El juicio entre Oracle y Google se inició en el 2010. Una década más tarde, se conoció el veredicto de la Corte Suprema de Estados Unidos. (Fotos: KIMIHIRO HOSHINO y JOSH EDELSON / AFP).
El juicio entre Oracle y Google se inició en el 2010. Una década más tarde, se conoció el veredicto de la Corte Suprema de Estados Unidos. (Fotos: KIMIHIRO HOSHINO y JOSH EDELSON / AFP).
Redacción EC

El caso se presentó en el 2010. Hubo un juicio, luego una apelación, luego otro juicio, y así hasta que la situación no dio para más y la disputa entre y llegó hasta la Corte Suprema de Estados Unidos.

MIRA: Chile amanece con fronteras y el aeropuerto cerrados y nuevo toque de queda para frenar el coronavirus

Por momentos que Oracle ganaría el proceso: Google había tomado parte de su código para desarrollar uno de sus negocios, y no habría vuelta que darle al asunto.

Pero no fue así. Ahora que se sabe que el máximo tribunal le ha dado la razón a Google, hacemos un recuento de las idas y venidas entre estas empresas.

¿QUÉ SUCEDIÓ?

La Corte Suprema de EE.UU. narra la historia de esta pelea judicial en su . En las 62 páginas del documento, primero anota que Oracle es el dueño de los derechos sobre el uso del Java SE, “una plataforma que utiliza el famoso lenguaje de programación Java”.

Google aparece en la historia en el 2005, cuando compra Android y empieza a desarrollar un software nuevo para dispositivos móviles.

Para permitir [el ingreso al sistema de] millones de programadores que estaban familiarizados con el lenguaje Java, Google copió cerca de 11.500 líneas del código de Java SE”, escribe el tribunal.

Esas líneas eran parte de una herramienta llamada Application Programming Interface, o API, que permite que los programadores del mundo utilicen códigos existentes para desarrollar sus propios programas.

Y allí es que se da una polémica: ¿Google le dio un uso justo (‘fair use’ es el término exacto) a esa propiedad intelectual?

El especialista de “” Matt Larson, en una entrevista del 2018, explicó que el problema atañe a todos los desarrolladores de códigos, en tanto las empresas pueden reclamar ciertas líneas como propias.

Él : “Las compañías están tratando de descifrar dónde comienza su propiedad y dónde termina, si se tiene en cuenta que algunas estructuras de codificación pueden ser utilizadas por cualquier persona. En el caso de Oracle, la API estaba disponible para desarrolladores de un tipo específico de aplicaciones y que estas se ejecutaran en una plataforma, pero no necesariamente con fines comerciales o productos competitivos”.

Larson daba cuenta de un gran problema: ¿hasta qué punto un código abierto puede ser usado para desarrollar productos con fines comerciales?

Y a eso hizo referencia Oracle, quien acusó a Google de usar su lenguaje de programación sin su permiso.

Larry Ellison cofundó en 1977 la compañía de software Oracle. (Foto: AFP).
Larry Ellison cofundó en 1977 la compañía de software Oracle. (Foto: AFP).

ORACLE VS. GOOGLE

Larry Ellison, fundador de Oracle, fue directo con sus declaraciones a . Él dijo:

Déjame ser claro. Cuando programas una aplicación para los celulares que trabajan con Android, utilizas a Oracle, utilizas las herramientas de Oracle para desarrollar todo. Y, solo al final, le puedes dar clic a un botón que dice ‘convierte todo a formato Android’”.

Ellison señaló a Larry Page, fundador de Google, como el responsable de la situación que, además, calificó como “malévola”. Ellison añadió:

Me molesta mucho, la verdad. No sé por qué cree que puede ir copiando el trabajo de los demás”.

Más adelante se empezó a discutir si es que Ellison tenía una rencilla contra Page, aunque él mismo lo negó. Se trataba,, de un asunto de robo.

Nosotros no competimos contra Google. No hacemos nada de lo que Google hace. Solamente creemos que ellos tomaron lo que es nuestro y eso está mal”, añadió el exCEO de Oracle.

El edificio de la Corte Suprema de los Estados Unidos se ve en Washington. (REUTERS/Will Dunham/File Photo).
El edificio de la Corte Suprema de los Estados Unidos se ve en Washington. (REUTERS/Will Dunham/File Photo).

LA MIRADA DE LAS CORTES

Según la Corte Suprema, las discutieron (en tres , siendo el último en el 2018) si los dueños del Java SE podían proteger los derechos de autor de las líneas del API que fueron copiadas.

Y, de ser el caso, si Google las había utilizado dentro del ‘fair use’ no debería tener que pagar nada por los derechos.

El portal también recuerda las idas y venidas. Ellos anotan que el juicio empezó en el 2010 cuando Oracle dijo que se había violado los derechos de autor de siete de sus patentes.

Dos años más tarde, el caso se redujo a “solo 37 Java APIs, hechas con 11,500 líneas de código”.

Ese año, se bifurcaron las denuncias, siendo que una era un reclamo por las patentes y la otra por los derechos de autor. En el primer caso, el jurado anotó que Google no tenía infracciones.

En el segundo, el juez dictó que sí se podía poner derechos de autor a ciertos códigos, y que el uso justo debía ser determinado por un jurado, que falló a favor de Google. Pero el letrado halló culpable a la empresa.

En el 2014, una corte del Circuito Federal desestimó lo dicho por el juez anterior, y reunió a otro jurado, que nuevamente apoyó a Google.

Cuatro años más tarde, esa misma corte de apelaciones señaló que la declaración del jurado no tenía validez por las pruebas presentadas, y que Google no había utilizado la información de manera justa.

Ese momento es descrito por el oficio de la Corte Suprema de la siguiente manera:

Pero antes de dictar sentencia por daños, el tribunal acordó revisar las determinaciones del Circuito Federal sobre derechos de autor y uso justo”.

Y allí es que entró a tallar la Corte Suprema.

En su sentencia, el máximo tribunal ha dicho que está de acuerdo con el dictamen del Circuito Federal en que el código en cuestión (API) es sujeto a derechos de autor, aunque deja abierta la sentencia sobre ese particular “para otra ocasión”); y que las acciones de Google han tenido consecuencias desastrosas en el negocio de Oracle.

Copiar la línea del API de Oracle, permitió que millones de programadores dieran forma al mundo Android. (Foto: Google).
Copiar la línea del API de Oracle, permitió que millones de programadores dieran forma al mundo Android. (Foto: Google).

Pero opina lo contrario en lo que respecta a la violación de la ley de derechos de autor, en tanto Google hizo un uso justo de la información.

, las líneas que copió representan el 0.4% del API y, si lo hizo, fue para “permitir que los programadores aplicaran sus habilidades en construir un nuevo ecosistema en los smartphones”.

anota que “las API son omnipresentes en la economía de la información”, y que los “diferentes proveedores deben poder trabajar juntos y compartir datos para atender a los consumidores”.

La decisión de la Corte le ahorra a Google miles de millones de dólares en daños, y muy probablemente sea bien recibida por muchos programadores y grupos de la industria, [quienes] ya se habían pronunciado en contra de la decisión del Circuito Federal”, concluye.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

VIDEO RECOMENDADO

El COVID-19 cumple un año de ser declarado como pandemia

TE PUEDE INTERESAR