Las autoridades de seguridad de El Salvador reportaron la noche del lunes la captura de más de 1.400 supuestos pandilleros en las últimas horas. (Foto: Secretaría de la Presidencia de El Salvador vía AFP)
Las autoridades de seguridad de El Salvador reportaron la noche del lunes la captura de más de 1.400 supuestos pandilleros en las últimas horas. (Foto: Secretaría de la Presidencia de El Salvador vía AFP)
Agencia EFE

Las autoridades de seguridad de reportaron la noche del lunes la captura de más de 1.400 supuestos pandilleros en las últimas horas y en momentos en que el país se encuentra bajo régimen de excepción por un alza de homicidios.

MIRA: El Salvador suspende los derechos constitucionales tras el peor récord de homicidios en la historia del país

El ministro de Justicia y Seguridad, Gustavo Villatoro, informó que “se han realizado más de 1.400 detenciones en alrededor de 50 operativos que se han llevado a cabo en todo el país”.

Dicha declaración del funcionario fue brindada a periodistas tras la detención de 24 pandilleros de la Mara Salvatrucha (MS13) en una colonia populosa al norte del departamento de San Salvador.

Villatoro señaló que “se están desarrollando a nivel nacional diferentes operativos de manera simultánea”.

Las detenciones de supuestos líderes, principalmente de la MS13, comenzaron el sábado, pero los operativos se intensificaron el domingo y este lunes continuaron.

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, exigió este lunes mediante un mensaje en Twitter a los pandilleros que “dejen de matar ya” y advirtió que si la escalada de asesinatos en el país no para, sus compañeros presos “la van a pagar también”.

Las pandillas poseen unos 70.000 miembros en El Salvador, de los que 16.000 se encuentran encarcelados.

El Salvador se encuentra bajo régimen de excepción, decretado la madrugada del domingo por el Congreso a petición de Bukele y que suspende algunas garantías constitucionales.

Los derechos suspendidos son la libertad de asociación y reunión, el derecho a la defensa, la prohibición de la intervención de las telecomunicaciones y además se amplió el plazo de la detención administrativa a 15 días, cuando normalmente es de 3 días.

Pese a esta medida extraordinaria y a las detenciones masivas, las pandillas mantuvieron el domingo su desafió al Gobierno de Bukele.

El país registró el viernes 14 homicidios, 62 el sábado y 11 el domingo. El 26 de marzo se convirtió en el día más mortífero de la historia reciente de El Salvador.

Las autoridades atribuyen a las pandillas la ola de violencia, principalmente a la MS13, pero aún no explican la razón del alza.

Esta no es la primera vez que un Gobierno salvadoreño busca combatir a las pandillas con detenciones masivas, en el pasado lo hicieron los expresidente Francisco Flores (1999-2004) y Elías Antonio Saca (2004-2009) con sus planes Mano Dura y Súper Mano Dura.

Sin embargo, los índices de homicidios se mantuvieron en alza hasta el 2015, cuando El Salvador se convirtió en el país más violento del mundo con 103 asesinatos por cada 100.000 habitantes.

Después de ese año, las cifras comenzaron a disminuir paulatinamente y la caída se acentuó desde 2019, cuando Bukele llegó a la Presidencia.

VIDEO RECOMENDADO

El Salvador: Gobierno negocia con Maras Salvatrucha para controlar barrios según expertas
Maras controlan barrios salvadoreños según expertas Calificadas oficialmente como un "ejército irregular de más de 70.000 miembros", las pandillas mantienen el control sobre los territorios en El Salvador, según expertas consultadas por Efe, que sospechan que el Gobierno de Nayib Bukele negocia con estas bandas criminales, algo que las autoridades niegan. (Fuente: EFE)

TE PUEDE INTERESAR

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más