Adriana Reyes y su hijo Salvador Ramos. (FOTO: Redes sociales).
Adriana Reyes y su hijo Salvador Ramos. (FOTO: Redes sociales).

Adriana Reyes es la madre de , el joven que este martes , que dejó 21 víctimas mortales.

La mujer asistió en las últimas horas a la Iglesia del Sagrado Corazón, donde se llevó a cabo la vigilia como homenaje a las víctimas de esta masacre que ha conmocionado a Estados Unidos.

MIRA: Tiroteo en Texas: La conmovedora historia de Amerie Jo Garza, la niña de 10 años asesinada cuando intentaba llamar al 911

Reyes rompió en llanto tan pronto llegó al lugar y concedió una entrevista al canal ABC News en la que habló por primera vez sobre su hijo, a quien señaló de haber sido “agresivo” pero “no un monstruo”.

“Yo tenía un sentimiento de inquietud a veces, como ¿qué estás tramando? Podía ser agresivo... si realmente se enfadaba”, le dijo la mujer al medio estadounidense.

MIRA: “Entró y dijo, ‘¡es hora de morir!’”: Un alumno del aula de la masacre de Texas contó cómo sobrevivió y dio detalles del tiroteo

Adriana Reyes aseguró también que desconocía que su hijo, Salvador Ramos, de 18 años, quien fue abatido por la policía, hubiera comprado dos rifles de asalto justo después de cumplir la mayoría de edad.

Sobre los 19 niños que fueron asesinados por su hijo en la escuela primera, la mujer dijo entre lágrimas: “Esos niños... no tengo palabras. No sé qué decir sobre esos pobres niños”.

Reagan Dodson llora mientras asiste a la vigilia por las víctimas del tiroteo masivo en la Escuela Primaria Robb en Uvalde, Texas, el 25 de mayo de 2022. (CHANDAN KHANNA / AFP).
Reagan Dodson llora mientras asiste a la vigilia por las víctimas del tiroteo masivo en la Escuela Primaria Robb en Uvalde, Texas, el 25 de mayo de 2022. (CHANDAN KHANNA / AFP).

Al respecto, también se pronunció recientemente el abuelo del agresor, Rolando Reyes, quien expresó su dolor por esta masacre y aseguró que “muchos de los niños eran nietos de mis amigos”.

Rolando Reyes es el esposo de la abuela a la que el agresor le disparó en su casa cuando intentó impedir que saliera con armado. La mujer, de 66 años, continúa hospitalizada tras sufrir varios impactos de bala.

La madre de Salvador Ramos se mostró desconsolada en la vigilia por las víctimas de la masacre. Sin embargo, una líder comunitaria de Uvalde, Fátima Abraham, la consoló y le dijo al diario Texas Tribune: “Estamos aquí con ella porque tenemos que rezar en lugar de criticar o atacar”.

Abraham añadió que “no todos en la comunidad están contra ella” y que Reyes “tiene que saber que ella no es la culpable de esto. Ella no puso el arma en las manos de su hijo”.