Los agentes de la policía antidisturbios de Indonesia llevan a un colega herido durante un enfrentamiento con estudiantes fuera del edificio del Parlamento en Yakarta. (EFE / EPA / MAST IRHAM).
Los agentes de la policía antidisturbios de Indonesia llevan a un colega herido durante un enfrentamiento con estudiantes fuera del edificio del Parlamento en Yakarta. (EFE / EPA / MAST IRHAM). / MAST IRHAM
Redacción EC

policía usó este lunes gases lacrimógenos en Yakarta y en varias ciudades de contra manifestantes que denunciaban varios controvertidos proyectos de ley, en unas protestas que empezaron la semana pasada.

Al menos dos estudiantes murieron y cientos resultaron heridos durante estas movilizaciones, algunas de las cuales terminaron en disturbios.

Las protestas estallaron en este archipiélago del sudeste asiático el 23 de setiembre.

El lunes, en la capital indonesia, se desplegaron unos 26.000 policías y militares con vehículos blindados. Varios miles de estudiantes con pancartas se manifestaban cerca del Parlamento, protegido con alambradas, según periodistas de la AFP.

Se produjeron algunos enfrentamientos entre los manifestantes que lanzaban piedras y las fuerzas de seguridad, que respondían con gases lacrimógenos.

Indonesia: graves enfrentamientos en manifestaciones contra polémicos proyectos de ley. (EFE/EPA/MAST IRHAM).
Indonesia: graves enfrentamientos en manifestaciones contra polémicos proyectos de ley. (EFE/EPA/MAST IRHAM). / MAST IRHAM

Los estudiantes se manifiestan contra una reforma que podría restar competencias a la agencia de lucha contra la corrupción (KPK), una institución muy respetada en el país, y contra una revisión del código penal que prevé penas de prisión para quien cometa relaciones sexuales fuera del matrimonio o entre personas del mismo sexo.

“Nosotros los estudiantes (...) rechazamos cualquier revisión que debilite la KPK”, dijo a la AFP Lukmanul Hakim Ahbr, un indonesio de 24 años que dice haber llegado de Malasia, donde está estudiando, para participar en las protestas.

Además, con esta reforma del código penal el hecho de “mostrar u ofrecer” medios de contracepción a menores sería ilegal.

El proyecto prevé también una aplicación más amplia de la controvertida ley sobre blasfemia, que suscitó temor entre las minorías de este país que cuenta con la mayor comunidad musulmana del mundo. También incluiría la prohibición de “insultar” al presidente o al vicepresidente.

Fuente: AFP