Joao Maia es fotógrafo de los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro 2016, pero hay un detalle: es ciego. A través del lente de su cámara, ha logrado captar impresionantes imágenes que ya están dando que hablar.

►Los Paralímpicos de Río en la lente de un fotógrafo casi ciego

"No necesito ver para fotografiar, tengo los ojos del corazón", afirmó Joao en tono poético. Y no le falta razón. Basta ver el trabajo de este brasileño.

El salto con que la francesa Marie-Amélie le Fur rompió el récord mundial y se coronó campeona en el estadio olímpico de Río 2016 lo retrató con la perfección de los grandes: su expresión al caer en la arena que estalla y hace un arco en perfecta armonía.

Joao tiene 41 años y perdió la visión a los 28 por una uveítis, una enfermedad inflamatoria del ojo. En un año se apagó la luz, aunque explica que percibe bultos y algunos colores si están cerca.

Fue así como el hasta entonces cartero de Sao Paulo aprendió a usar el bastón de ciego, tomó algunas clases de braille y abrazó el sueño de la fotografía.

"La fotografía es sensibilidad, creo que es maravilloso poder mostrar cómo percibo el mundo, cómo lo 'veo', cómo lo siento, lo percibo", relató.

Maia asegura que recibe el calor y el respeto de sus colegas de la prensa y afirma que muchos fotógrafos le han dicho estos días que él les "cambió la visión" acerca de su profesión.

En Río 2016, usa una cámara profesional, pero se sirve apenas de un lente de 50 milímetros, la distancia focal que, según los fotógrafos, es más parecida a la visión humana, ya que no puede costearse los caros teleobjetivos que usan sus colegas de profesión.

Dentro de la fotografía, lo que más le gusta es captar imágenes de deportes con más movimiento y, en especial, el atletismo, un deporte al que él se dedicó después de quedarse ciego.

Maia probó las disciplinas de lanzamiento de jabalina, disco y peso e incluso se inscribió en las pruebas clasificatorias de los Juegos Paralímpicos de Río 2016, pero no logró alcanzar los índices necesarios.

►Juegos Paralímpicos: Baten récord de asistentes en Río

A raíz de su participación en los Paralímpicos, João se ha convertido en una celebridad en Brasil y en especial en el mundo de la fotografía.

Antes de Río 2016 tenía unos cientos de seguidores en su cuenta de Instagram y ahora pasa de 5.000; también perdió la cuenta de las entrevistas que ha concedido.

Espera que todo este reconocimiento se traduzca en llamadas telefónicas una vez que acabe el evento deportivo, para conseguir empleo relacionado con la profesión que ama.

Fuente: Agencias

ESTE VIDEO TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR...


Los Paralímpicos de Río en la lente de un fotógrafo casi ciego


LAS ÚLTIMAS NOTICIAS DEL MUNDO

TAGS RELACIONADOS