa con los sistemas operativos y los softwares de esos sistemas. Por ejemplo, yo uso Linux desde el año 2000, y no volví a usar Windows ni Apple nunca más.

MALI

Amauta. Revista, portadas de los números 10 (1927) y 17 (1928). Archivo José Carlos Mariátegui

-¿Cómo nos obligan a pensar? ¿Cuáles serían esos límites impuestos?
Tienen diferentes estrategias. Si hablamos de Microsoft y Apple, para hablar de los dos grandes, el problema que tienen es que se creen tan buenos que deciden diseñar un sistema para toda la gente. ¡Como si vistiéramos todos iguales! Se trata más bien de proponer que la tecnología esté al servicio de las personas, y no al revés.

-Tu trabajo en el Archivo Mariátegui presentas soluciones visuales basadas en conceptos como el mapa, o las teorías de conjuntos. ¿Por qué crees que estas soluciones tan intuitivas se diferencian tanto de las soluciones que propone Google, por ejemplo?
La forma más tonta de ofrecerte resultados en una búsqueda es a través de una lista de direcciones. Además, no sé por qué me las da en ese orden, pues Google mantiene en secreto su algoritmo. Es como si nosotros tuviéramos un coche capaz de salir volando, pero continuamos moviéndonos a ras del suelo, contaminando además.

Eso es lo que hace Google con su buscador. Es verdad que cuando apareció Google esa forma ya existía con Altavista o Yahoo!, porque en esa época tenía su lógica. Pero hoy día podemos representar resultados de manera visual muchísimo mejor que con un listado. Lo que pasa es que a Google no le interesa servirte mejor, sino venderte cosas. Están al servicio de la empresa que esté detrás. Son conscientes que están en la edad de piedra, pero no harán nada para solucionarlo porque les conviene.

-¿Falta aún mucha imaginación que aplicar en los archivos digitales?
La simplicidad es lo más difícil del mundo. Y simplemente, el mundo de la visualización de archivos, de herramientas para usar archivos, es aún un territorio virgen.

MALI

Nualart ha trabajado junto con el equipo del Archivo Mariátegui en la aplicación al repositorio de tecnologías semánticas y de visualización de datos.

Sepa más
"Redes de vanguardia: Amauta y América Latina, 1926-1930"
Curaduría: Beverly Adams (Blanton Museum of Art de la Universidad de Texas en Austin) y Natalia Majluf (Museo de Arte de Lima)
Lugar: Salas 1 y 2 del MALI
Temporada: Del 21 de junio al 22 de setiembre de 2019


Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