El FBI llamaba "diablo” y “bestia anormal” a Martin Luther King
El FBI llamaba "diablo” y “bestia anormal” a Martin Luther King

El líder negro y defensor de los derechos civiles, , fue llamado por el “diablo” y “bestia anormal” en una carta que la Policía Federal de envió al activista en 1964. La misiva fue divulgada en su totalidad por el diario local .

El documento anónimo, cuya autenticidad fue confirmada una década después por el Senado estadounidense, amenazaba a Luther King con revelar sus infidelidades presumiblemente para empujarlo a suicidarse.

Eres un “completo impostor”, “diablo” y “bestia anormal” dice la agresiva carta de una página que ilustra la hostilidad del FBI bajo la dirección del implacable hacia el movimiento que defendía Luther King.

Con frases del tipo “nosotros los negros”, el texto tenía la intención de hacer creer que era escrita por un partidario del movimiento de derechos civiles. Sin embargo, el diario estadounidense explica que el texto habría sido escrito por William Sullivan, alguien que trabajaba muy de cerca con Hoover.

Hoover pensaba que el líder afroamericano estaba influenciado por comunistas y por ello Luther King lo acusaba de no poder poner fin a la violencia contra los negros.

AUDIO COMPROMETEDOR

Asimismo, el documento deja ver que junto a la carta se habría enviado un audio que probaba la infidelidad de Luther King.

"Escúchate a ti mismo, repugnante, animal anormal (…) Tú has sido grabado, todos tus actos de adulterio, tus orgías sexuales desde hace tiempo. Esta es una pequeña muestra. Sólo te queda una cosa que hacer. Sabes cuál es", dice la carta en una aparente incitación que se suicide, reseña la agencia AFP.

De hecho, tras recibir la misiva, Luther King contó a sus amigos que alguien quería que se quitara la vida.

Estos hechos ocurrieron un año después de que Luther King pronunciara su célebre discurso “” (yo tengo un sueño, en español), en una manifestación que contribuyó a la promulgación de la ley de los Derechos Civiles en 1964.

Martin Luther King fue asesinado el 4 de abril de 1968, a los 39 años de edad.