La gente huye del lugar de las explosiones de bombas contra un hospital militar en Kabul, Afganistán, el 2 de noviembre de 2021. (EFE / EPA / STRINGER).
La gente huye del lugar de las explosiones de bombas contra un hospital militar en Kabul, Afganistán, el 2 de noviembre de 2021. (EFE / EPA / STRINGER).
Agencia AFP

Un ataque con explosivos contra el mayor hospital militar de dejó al menos 19 fallecidos y 50 heridos en Kabul, donde los talibanes enfrentan una serie de mortíferas acciones del grupo yihadista rival Estado Islámico.

“El ataque fue iniciado por un terrorista suicida en una motocicleta, que se inmoló en la entrada del hospital”, dijo un responsable talibán que no quiso revelar su identidad. Luego ingresaron hombres armados, agregó.

MIRA: Talibanes matan a tres personas por poner música en una boda

“Diecinueve cadáveres y alrededor de 50 personas heridas han sido llevados a hospitales de Kabul”, señaló de su lado a AFP un responsable sanitario, que prefirió no ser identificado.

Estas explosiones son el último episodio de una mortífera serie de ataques en el país desde la llegada al poder a mediados de agosto de los talibanes, enfrentados con la rama local del Estado Islámico.

La acción de este martes todavía no ha sido reivindicada por ningún grupo.

Desde dentro del hospital, una fuente médica narró los hechos ocurridos a la AFP.

“Escuchamos una fuerte explosión a la altura del primer control del hospital. Nos dijeron que fuéramos a habitaciones seguras. También escuché disparos”, dijo.

MIRA: Terror en Afganistán: los talibanes decapitaron a una jugadora de voleibol

“Todavía puedo escuchar disparos de arma dentro del edificio del hospital. Creo que los atacantes están yendo habitación por habitación, como la primera vez que fue atacado”, añadió.

Este recinto, que trata a soldados heridos de los talibanes y las fuerzas de seguridad del gobierno derrocado, había sido previamente asaltado en 2017 por hombres armados vestidos de personal médico que mató a decenas de personas.

Durante horas, los asaltantes fueron habitación por habitación disparando a los pacientes o apuñalándolos cuando se quedaban sin munición. La acción fue reivindicado por el EI, aunque algunos supervivientes apuntaron a los talibanes.

Humo negro y sirenas

Aunque ambos son grupos sunitas radicales, el Estado Islámico y los talibanes están enfrentados por la estrategia a seguir en Afganistán.

La rama local del grupo yihadista, el Estado Islámico del Khorasan (EI-K), ha reivindicado cuatro atentados masivos en Afganistán desde el 15 de agosto, incluido el ataque contra el aeropuerto de Kabul durante la evacuación masiva lanzada por las potencias accidentales y explosiones en mezquitas chiitas.

El grupo también se responsabilizó del último ataque a la capital afgana, el 3 de octubre, cuando al menos 5 personas murieron en una explosión ocurrida cerca de la mezquita Id Gah.

La primera explosión de este martes tuvo lugar sobre las 13H00 (08H30 GMT) locales. Las imágenes publicadas en redes sociales mostraban humo negro subiendo hacia el cielo tras las detonaciones.

Qari Saeed Khosty, portavoz del ministerio de Interior, dijo que las fuerzas especiales de los talibanes acudieron al lugar para proteger la zona después de que “una bomba” estallara.

Periodistas de la AFP vieron a guerrilleros talibanes precipitándose hacia el lugar en transporte blindado y furgonetas.

Las calles alrededor de la fuertemente protegida “Zona Verde”, donde se ubicaban las antiguas sedes de embajadas occidentales, estaban cerradas al tráfico y los talibanes estaban realizando operaciones de búsqueda.

El ruido de sirenas resonaba en la zona a medida que las ambulancias acudían rápidamente al lugar. En el cielo, dos helicópteros sobrevolaban la ciudad.

_________________________________

VIDEO RECOMENDADO

Talibanes se apoderan del armamento y equipos enviados por EE.UU. al ejército afgano
Los talibanes se hicieron de grandes cantidades de armamento, equipos y municiones de las fuerzas armadas afganas, la mayoría enviadas por Estados Unidos en los últimos 20 años.

TE PUEDE INTERESAR

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más