El aborto ya es ilegal en algunos estados de Estados Unidos. (Foto: Stefani Reynolds / AFP)
El aborto ya es ilegal en algunos estados de Estados Unidos. (Foto: Stefani Reynolds / AFP) / STEFANI REYNOLDS
Redacción EC

Tras el anuncio de la decisión de la ante la anulación de la sentencia “Roe v. Wade”, el fiscal general de anunció este viernes que este estado será el “primero” en prohibir las interrupciones voluntarias del embarazo en . A su vez, los estados de , y también prohibieron el en sus territorios.Otros 23 estados lo pueden hacer lo mismo en el corto plazo.

MIRA: El Senado de Estados Unidos aprueba el primer proyecto de ley de control de armas en décadas

Misuri acaba de convertirse en el primero en el país en poner fin de manera efectiva al aborto”, dijo el fiscal general del estado conservador, Eric Schmitt, en Twitter. “Este es un día monumental para la santidad de la vida”.

Mientras tanto, Kentucky, Luisiana y Dakota del Sur ya habían aprobado con anterioridad estas leyes prohibiendo al aborto: Las normas entraron en vigor tan pronto se hizo pública la decisión del Tribunal Supremo, según el Instituto Guttmacher, dedicado a la investigación de derechos reproductivos.

MIRA: Por qué el Departamento de Defensa de EE.UU. está escuchando atentamente los sonidos de los camarones

La organización Planned Parenthood, que cuenta con la mayor red de clínicas de salud reproductiva de Estados Unidos, y el Instituto Guttmacher, advirtieron este viernes que otros 23 estados pueden poner en vigor con rapidez la prohibición al aborto.

Según el Instituto Guttmacher, al menos 13 estados tienen las llamadas leyes “zombis” que prohíben el aborto y han sido redactadas para entrar en vigor casi automáticamente si la Corte Suprema daba un giro. Por ello, se prevé que una decena de otros estados sigan sus pasos con prohibiciones totales o parciales.

MIRA: Corte Suprema de EE.UU. amplía el derecho a llevar armas de fuego en la calle en una histórica decisión

¿Qué otros estados podrían prohibir el aborto?

Los estados de Arkansas, Idaho, Misisipi, Misuri, Dakota del Norte, Oklahoma, Tennessee, Texas, Utah y Wyoming han aprobado leyes prohibiendo el aborto que entrarán en vigor tras la sentencia del Supremo.

En el caso de Idaho, Tennnessee y Texas, la prohibición a la interrupción del embarazo no entrará en vigor hasta dentro de 30 días, según los datos del Instituto Guttmacher.

Otros estados, como Arizona, Georgia, Iowa y Michigan, tienen restricciones preparadas que ahora pueden entrar en vigor.

El gobernador de Texas, Greg Abbott, reaccionó en Twitter tan pronto como se conoció el fallo que revoca la sentencia “Roe versus Wade” que en 1973 legalizó la interrupción del aborto en todo Estados Unidos.

Abbott afirmó que “Texas es un estado en favor de la vida” y que siempre luchará “para salvar todos los niños de la devastación del aborto”.

El gobernador de Texas valoró como correcta la decisión del Tribunal Supremo que permite a cada estado decidir sobre el aborto.

¿Qué estados reforzarán la protección del derecho al aborto?

En estos momentos, sólo 16 estados (California, Colorado, Connecticut, Delaware, Hawái, Illinois, Maine, Maryland, Massachusetts, Nevada, Nueva Jersey, Nueva York, Oregon, Vermont, Rhode Island y Washington), así como el Distrito de Columbia, han adoptado leyes que refuerzan la protección del derecho al aborto.

Por su parte, los gobernadores de California, Oregon y Washington —tres estados liberales de la costa oeste de Estados Unidos— anunciaron este viernes una iniciativa conjunta para garantizar y defender el derecho al aborto, minutos después de un fallo de Corte Suprema que anula ese derecho a nivel federal.

Ellos quieren quitarle la libertad a las mujeres (...) California se ha unido a Oregon y Washington para defender a las mujeres y proteger su derecho a tener salud reproductiva”, dijo en un comunicado el gobernador de California, Gavin Newsom.

En total, al menos 36 millones de mujeres en edad reproductiva podrían perder el acceso al aborto según Planned Parenthood, que calificó la decisión de “devastadora” sobre todo para las personas más vulnerables de la sociedad como “las comunidades negras, latinas e indígenas, las personas con discapacidades, las que viven en áreas rurales, jóvenes, inmigrantes y quienes tienen dificultades financieras”.

Por lo tanto, en una parte del país, las mujeres que deseen abortar se verán obligadas a continuar con su embarazo, arreglárselas clandestinamente, comprando píldoras abortivas en internet o a viajando a otros estados, donde los abortos sigan siendo legales.

En previsión de una afluencia, estos estados, en su mayoría demócratas, tomaron medidas para facilitar el acceso al aborto en su territorio y las clínicas comenzaron a aumentar su personal.

Pero viajar es costoso y el fallo de la Corte Suprema penalizará aún más a las mujeres pobres o que crían solas a sus hijos, muchas de ellas pertenecientes a minorías, subrayan los defensores del derecho al aborto.

La principal organización de planificación familiar de Estados Unidos, Planned Parenthood, prometió que seguirá “luchando” por quienes lo necesitan.

Con información de EFE y AFP.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más