Diferencias entre bomba atómica, de hidrógeno y de neutrones
Diferencias entre bomba atómica, de hidrógeno y de neutrones

El régimen de Corea del Norte, que lidera Kim Jong-un, probó con "total éxito" una bomba de hidrógeno, que puede ser instalada en un misil intercontinental (ICBM), en el que constituye su sexto ensayo atómico y segundo termonuclear.

La bomba experimentada este domingo, que provocó un sismo de intensidad 6,3, según el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS), es cinco veces más potente que la bomba nuclear lanzada sobre la ciudad japonesa de Nagasaki en 1945, conforme a los expertos. 

Las armas de destrucción masiva fueron creadas por investigadores en las décadas del 40 y del 50 que alcanzaron una potencia hasta entonces desconocida. A continuación, las diferencias entre estas temidas armas estratégicas:

► 1) BOMBA ATÓMICA: Robert Oppenheimer es considerado su principal "creador". Los primeros lanzamientos, efectuados el 6 y el 9 de agosto de 1945 en Hiroshima y Nagasaki, fueron de una magnitud tal que pusieron fin a la Segunda Guerra Mundial en Asia.

Las bombas atómicas son fabricadas con plutonio o uranio radioactivo. La reacción en cadena que desata su explosión libera energía en forma de calor, presión y radiación. Puede matar a cientos de miles de personas y devastar superficies enormes en un lapso muy breve de tiempo. La radiación radioactiva genera además daños de salud a largo plazo.

► 2) BOMBA DE HIDRÓGENO: La bomba de hidrógeno fue desarrollada bajo la dirección de Edward Teller en Estados Unidos y detonada por primera vez en 1952 en el océano Pacífico. Su potencia es muy superior a la de una bomba atómica. Libera energía por medio de una fusión de los núcleos de deuterio y de tritio, isótopos del hidrógeno, en helio. Para hacer detonar este tipo de bombas se requieren más de 100 millones de grados. Por eso una bomba de hidrógeno contiene una bomba nuclear que funciona como detonadora.

► 3) BOMBA DE NEUTRONES: Mata a seres vivos sin dañar construcciones y edificios. Así como el efecto de las armas nucleares tradicionales se da fundamentalmente a través de la ola de calor y de presión que generan, estas bombas liberan la mayor cantidad de energía en forma de radiación de neutrones.

Dependiendo de su intensidad, generan la muerte en pocos minutos o en semanas, mientras que las construcciones no sufren ningún tipo de daños.

En el caso de esta bomba, desarrollada por el estadounidense Samuel Cohen en 1958, la presencia posterior de las sustancias es menor: la zona puede ser transitada sin riesgos un día después de la explosión.

Fuente: DPA

LAS ÚLTIMAS NOTICIAS DEL MUNDO