La investigación forense no pudo determinar si Ruth Kinsey y sus hermanos tenían un esquema de vacunación contra el COVID-19. (Foto referencial: Patrick T. FALLON / AFP).
La investigación forense no pudo determinar si Ruth Kinsey y sus hermanos tenían un esquema de vacunación contra el COVID-19. (Foto referencial: Patrick T. FALLON / AFP). / PATRICK T. FALLON
Redacción EC

La extraña desaparición de tres hermanos de avanzada edad llevó a las autoridades de Pensilvania, en , a revisar el hogar que habitaban en el pueblo de Johnstown. Cuando entraron el pasado mes de octubre, los hallaron muertos, pero sin signos de haber sido asesinados.

Finalmente, la autopsia realizada meses después reveló que Ruth Kinsey, de 68 años; y sus hermanos Richard y Donald (70 y 72, respectivamente) fallecieron de coronavirus. Los policías hallaron sus cuerpos en distintas zonas de la residencia, según .

MIRA: Cómo la llegada de ómicron renueva la esperanza de acabar con el COVID-19 gracias a la inmunidad colectiva

Fue necesario que un equipo realizara las investigaciones para determinar la causa del deceso de esta familia. Jeff Lees, forense del condado de Cambria, determinó que la enfermedad del coronavirus les había afectado severamente los pulmones. Llegó a esta conclusión luego de realizar pruebas de toxicología y exámenes de microbiología.

“En el momento de las muertes, era extraño que hubiera tres personas fallecidas en un corto período de tiempo en la misma proximidad entre sí”, señaló Lees al . “Por eso hicimos la autopsia, las pruebas de toxicología y microbiología. Los hechos forenses son los que son “.

A Ruth la encontraron tendida en el piso de la cocina, Richard falleció en una silla de la sala y Donald fue hallado en una cama de una caravana en el granero que tenían en su propiedad. Las autoridades solo hallaron viva a la mascota de la familia.

Eran positivos para COVID-19 y sus pulmones estaban pesados y congestionados. Los hermanos habrían fallecido cinco días antes de ser hallados.

“Eran personas que estaban enfermas”, señaló Lees. “No sé si se hicieron o no pruebas, no puedo determinar eso en este momento”, continuó. El forense tampoco pudo determinar si los ancianos tenían un esquema de vacunación contra el COVID-19.

En un principio, las autoridades sospecharon que los hermanos fallecieron asfixiados por una fuga de gas, pero esa teoría fue descartada. El perro de la familia fue llevado a un refugio del Condado de Cambria.

___________________________________

VIDEO RECOMENDADO

La nueva variante del coronavirus, ómicron, se expande por el mundo
La nueva variante del coronavirus, ómicron, se expande por el mundo

TE PUEDE INTERESAR

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más