Vuelo MH370: Satélite detecta 300 objetos en área de rastreo
Vuelo MH370: Satélite detecta 300 objetos en área de rastreo
Redacción EC

Kuala Lumpur (AGENCIAS). El satélite tailandés 'Thaichote' ha detectado 300 objetos, que pertenecerían al desaparecido avión de Malaysia Airlines, en el Océano Índico. El hallazgo se detectó a 200 km. del último hito al que el equipo internacional de búsqueda pudo llegar, antes de suspender sus labores por mal tiempo.

La Agencia de Desarrollo de Geoinformática y Tecnología Espacial de Tailandia, fue la que registró la imágenes por medio del satélite, entregó el material al gobierno y éste lo envió a Malasia, según señaló Anond Snidvongs, director ejecutivo de la agencia.

Las imágenes fueron registradas el día lunes por el satélite, es la segunda vez que se detecta desde el espacio la presencia de más de cien objetos en el mar. Hace unos días un satélite francés registró 122 objetos, algunos medían hasta 23 metros de largo. 

RASTREO DEL AVIÓN
El operativo que tenía previsto llegar a los 122 objetos que Francia encontró el sábado, se dividió en dos zonas, una oriental y otra occidental, llegando a abarcar 78.000 kilómetros cuadrados. Para el despliegue se utilizaron cinco buques y 11 aviones, incluído uno de vigilancia estadounidense P-8 y tres japoneses Orión.

Sin embargo, el temporal que azota constantemente esa zona impidió avanzar con el rastreo. "Los barcos permanecerán en la zona de búsqueda e intentarán continuar con las operaciones, pero todos los aviones regresan", anunció esta mañana la Autoridad Australiana de Seguridad Marítima (AMSA). Y añadió que "el mal tiempo durará unas 24 horas".

CLIMA OBSTACULIZA LA MISIÓN
Es la segunda vez, en tres días, que las autoridades se ven obligadas a suspender la misión de búsqueda por el mal tiempo.

Si bien se cuenta con imágenes satelitales es necesario que los aviones capturen imágenes más cercanas o que los barcos recuperen algún fragmento para poder confimar que pertenecen al desaparecido vuelo MH370. 

La zona en el océano Índico, a 2.500 km. al suroeste de la ciudad australiana de Perth, se encuentra a tres horas de vuelo del punto más cercano en la tierra y tiene mala fama entre los marineros por las fuertes tormentas que allí se producen: un mar bravo con olas de varios metros de altura y nubes bajas que dificultan muchas veces la visibilidad.