Texas: El xenófobo que participó en el concurso sobre Mahoma
Texas: El xenófobo que participó en el concurso sobre Mahoma
Redacción EC

El líder xenófobo holandés Geert Wilders, quien pronunció un discurso en el centro cultural que acogía una exhibición de caricaturas de en Garland, un municipio aledaño a Dallas (Texas) y en el que se produjo un tiroteo, ha calificado hoy de "inaceptable" este ataque a la "libertad de expresión".

El también diputado ultraderechista se atribuye la misión de detener la "islamización" de Occidente.

Odiado y admirado a partes iguales por su retórica antiislámica, este parlamentario de 51 años ha irrumpido en la política de Holanda, un país conocido por su tolerancia y su aceptación de la multiculturalidad.

"Estamos aquí para resistir al Islam", dijo Wilders, invitado como orador por la asociación American Freedom Defense Initiative, organizadora del evento en Texas.

"Hoy, muchos de nuestro líderes occidentales quieren hacernos callar" manifestó a los asistentes en el centro de conferencias Garland, donde se produjo el tiroteo minutos después de que Wilders dejara el lugar.

EFE

Wilders, creador de la película anti-Islam "Fitna" había explicado su popularidad en Holanda por el hecho de que "nos atrevemos a hablar de temas sensibles como la islamización, y utilizamos palabras sencillas y claras que el votante puede comprender".

Tras el tiroteo, Wilders dijo a la AFP: "Estoy conmocionado. Justamente acababa de hablar por hora y media sobre las caricaturas, el Islam y la libertad de expresión".

Previamente, el diputado, líder del partido por la Libertad (PVV), dio cuenta del incidente en Twitter: "Tiros en Garland, en el concurso de caricaturas de Mahoma por la libertad de expresión. Acabo de abandonar el edificio #garlandshooting".

___ 

DECIR LO QUE MILLONES PIENSAN

Apodado "Mozart" por el color platino de su pelo teñido, Wilders considera un "sinsentido" calificarle de ultraderechista, aunque no duda en llamar libro "fascista" al Corán.

Su programa consiste en detener la inmigración musulmana, prohibir el Corán y sancionar el porte del velo.

"Quienes me apoyan dicen: '¡Al fin hay alguien que se atreve a decir lo que millones de personas piensan!'", afirmó Wilders recientemente a la AFP. Sin embargo será juzgado por "incitación al odio" por haber declarado que quería "menos marroquíes" en Holanda

Los fiscales del país recibieron más de 5.000 demandas por discriminación cuando en marzo pasado, al término de las elecciones municipales holandesas, arengó a sus partidarios preguntándoles: "¿Más o menos marroquíes en las ciudades y en Holanda?".

El público había respondido "Menos, menos, menos", a lo cual Wilders había respondido: "¡Vamos a ocuparnos de eso!".

El partido de Wilders, el PVV, creado para las legislativas del 2006, ganó entonces nueve de los 150 escaños en juego con un programa basado en "limitar el crecimiento" de los musulmanes en el país.

El PVV tiene buenas perspectivas en los sondeos tras haber obtenido 15 escaños en las legislativas del 2012.

El diputado holandés no habla de su vida privada -su segunda esposa es húngara- y permanece mudo ante los rumores de que por sus venas corre sangre indonesia, y que se tiñe el pelo precisamente para ocultar sus orígenes.

La dirección de su domicilio se mantiene en secreto. Rara vez se aventura a salir en público, si no es rodeado de un amplio servicio de seguridad.