En su carácter de líder histórico de la selección mexicana, el experimentado Rafael Márquez habló con dureza con los miembros implicados en la controversial reunión antes de partir a Rusia 2018. (Foto: EFE)
En su carácter de líder histórico de la selección mexicana, el experimentado Rafael Márquez habló con dureza con los miembros implicados en la controversial reunión antes de partir a Rusia 2018. (Foto: EFE)
Redacción DT

El defensa de la , , debe cumplir ciertas restricciones debido a que es acusado de mover el dinero del tráfico de drogas en América del Norte. El futbolista se encuentra concentrado con su país, pues actualmente disputa el Mundial .

Según el diario "The New York Times", el defensor mexicano estuvo incluido en el 2017 en una lista del Departamento del Tesoro estadounidense por presunto lavado de dinero. Por ello, no puede estar vinculado a ninguna empresa de EE.UU.

Márquez no puede beber la misma agua que sus demás compañeros, pues se teme que pueda aparecer con la marca de alguna botella. Además, tampoco entrena con el mismo uniforme, pues el suyo no tiene a las marcas auspiciadores, solo a la que brinda el uniforme, la cual es alemana.

El mismo medio mencionó que la FIFA recibió la advertencia de que el defensor no podía brindar declaraciones o entrevistas con publicidad al final del encuentro. Incluso, el premio a mejor jugador del partido auspiciado por una conocida marca de cerveza, se le debe evitar brindar.

Cabe señalar que Rafael Márquez ingresó en el encuentro ante la selección de Alemania, disputando así su quinto Mundial con la selección mexicana.