El número de muertos por el terremoto del pasado sábado en se elevó a 654, informó el presidente del país, . Autoridades indicaron que aún hay 58 desaparecidos.

En su tradicional informe semanal de labores, Correa indicó que han atendido a 12.492 personas que resultaron heridas en el terremoto, uno de los más fuertes de la historia del país andino.

Un total de 113 personas fueron rescatadas con vida y 26.091 están albergadas desde que se produjo la sacudida de magnitud 7,8 en la escala de Richter, que afectó principalmente a la zona norte de la costa del país.

En su portal de internet, la Secretaría Nacional de Gestión de Riesgo informa que hay 6.998 inmuebles destruidos y 2.740 afectados, y precisa que 281 escuelas también han quedado afectadas.

 


(Youtube/Associated Press)

 

El Ejecutivo ecuatoriano ha declarado en situación de emergencia a las provincias de Esmeraldas, Manabí, Santo Domingo de los Tsáchilas, Guayas, Santa Elena y Los Ríos, y en estado de excepción a todo el territorio nacional.

Junto con las labores de rescate de sobrevivientes y víctimas, el Gobierno ha impulsado los trabajos para la restitución de servicios básicos para mejorar las condiciones de vida de los afectados.

Más de 20 países de todo el mundo han enviado ayuda humanitaria a Ecuador, que ha incluido a más de mil especialistas en labores de rescate de víctimas y atención a los damnificados.

- Servicios básicos -

Tras centrar la prioridad en las labores de rescate de sobrevivientes y víctimas, avanza ahora la restitución de servicios básicos para mejorar las condiciones de vida de los afectados.

Las autoridades indicaron que las centrales hidroeléctricas del país no han resultado dañadas a consecuencia del terremoto, en la costa norte de Ecuador, uno de los más fuertes de la historia del país andino.

Según la Secretaría de Comunicación, en las ciudades de Manta y Portoviejo, el servicio eléctrico está restituido en un 82 % y 90 %, respectivamente.

La provincia de Manabí cuenta actualmente con el 79 % de servicio concentrado en la zona urbana de Manta, Portoviejo, Bolívar, Pichincha, Santa Ana, Sucre (Bahía), Puerto López, Jaramijó, El Carmen, Montecristi, San Vicente, Calceta, Tosagua, Chone, Rocafuerte y Jipijapa, indicó.

En las provincias de Los Ríos, se restableció el servicio en un 95 %; en Santo Domingo en 95%; en Esmeraldas, "con más de mil kilómetros de redes de medio y bajo voltaje con daños", en más del 98 %, detalla.

El restablecimiento del servicio de telecomunicaciones también avanza en zonas afectadas.

- Más de 700 réplicas -

Desde la noche del sábado cuando un terremoto azotó la costa ecuatoriana, se han sucedido más de 700 réplicas, algunas de las cuales han superado los 6 grados.

La noche del jueves se produjeron dos fuertes réplicas de 6,0 y 5,8 de magnitud, según el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS) cerca del epicentro del terremoto del fin de semana, pero no se reportaron daños ni fallecidos.

"Las réplicas pueden continuaran por días, semanas, o incluso meses", dijo el Instituto Geofísico de Ecuador en un comunicado.

- "Huele a muerte" -

A medida que pasan los días, crece la angustia de los sobrevivientes por hallar a sus familiares, mientras entre los rescatistas la esperanza de encontrar vida se reduce.

En el puerto de Manta, unos 180 km al sur y también muy golpeado por el sismo, una brigada de bomberos rebusca entre los escombros de lo que fue una ferretería en el barrio de Tarqui.


Rescatistas en la ciudad de Manta.

Rescatistas en Ecuador retiran cadáver de un edificio devastado por el terremoto de 7,8 grados en la ciudad de Manta. (Foto: AFP)

"Aquí huele a muerte, a pesar de la pintura", exclama uno de ellos, con la cara oculta bajo una máscara blanca y gafas grandes.

De hecho, el olor a cadáver en descomposición flota por todas partes en esta zona comercial, situada en primera línea de mar y donde no queda ni un edificio intacto.

- En busca de liquidez -

Ante este panorama, Ecuador anunció drásticas medidas económicas para paliar los efectos del potente sismo de hace cuatro días y ya piensa en la larga y costosa reconstrucción de las zonas afectadas.

El sismo, el peor desde 1979 con más de 570 muertos y 5.000 heridos, inicialmente destruyó unos 800 edificios, afectó 600 edificaciones, dañó numerosas carreteras e hizo colapsar infraestructuras en zonas turísticas, un duro golpe para este país dolarizado y severamente azotado por la caída del precio del petróleo.

Para paliar la situación, el presidente Rafael Correa, que calculó los daños en 3.000 millones de dólares, "dos o tres puntos del PIB", anunció el miércoles el aumento de dos puntos del IVA (de 12% a 14%) durante un año y aportes salariales obligatorios de un día de sueldo por cada mil dólares mensuales de salario.

Estas medidas se suman a inminentes alzas de impuestos, entre otros a la cerveza y a los cigarrillos, que están por aprobarse en la Asamblea Nacional, en un país con grandes necesidades de financiamiento y que además debe afrontar millonarios vencimientos de deuda en 2016.

Fuente: Agencias

MÁS NOTICIAS INTERNACIONALES