Redacción EC

Las audiencias del Congreso de sobre la investigación del del 6 de enero de 2021 entraron en una pausa. Durante ocho sesiones, la Cámara de Representantes detalló las estrategias del entonces presidente y de sus colaboradores para mantenerse en el poder y desconocer los resultados de las elecciones de noviembre del 2020 que dieron como ganador al demócrata .

En un poco más de un año de trabajo, el comité del Congreso realizó más de 1.000 entrevistas y recopiló más de 140.000 documentos.

MIRA: Legisladores acusan a Trump de inicitar a la turba que atacó el Capitolio

Para entender cómo la desesperación y las mentiras de Trump representaron un potente peligro para la democracia de Estados Unidos, la agencia AP puso de ejemplo el llamado caso de las pastillas de menta, que fue uno de los episodios más absurdos y tóxicos revelado en las audiencias sobre el 6 de enero.

El 6 de enero de 2021, simpatizantes de Donald Trump atacaron el Capitolio. (Foto: Jim Urquhart / Reuters).
El 6 de enero de 2021, simpatizantes de Donald Trump atacaron el Capitolio. (Foto: Jim Urquhart / Reuters). / JIM URQUHART
MIRA: ¿Trump está ahora sí contra las cuerdas? Las explosivas declaraciones de una exasistenta de la Casa Blanca que podrían complicarlo

Así es como nació este teoría de la conspiración:

Todo comenzó en un centro de conteo electoral en Georgia, donde una madre le compartió pastillas de menta a su hija durante una larga noche de trabajo. Alguien las grabó en video e inventó que lo que la madre le dio a su hija era un puerto USB. Un abogado de Trump difundió la acusación de que el video captó a las mujeres usando el dispositivo para tratar de manipular el conteo de las elecciones contra el entonces presidente Trump.

Desesperado por mantenerse en el poder, Trump alimentó la mentira. Atacó a la madre por su nombre, la calificó de “estafadora profesional de votos” y pronto aparecieron grupos de “vigilantes” —civiles que asumieron atribuciones policiales ilegalmente— en una casa de la familia para realizar un “arresto ciudadano”, según se supo en las audiencias del panel.

El episodio alimentó toda una red de mentiras, que se derritieron bajo el escrutinio de los investigadores. Las audiencias ilustraron cómo esas historias alimentaron la ira de los seguidores de Trump en todo Estados Unidos y especialmente de aquellos que irrumpieron en el Capitolio, muchos armados y sedientos de sangre.

Estas son algunas de las revelaciones del comité del 6 de enero:

Audiencia 1: Trump encendió la mecha

El panel del Congreso concluyó que Trump fue parte de un gran esquema que buscaba revertir el resultado de las elecciones. Su papel no solo se limitó en la convocatoria a los violentos que asaltaron el Capitolio.

“Lideró una conspiración para anular elecciones presidenciales”, dijo el representante Bennie Thompson, presidente del comité. La vicepresidenta del panel, la representante republicana de Wyoming Liz Cheney, lo llamó un “plan sofisticado de siete partes”, de acuerdo con Univisión.

El presidente del comité, Bennie Thompson, habla durante la quinta audiencia sobre la investigación del asalto al Capitolio. (MANDEL NGAN / AFP).
El presidente del comité, Bennie Thompson, habla durante la quinta audiencia sobre la investigación del asalto al Capitolio. (MANDEL NGAN / AFP).

Así, el comité determinó que todas las falsedades que Trump difundía sobre fraudes generalizados fueron parte de mensajes que arengaron a seguidores y grupos de extrema derecha para entrar en acción el 6 de enero del 2021 en Washington.

El 6 de enero “fue la culminación de un intento de golpe”, dijo Thompson

“El ataque contra nuestro Capitolio no fue un motín espontáneo”, indicó Cheney.

La representante estadounidense Liz Cheney pronuncia una declaración de clausura durante una audiencia del Comité Selecto de la Cámara de Representantes para investigar el ataque del 6 de enero al Capitolio. (SAUL LOEB / AFP).
La representante estadounidense Liz Cheney pronuncia una declaración de clausura durante una audiencia del Comité Selecto de la Cámara de Representantes para investigar el ataque del 6 de enero al Capitolio. (SAUL LOEB / AFP).

En la primera audiencia también se divulgó la entrevista que se hizo a William Barr, quien renunció como fiscal general ante las insistencias de Trump para que le ayudara a demostrar que hubo fraude.

Según Barr, le dijo a Trump presidente que hablar de fraude no tenía mérito.

El panel reveló la entrevista a Ivanka Trump, quien “aceptó” lo que dijo respecto a la inexistencia del fraude.

