Varios países del mundo están flexibilizando las restricciones que habían impuesto para evitar los contagios de covid-19. El fin del uso del barbijo y la apertura de fronteras son algunas de las nuevas medidas (AP /Frank Augstein).
Varios países del mundo están flexibilizando las restricciones que habían impuesto para evitar los contagios de covid-19. El fin del uso del barbijo y la apertura de fronteras son algunas de las nuevas medidas (AP /Frank Augstein).
La Nación / GDA

Ya son varios países en el mundo los que han comenzado a flexibilizar las restricciones por la pandemia del . Quizás el emblema sea Dinamarca, el primer país de Europa que dejó atrás todas las medidas que habían sido impuestas para evitar la propagación del coronavirus con la intención de volver a la “vida de antes”, al que lo siguieron desde ese mismo continente, pero también -con distintos grados de flexibilidad- desde Oceanía y Estados Unidos.

Gran Bretaña

Un hombre con mascarilla para protegerse del coronavirus camina por una estación del tren subterráneo en Londres, el 27 de enero de 2022. El primer ministro británico Boris Johnson anunció el 9 de febrero que las leyes que requieren que las personas en Inglaterra con COVID-19 se autoaislen serán levantadas en unas semanas, poniendo fin a todas las restricciones nacionales por el coronavirus. (AP Foto/Matt Dunham).
Un hombre con mascarilla para protegerse del coronavirus camina por una estación del tren subterráneo en Londres, el 27 de enero de 2022. El primer ministro británico Boris Johnson anunció el 9 de febrero que las leyes que requieren que las personas en Inglaterra con COVID-19 se autoaislen serán levantadas en unas semanas, poniendo fin a todas las restricciones nacionales por el coronavirus. (AP Foto/Matt Dunham).

El gobierno decidió levantar la obligación de usar barbijos, y el certificado de vacunación contra el coronavirus tampoco será exigido. De a poco, el Reino Unido apuesta en relajar las medidas siguiendo el denominado “Plan B”, que apunta a regresar a la normalidad pre pandemia. El uso de mascarilla será “una cuestión de juicio personal”, explicó un portavoz del gobierno. Eso sí, esta medida que rige en todo el territorio, deja fuera a los lugares abarrotados, espacios cerrados y si es que las personas se encuentran en contacto con desconocidos.

MIRA: El primer país de Europa que da por terminada la pandemia y decide volver a “la vida anterior” al COVID-19

Con respecto a los aislamientos de los contagiados de Covid-19, el primer ministro, Boris Johnson anticipó a finales de febrero pondrá fin a la obligación de mantenerse en cuarentena, según anunció el primer ministro, Boris Johnson. Será el 22 en que se dará más detalle a los ingleses de las nuevas medidas.

España

Quienes también dejan el barbijo atrás son los españoles. A partir de este jueves podrán salir a la calle sin usarlo, aunque deberán volver a él si es que asisten a eventos multitudinarios. También los distintos gobiernos regionales tendrán la potestad de poner sus propias normas frente a aglomeraciones y eventos en los que se agrupe mucha gente.


Donde han ido más allá es en Cataluña: se terminó el cierre forzado de los lugares de ocio nocturno y también las cuarentenas escolares. Este viernes, los catalanes podrán disfrutar de la primera noche de discotecas abiertas, según informa El País, sin límites de aforo ni de horario.

Suecia

Las personas se toman fotos mientras hacen cola afuera del club nocturno KB en Malmoe, Suecia. (JOHAN NILSSON - TT NEWS AGENCY).
Las personas se toman fotos mientras hacen cola afuera del club nocturno KB en Malmoe, Suecia. (JOHAN NILSSON - TT NEWS AGENCY).

El país europeo sin duda fue un ejemplo particular. Desde el inicio de la pandemia optó por no confinar a sus ciudadanos e imponer mínimas restricciones para evitar los contagios de coronavirus. A pesar de aquello, desde ayer, se eliminaron las prohibiciones restantes, y ya no se considera al Covid-19 como un peligro para la sociedad. Bares y restaurantes ya abrieron sus puertas de par en par, sin aforo, y sin pedirle a sus clientes pases de vacunación.

