Conversamos con Dave Gahan, el líder de Depeche Mode
Conversamos con Dave Gahan, el líder de Depeche Mode
Juan Carlos Fangacio

Aún falta casi un año para la segunda visita a Lima de –programada para el 18 de marzo del 2018–, pero su gira mundial comenzó el último viernes en Suecia, donde sorprendieron con un cover de “Heroes” de David Bowie. El Global Spirit Tour promociona su más reciente álbum, “Spirit”, acaso el disco con mayor carga política de su carrera. Al otro lado del teléfono, la voz de barítono de Dave Gahan resulta imponente. El hombre que por décadas le ha cantado al pecado, la depresión, los excesos y la redención, y que en 1996 estuvo virtualmente muerto durante dos minutos por una sobredosis, ahora contesta las preguntas con la serenidad de los años.

—Su primer single ha sido “Where’s the Revolution?”. ¿Dónde está esa revolución?
Esa es una buena pregunta. Yo espero que podamos encontrarla dentro de nosotros mismos. Se trata de un cambio que debe partir de nuestro espíritu. Y actualmente estamos viviendo un momento muy interesante en el mundo para aflorarlo.

—Ya han hablado bastante sobre el contenido político del disco, pero quisiera saber qué han buscado musicalmente. ¿Algo diferente a sus trabajos previos?
Sí, cuando uno hace un nuevo disco, siempre es importante intentar nuevas cosas y muchas veces eso surge de trabajar con nuevas personas. En este álbum, trabajar con James Ford cambió mucho el sentido musical del disco. Él trabaja mucho más rápido y también con muchas performances y espontaneidad. Eso se nota en la producción final.

—Depeche Mode es una banda de culto, pero también una que ha ganado enorme fama. ¿Cómo manejan ambos aspectos?
Es algo con lo que uno tiene que lidiar. Yo he pasado la mayor parte de mi vida haciendo música en el estudio y sobre los escenarios, pero también tengo una vida personal que mantengo en lo privado tanto como puedo. Mi familia es muy importante para mí, creo que no podría hacer nada de esto si no los tuviera a ellos, a mis hijos y mi esposa.

—Mucha gente piensa que la etapa del “Violator” (1990) es la mejor de la banda. ¿Opinas lo mismo? ¿Cómo se sienten actualmente?
Bueno, creo que ahora aceptamos mucho mejor las diferencias entre cada miembro de la banda. De hecho, he llegado a creer que esas diferencias han hecho de Depeche Mode una banda más interesante. Ahora bien, cada álbum es importante en su particular forma. Tenemos 14 discos de estudio y hoy en día tocamos ante más personas que nunca antes. Uno no siempre puede apuntar a un disco específico.

—¿Pero tienes algún favorito en particular?
Es un cuerpo de trabajo completo, pero si tuviera que elegir mi favorito personal –que a veces cambia–, creo que sigue siendo “Songs of Faith and Devotion” (1993).

—¿Qué música escuchas hoy?
Actualmente me gusta mucho el último disco de Nick Cave and the Bad Seeds [“Skeleton Tree”], el de Leonard Cohen [“You Want It Darker”] y Mark Lanegan [“Gargoyle”].

—¿Compartes el entusiasmo actual por el hip hop?
Sí, me gustan algunas cosas, aunque también depende de mi estado de ánimo. Aprecio sobre todo su energía y su ritmo.

—La banda también es muy reconocida por sus intensos shows. Después de tantos años, ¿cómo sostienen eso?
Cada artista tiene su propia manera de expresar lo que es artísticamente. Yo creo que la música y las canciones, la manera en que se sienten, es lo que me mueve. Y cuando estás sobre el escenario es el único momento en que todo ello adquiere verdadero sentido.

—Has pasado por momentos muy difíciles. ¿Cómo estás de salud ahora?
Estoy muy bien, gracias por preguntar. Hace muy pocos días pasé por el hospital para hacer todos los chequeos y todo está marchando correctamente. Estoy muy feliz por eso.

—En el 2010 invitaron a Alan Wilder [ex miembro de Depeche Mode] a tocar con ustedes en vivo. ¿Han pensado en volver a grabar con él?
La verdad es que no. A Alan hay que darle todo el crédito de haber hecho música fantástica con nosotros, pero personas como Peter Gordeno y Christian Eigner ya vienen tocando con nosotros sobre el escenario casi 20 años. Eso es el doble de tiempo del que Alan estuvo con la banda.

—Última pregunta: quizá ni lo recuerdes, pero tras su concierto en Lima del 2009 se armó toda una discusión absurda porque supuestamente dijiste “Thank you, Chile” [gracias, Chile]. ¿Será posible que hayas confundido el lugar donde estabas?
¡No! Creo que hacía un poco de frío y dije “It's chilling” [risas]. Pero no sé, la verdad es que si lo dije, ha sido un error terrible, así que realmente espero que esté todo bien con ustedes allá en el Perú.

MÁS INFORMACIÓN
Lugar: Estadio Nacional (calle José Díaz s/n, Cercado de Lima). Fecha: domingo 18 de marzo del 2018, 9 p.m. Entradas ya a la venta en Teleticket de Wong y Metro.

LEE MÁS EN...

TAGS RELACIONADOS