Angel Hugo Pilares

Cuando un jugador como Lionel Messi, falla en un momento decisivo, todas las otras consideraciones están de más. No importa que su equipo haya vencido 2-0 y haya ganado con soltura a un rival duro. No importa porque desde el punto de penal, Lionel Messi ha permitido que le atajen una pena máxima. Y eso es algo que en otra instancia no se le hubiera perdonado. Porque tiene la condena del elegido: deber ser Messi, Maradona, Kempes y todos los demás.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más