A pesar de que la ómicron pegó con fuerza en Europa a principios de enero, a principios de este mes, Suecia redujo la disponibilidad de obtener pruebas gratuitas para detectar contagios de coronavirus, algo que se detuvo totalmente este miércoles, por tanto, no se sabe la cantidad exacta de casos que hoy tiene el país, algo que sin duda ha generado controversia. “Hemos llegado a un punto en el que el costo y la relevancia de las pruebas ya no son justificables”, argumentó la jefa de la Agencia de Salud Pública de Suecia, Karin Tegmark Wisell.

Estados Unidos

La gente hace fila para recibir los kits de prueba para detectar el COVID-19 mientras se distribuyen en el vecindario del Lower East Side en el distrito de Manhattan de Nueva York, el jueves, 23 de diciembre de 2021. (Craig Ruttle / AP).
La gente hace fila para recibir los kits de prueba para detectar el COVID-19 mientras se distribuyen en el vecindario del Lower East Side en el distrito de Manhattan de Nueva York, el jueves, 23 de diciembre de 2021. (Craig Ruttle / AP).

La realidad en Estados Unidos es dispar, y depende de cada estado. Ayer, Nueva York, se sorprendía a sus ciudadanos con un nuevo anuncio: la ciudad dejará de exigir desde este jueves el uso de barbijos en lugares cerrados, lo que incluye comercios, restaurantes y empresas. Aún así, la restricción seguirá siendo obligatoria en centros educacionales, hogares de adultos mayores y cárceles.

Otros estados con gobiernos demócratas como California, Illinois, Nueva Jersey, Oregon y Rhode Island también anunciaron el fin o la flexibilización del uso de mascarillas, que completaban casi dos años.

En Colorado, las autoridades del Departamento de Salud Pública y Medio Ambiente, eliminaron el requisito de mostrar su pase de vacunación para poder asistir a eventos públicos en lugares cerrados sin asientos que tengan un aforo de más de 500 personas, en los estados de Arapahoe, Adams, Boulder y Jefferson. También en la misma ciudad de Colorado y el condado de Denver.

Cada lugar está tomando sus propias decisiones, mientras el principal asesor médico jefe del presidente Joe Biden, Anthony Fauci, estimó esta semana que las restricciones deberían terminar pronto.

Australia

Pasajeros procedentes de Melbourne son revisados por personal de salud en el aeorpuerto de Sydney el 12 de febrero del 2021. Después de dar el ejemplo en la lucha contra el COVID-19, Australia tiene hoy una de las tasas de infecciones del ómicron más altas del mundo. (AP / Rick Rycroft).
Pasajeros procedentes de Melbourne son revisados por personal de salud en el aeorpuerto de Sydney el 12 de febrero del 2021. Después de dar el ejemplo en la lucha contra el COVID-19, Australia tiene hoy una de las tasas de infecciones del ómicron más altas del mundo. (AP / Rick Rycroft).

El país oceánico va a paso más lento. De hecho volverá a reabrir sus fronteras solo para los turistas que estén completamente vacunados a partir del 21 de febrero. Así lo anunció el primer ministro Scott Morrison, lo que viene a poner fin a una de las restricciones que ha tenido mayor duración y que ha sido una de las más estrictas a nivel mundial debido a la pandemia de covid-19. “Han pasado casi dos años desde que tomamos la decisión de cerrar las fronteras con Australia”, dijo Morrison durante una conferencia de prensa el lunes.

Nueva Zelanda

Este es otro de los países que construyó una gran barrera contra el covid-19, cerrando sus fronteras e imponiendo estrictas medidas. Por ahora, al igual que su vecino, las autoridades anunciaron planes para reabrir sus puertas a los turistas internacionales...pero deben estar vacunados. La diferencia con Australia, es que se presentó un plan de reapertura de cinco pasos, y que las fronteras estarán abiertas para el turismo recién en julio. A su llegada se les exigiría realizar una cuarentena de 10 días. Eso sí, el plan comenzará con los viajeros que viajen desde Australia a finales de este mes.

VIDEO RECOMENDADO

EEUU niega alarmismo sobre tropas rusas en frontera con Ucrania
El secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, negó el lunes que haya "alarmismo" en las advertencias sobre una posible invasión de Rusia contra Ucrania, al recibir en Washington al jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, quien que consideró Europa atraviesa el "momento más peligroso" para su seguridad desde el final de la Guerra Fría.

TE PUEDE INTERESAR