En la primera sesión también se publicó un escalofriante video inédito del día del asalto al Capitolio donde se ve a los violentos usar astas de bandera y equipo táctico para golpear a policías al grito de “cuelguen a Mike Pence” (entonces vicepresidente de Estados Unidos).

Audiencia 2: Trump cantó victoria

Durante la segunda audiencia, el comité presentó los testimonios de Ivanka Trump y su marido y también asesor presidencial, Jared Kushner. La conclusión de la investigación fue que Trump sabía que había perdido las elecciones, pero aún así se proclamó vencedor y siguió adelante con sus denuncias de fraude. Para ello apeló a apuntalar una campaña de desinformación.

El comité presentó más extractos del testimonio de William Barr, quien relata cómo él mismo le insistió al expresidente en que no existían pruebas de fraudes. “Si cree eso, ha perdido el contacto con la realidad”, dijo Barr.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, pronuncia un discurso el 6 de enero de 2021 antes del asalto al Capitolio por parte de sus partidarios. (EFE / EPA / SHAWN THEW).
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, pronuncia un discurso el 6 de enero de 2021 antes del asalto al Capitolio por parte de sus partidarios. (EFE / EPA / SHAWN THEW).

Audiencia 3: Pence en peligro

La tercera audiencia se centró en la presión de Trump a Mike Pence para que este invalidara la victoria de Biden cuando el 6 de enero le toque certificar en el Senado los resultados de las elecciones de noviembre del 2020.

Pero Pence, encargado de la sesión de certificación en el Senado, no cedió y oficializó la victoria de Biden.

Mike Pence preside una sesión conjunta de la Cámara y el Senado que se reúne para confirmar el resultado de las elecciones en Estados Unidos. (ERIN SCHAFF / POOL / AFP).
Mike Pence preside una sesión conjunta de la Cámara y el Senado que se reúne para confirmar el resultado de las elecciones en Estados Unidos. (ERIN SCHAFF / POOL / AFP).

El mismo 6 de enero, Trump le dijo a miles de sus seguidores frente a la Casa Blanca que esperaba que Pence rechazara los resultados: “Espero que Mike haga lo correcto. Yo espero que sí. Porque si Mike Pence hace lo correcto, ganamos las elecciones”.

El comité mostró que Trump, sabiendo sobre los hechos violentos que estaban pasando en el Capitolio y que Pence estaba allí, publicó un tuit en el que lo acusaba por no rechazar los resultados.

Audiencia 4: Trump presiona para que le “encuentren 11.780 votos”

La cuarta sesión estuvo enfocada en la presión de Trump sobre funcionarios republicanos que tenían roles clave en el conteo de votos en estados cruciales.

Se presentaron como testigos Russell ‘Rusty’ Bowers, presidente de la Cámara Baja de Arizona; Brad Raffensperger, secretario de Estado de Georgia, y Gabe Sterling, subsecretario de Estado de Georgia.

Bowers dijo que fue presionado durante una llamada de diciembre de 2020. Sostuvo que le dijo a Trump que no haría “nada ilegal” por él.

Rusty Bowers, presidente de la Cámara de Representantes de Arizona, habla durante la cuarta audiencia del Comité Selecto de la Cámara para investigar el ataque del 6 de enero al Capitolio.
(MANDEL NGAN / AFP).
Rusty Bowers, presidente de la Cámara de Representantes de Arizona, habla durante la cuarta audiencia del Comité Selecto de la Cámara para investigar el ataque del 6 de enero al Capitolio. (MANDEL NGAN / AFP).

Raffensperger habló sobre la llamada en la que Trump le pidió que “encontrara 11.780″ votos que podrían cambiar el resultado en el estado de Georgia para evitar la victoria de Biden, algo que fue rechazado.

Raffensperger remarcó que “todas las acusaciones” de fraude se investigaron y no se encontó nada.

Los tres funcionarios dijeron que recibieron amenazas contra ellos y sus familias.

Audiencia 5: crisis constitucional

El 23 de junio, exfuncionarios del Departamento de Justicia hablaron sobre las presiones de Trump para que investigaran infundadas denuncias de fraude electoral.

La conclusión de la audiencia fue que Estados Unidos estuvo cerca de “una crisis constitucional”. No pasó porque hubo amenazas de renuncias masivas en el Departamento de Justicia.

El exfiscal general interino Jeffrey A. Rosen testifica durante la quinta audiencia del Comité Selecto de la Cámara para investigar el ataque del 6 de enero al Capitolio. (Brendan SMIALOWSKI / AFP).
El exfiscal general interino Jeffrey A. Rosen testifica durante la quinta audiencia del Comité Selecto de la Cámara para investigar el ataque del 6 de enero al Capitolio. (Brendan SMIALOWSKI / AFP).

