Ecuador: La inmensa solidaridad con las víctimas del terremoto
Ecuador: La inmensa solidaridad con las víctimas del terremoto

“Nuestra solidaridad es más grande que las secuelas del terremoto”, se oye por los altoparlantes de cada plaza ecuatoriana. Apenas uno cruza el distrito de Aguas Verdes en Tumbes, se escucha en los autos, micros y en cada esquina que se habla de la ferocidad del terremoto de , pero también de la inmensidad del corazón humano.

En cada plaza de Huaquillas y Machala, ciudades de Ecuador, se han instalado carpas donde se recolecta ayuda humanitaria para los damnificados por el terremoto del último sábado. Las personas se acercan y dejan botellones de agua, víveres, medicinas, frazadas, ropa y otros enseres que necesitan las zonas afectadas.

Decenas de jóvenes llegan hasta el coliseo de Machala, en Ecuador, a dejar su ayuda para los damnificados.

Toda la ayuda se lleva después al coliseo deportivo de Machala, en la provincia de El Oro, Ecuador. Allí llegan camiones cargados de ayuda que se recolectó en diferentes rincones de la provincia.

El gobernador de El Oro, Carlos Zambrano Landía, le dijo a El Comercio que desde el domingo –cuando se empezó a recolectar apoyo– se han enviado 380 toneladas de ayuda a Manabí, Manta y otras zonas devastadas.

Hasta el momento las zonas afectadas por el terremoto han recibido 380 toneladas de ayuda proveniente de la provincia de El Oro.

Ayuda peruana

Zambrano agradeció la altruista respuesta de todos los ecuatorianos al llamado de su país. Precisó que ya no se necesita tanta ropa, sino más bien víveres no perecibles, como enlatados, botellones de agua, etc. Toda la ayuda es seleccionada en el coliseo de Machala, donde grupos de voluntarios arman kits de alimentos y medicinas para enviarles a los damnificados.

Miembros del Ejército de Ecuador también se sumaron a las labores de preparación de los kits de alimentos y aseo personal que se envía a los damnificados.

“Queremos agradecer en especial a los hermanos peruanos, que nos han ayudado inmensamente. Con este gesto de apoyo incondicional quedó demostrado que las diferencias quedaron en el pasado. Todos estamos unidos. Sabemos que los desastres no avisan, y si en el futuro le tocara a Perú nosotros seremos los primeros en acudir a su ayuda”, dijo Zambrano.

Los vehículos que transportan la ayuda desde Machala hasta la zona del desastre son custodiados por militares y policías, pues el último domingo por la noche un grupo de delincuentes asaltó dos camiones que transportaban ayuda humanitaria desde Guayaquil a Manabí. “Queremos evitar asaltos y asegurar que la ayuda llegue a los afectados”, dijo una vocera de la Gobernación de El Oro.  

Los jóvenes ecuatorianos arman cadenas humanas para avanzar en la tarea de recopilar toda la ayuda humanitaria que llega al coliseo de Machala.

Asimismo, se informó que debido al terremoto en Ecuador la Prefectura de El Oro decidió suspender las celebraciones por el 132 aniversario de su emancipación política. Ahora las autoridades están abocadas a reunir toda la ayuda humanitaria posible para enviarla hasta la zona afectada por el terremoto.

Los jóvenes humanitarios

Decenas de jóvenes trabajan día y noche en el coliseo deportivo de Machala, armando kits de alimentos y de aseo personal.  Así lo comprobó este Diario, que viajó hasta dicha zona, donde se concentra la ayuda humanitaria.

La ayuda humanitaria es enviada, luego, en camiones custodiados por miembros del Ejército y de la Policía ecuatoriana.

Los jóvenes voluntarios pertenecen a diferentes universidades de Guayaquil y de Machala. Además de ellos participan miembros de la Fuerzas Armadas, del Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES), y de diversas instituciones cuyo único afán es solidarizarse con los afectados por el terremoto del último sábado.

Cabe destacar que en Tumbes y Piura también se viene recolectando ayuda humanitaria que será enviada hasta Machala en los próximos días, informaron las autoridades de esas regiones. En colegios, plazas y postas médicas se recolectan víveres y ropa para los hermanos de Ecuador.