Una foto de archivo tomada el 17 de enero del 2018 muestra un avión turco F-16 durante un espectáculo de aviación en Kuwait. Las fuerzas turcas derribaron dos aviones de guerra sirios sobre el noroeste de Siria el 1 de marzo del 2020. (AFP / YASSER AL-ZAYYAT).
Una foto de archivo tomada el 17 de enero del 2018 muestra un avión turco F-16 durante un espectáculo de aviación en Kuwait. Las fuerzas turcas derribaron dos aviones de guerra sirios sobre el noroeste de Siria el 1 de marzo del 2020. (AFP / YASSER AL-ZAYYAT).

Ankara / Damasco [AFP / EFE]. El Ejército turco ha asegurado este lunes que continúa su operación militar en en represalia por los 33 soldados que murieron el pasado viernes en un bombardeo del Ejército sirio sobre posiciones turcas en , la última provincia donde yihadistas rebeldes, apoyados por , resisten al régimen.

“Dos aviones de combate, dos drones, ocho helicópteros, 135 tanques, cinco sistemas de defensa antiaéra y 2.557 efectivos del régimen (de Bachar Al Asad) han sido neutralizados”, anunció el ministro de Defensa turco, Hulusi Akar, en un nuevo recuento del resultado de la llamada “Operación Escudo de Primavera” lanzada el pasado viernes.

El ministro indicó en un comunicado que la operación continúa con éxito y argumentó que la presencia de tropas turcas en Siria cumple la legislación y los acuerdos internacionales.

Akar pidió también a Rusia, que ampara militar y diplomáticamente a Al Asad, que fuerce al régimen sirio a detener sus ataques.

El presidente turco, Recep tayyip Erdogan se reunirá este jueves día 5 con su homólogo ruso, Vladimir Putin, para tratar de pactar un alto el fuego en la zona.

Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, ONG cuya sede se encuentra en el Reino Unido pero que cuenta con una amplia red de colaboradores en el terreno, los aviones Sukhoi-24 fueron derribados en el sur de Idlib, donde Turquía apoya a las facciones opositoras en el último feudo que les queda en el país.

Turquía confirma ofensiva en Siria, donde fueron derribados dos aviones del régimen. (AFP).

lanzó una ofensiva militar contra el régimen sirio en , en el noroeste del país, en respuesta a los ataques que causaron numerosas bajas en el ejército turco, pero quiere evitar un enfrentamiento con Rusia, anunció este domingo el ministro de Defensa.

“La operación ‘Escudo de la Primavera’, lanzada tras el vil ataque del 27 de febrero en Idlib, continúa con éxito”, declaró el ministro turco de Defensa, Hulusi Akar, en un discurso transmitido en televisión.

El sábado Turquía llevó a cabo varios ataques con drones contra posiciones del régimen pero es la primera vez que Ankara anuncia oficialmente que forman parte de una operación más general.

El ministro indicó que el objetivo es "poner fin a las masacres del régimen y evitar una ola migratoria".

Erdogan amenaza a Europa con oleada de migrantes para obtener su apoyo en Siria. (AFP).

Sin embargo Turquía “no tiene la intención” de enfrentarse allí con Rusia, que apoya al régimen de Bashar Al Asad, añadió.

El jueves 33 militares turcos murieron en bombardeos atribuidos al régimen sirio, las pérdidas más importantes en un solo ataque desde que Turquía empezó su intervención en Siria, en 2016.

- Tensión entre Rusia y Turquía -

La operación empezó el jueves, después de que 33 militares turcos fueran abatidos en bombardeos aéreos atribuidos al régimen, las pérdidas más importantes que ha registrado Ankara desde 2016, cuando empezó a intervenir en Siria.

El viernes y el sábado, unos 90 militares sirios y combatientes de grupos aliados de Damasco perdieron la vida en bombardeos perpetrados por Ankara, según el OSDH.

El domingo, el ejército sirio advirtió que abatiría a cualquier avión “enemigo” en la región de Idlib.

Zona controlada por los yihadistas en Idlib. (AFP).
Zona controlada por los yihadistas en Idlib. (AFP).

Con el apoyo de la fuerza aérea rusa, el régimen sirio lleva a cabo desde diciembre una ofensiva para reconquistar la región de Idlib, último bastión rebelde y yihadista en Siria.

La ofensiva tensó las relaciones entre Ankara y Moscú, que habían cooperado en el dosier sirio en los últimos años pese a apoyar a bandos opuestos en el conflicto.

El sábado, el presidente turco instó a su homólogo ruso, Vladimir Putin, a “apartarse del camino” de Turquía en Siria, y aseguró que Damasco “pagará el precio” de sus ataques.

Según la prensa turca, ambos mandatarios se reunirán en Moscú el jueves para tratar sobre Idlib, aunque el encuentro no fue confirmado oficialmente.

Por otro lado, el redactor jefe y tres colaboradores de la agencia rusa Sputnik en Turquía fueron arrestados por las autoridades turcas, lo que llevó a Moscú a pedir que Ankara "intervenga y garantice la seguridad de los periodistas".

Desde que empezó la ofensiva del régimen en Idlib, casi un millón de personas fueron desplazadas desde esta región, fronteriza con Turquía, un país que acoge a 3,6 millones de sirios en su territorio.

El sábado, Ankara --temerosa de una nueva ola migratoria-- anunció que había abierto su frontera con los países europeos para dejar pasar a los migrantes que deseen llegar a Europa.

Así, varios miles de personas continuaban llegando este domingo al punto de paso de Pazarkule (Kasanties en el lado griego), constató la AFP. Según Naciones Unidas, unas 13.000 personas se encontrarían a lo largo de la frontera entre Turquía y Grecia.

Otros migrantes optaron por llegar a las islas griegas por mar, en lanchas neumáticas, que arribaron a las costas de las islas de Lesbos y Samos en los últimos días.

Desde que estalló en 2011, el conflicto en Siria ha causado más de 380.000 muertos y millones de desplazados.

VIDEO RECOMENDADO

Migrantes se enfrentan con la policía griega en la frontera con Turquía. (AFP).

TE PUEDE INTERESAR