Los testigos Jeffrey Rosen, quien era fiscal general interino cuando se produjo el asalto al Capitolio; Richard Donoghue, adjunto de Rosen y Steven Engel, empleado del Departamento de Justicia, dijeron que Trump presionó para que investigaran las falsas afirmaciones de fraude electoral.

Audiencia 6: Trump sabía que muchos de sus seguidores estaban armados

En la sexta audiencia, Cassidy Hutchinson, asistente del jefe de gabinete de Trump, Mark Meadows, aseguró que el presidente y su círculo cercano sabían de la posibilidad de un estallido de violencia el 6 de enero durante la protesta ante el Capitolio.

Hutchinson dijo que Meadows buscó un indulto presidencial relacionado con los eventos del 6 de enero, lo que sugiere que él sabía que el estallido podía ser relacionado eventualmente con decisiones tomadas en la Casa Blanca.

Cassidy Hutchinson, exasistente de la Casa Blanca, que testificó en contra de Donald Trump durante las vistas del Congreso que investigan los ataques del 6 de enero.
Cassidy Hutchinson, exasistente de la Casa Blanca, que testificó en contra de Donald Trump durante las vistas del Congreso que investigan los ataques del 6 de enero.

También dijo que fueron informados de que muchos seguidores de Trump frente a la Casa Blanca estaban armados y que el presidente quería que el Servicio Secreto los dejara entrar al mitin que pronunciaría porque, según afirmó: “Ellos no están acá para herirme a mí”.

Luego, Trump arengó a sus seguidores a que marchen al Capitolio, que estaba en plena sesión de certificación de los resultados de las elecciones de noviembre, diciendo que él los acompañaría.

Hutchinson también dijo que le habían contado que Trump llegó a tener un forcejeo con los guardaespaldas porque este quería que llevarían a Capitolio.

Audiencia 7: los amigos de Trump y los grupos extremistas

La séptima audiencia reveló los vínculos entre el círculo cercano de Trump con grupos de extrema derecha que buscaban anular las elecciones.

El comité se refirió a un tuit de Trump del 19 de diciembre sobre una “gran protesta” en la sesión conjunta del Congreso: “¡Estén presentes, será salvaje!”. El tuit “sirvió como un llamado a la acción”, especialmente “a los peligrosos extremistas de los Oath Keepers, los Proud Boys y otros grupos nacionalistas blancos”, según la investigación.

Milicianos de Oath Keepers durante el asalto al Capitolio del 6 de enero del 2021. (REUTERS/Jim Bourg/Foto de archivo).
Milicianos de Oath Keepers durante el asalto al Capitolio del 6 de enero del 2021. (REUTERS/Jim Bourg/Foto de archivo). / JIM BOURG

La audiencia demostró que grupos ultraderechistas como Oath Keepers y Proud Boys coordinaron sus acciones violentas y que gente de confianza de Trump estuvo en contacto con ellos.

Audiencia 8: Trump siguió el asalto por TV

La última sesión del comité señaló a Trump por haber permanecido durante 187 minutos sin hacer nada para frenar la violencia, viéndola por televisión, pese a que él convocó a las protestas en Washington y que en su mitin los animó a ir al Capitolio.

En lugar de apaciguar a la turba, Trump echó más leña al fuego con un incenciario tuit en el que criticaba a Pence por no plegarse a su exigencia de impedir la victoria de Biden.

Tres horas después de su mitin, y de haber arengado a sus partidarios para marchar al Capitolio, Trump publicó un video donde los llamaba a retirarse.

Un video del expresidente Donald Trump se muestra en una pantalla durante una audiencia del Comité que investiga el Asalto al Capitolio. (AL DRAGO / POOL / AFP).
Un video del expresidente Donald Trump se muestra en una pantalla durante una audiencia del Comité que investiga el Asalto al Capitolio. (AL DRAGO / POOL / AFP).

“Desde la comodidad de su comedor vio por televisión cómo el ataque escalaba”, dijo el representante republicano Adam Kinzinger. “La conducta de Donald Trump durante el 6 de enero fue una violación suprema de su juramento y un completo abandono de sus deberes con nuestra nación”, agregó.

También se mostraron algunas tomas inéditas del video que Trump grabó el 7 de enero. En ellas se ve cómo se niega a leer la parte del discurso que dice que perdió las elecciones: “No quiero decir que las elecciones ya concluyeron”.

Aunque las audiencias de verano hayan terminado, la investigación continúa y el panel espera volver a reunirse en septiembre.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más