Refugiados ucranianos de la planta siderúrgica Azovstal en Mariupol llegan a un centro de registro y ayuda humanitaria para desplazados internos, en medio de la actual invasión rusa de Ucrania, en Zaporizhzhia, Ucrania.
Refugiados ucranianos de la planta siderúrgica Azovstal en Mariupol llegan a un centro de registro y ayuda humanitaria para desplazados internos, en medio de la actual invasión rusa de Ucrania, en Zaporizhzhia, Ucrania.
/ REUTERS/Gleb Garanich
Agencia AFP

acusó este jueves al ejército ruso de haber movilizado “por la fuerza” “varios miles” de a desde el inicio de la guerra a fines de febrero.

Kiev presentó la cifra de casi 1,2 millones de ucranianos deportados por Moscú a Rusia, y denunció igualmente la existencia de “campos de filtración” en territorios controlados por Rusia en el este de Ucrania, por donde pasan estos “deportados”.

Mira: Finlandia cerca de entrar a la OTAN y poner en jaque a Rusia: ¿Cómo quedaría la lucha de poder en Europa?

“Estados Unidos estima que las fuerzas rusas transfirieron al menos a varios miles de ucranianos en estos ‘campos de filtración’, y evacuaron al menos a otras varias decenas de miles a Rusia sin decirles cuál era su destino final”, declaró el jueves el embajador estadounidense ante la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), Michael Carpenter.

“Aunque sea solo desde Mariúpol”, estratégica ciudad portuaria ahora prácticamente controlada por Rusia, “estimamos que las fuerzas rusas desplazaron por la fuerza a varios miles de civiles hacia territorio ruso”, agregó en un discurso pronunciado en Viena, según la transcripción publicada por el Departamento de Estado estadounidense.

El diplomático se refirió a testimonios sobre los “interrogatorios brutales”, incluyendo “tortura”, en esos “campos de filtración”, destinados a identificar a toda persona con la “más mínima lealtad a Ucrania”.

Hay “muchos relatos sobre la confiscación de celulares de los detenidos”, incluso sus pasaportes, “contraseñas obtenidas bajo coacción, redes sociales y sistemas de mensajería escudriñados en busca de cualquier signo de oposición a la guerra bárbara de Rusia contra Ucrania”, detalló.

“Según estas informaciones, aquellos que son considerados pro-Ucrania son transferidos a la llamada ‘república popular de Donetsk’”, controlada por separatistas prorrusos en el este de Ucrania, “donde enfrentan un siniestro destino”, denunció Carpenter.

“Estos actos constituyen crímenes de guerra”, denunció. “Rusia sabe bien” que dichos “desplazamientos forzados” son “contrarios al derecho humanitario internacional”, insistió.

Según Lioudmila Denissova, una responsable del gobierno ucraniano, “más de 1,19 millones” de ucranianos, “incluyendo más de 200.000 niños, fueron deportados hacia la Federación Rusa”.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más