Las realistas muñecas sexuales de China
Redacción EC

Ella yace tranquilamente en una cama estrecha, saluda a los clientes potenciales con una mirada impasible y unos pechos bastante notorios: Ella es "156", una muñeca sustituta de compañera para los hombres chinos con camas vacías.

Llamada así por su altura, "156" es una muñeca de alta calidad del sexo de elastómero termoplástico, un material de caucho más suave que la silicona, con las manos ajustables, y genitales intercambiables, están disponibles en tiendas especializadas en Beijing por alrededor de US$ 2500.

Liu - que no quiso dar su nombre completo - tiene una muñeca como una de sus posesiones en su apartamento tipo estudio con poca luz, ubicado en un suburbio industrial de la capital.

Al igual que millones en China que dejan sus lugares de origen para trabajar en las ciudades, Liu, de 29 años de edad y diseñador de automóviles, lleva vida de soltero durante la semana, volviendo a su mujer y niño en la vecina provincia de Hebei cada fin de semana. Liu ha estado casado por más de una década, y no quiere ser infiel, pero siente que tiene que satisfacer sus apetitos sexuales.

"Honestamente, es muy fácil simplemente pagar un poco de dinero para encontrar a una mujer en China, pero simplemente no puedo resignarme a engañar a mi esposa, así que nunca he considerado eso como una posibilidad", dijo con una risa nerviosa.

Vea la historia completa en este video de AFP.