Imágenes inéditas muestran a policías armados esperando en el pasillo de la escuela de Uvalde, Texas. (AUSTIN AMERICAN-STATESMAN / KVUE-TV).
Imágenes inéditas muestran a policías armados esperando en el pasillo de la escuela de Uvalde, Texas. (AUSTIN AMERICAN-STATESMAN / KVUE-TV).
BBC News Mundo

Unas imágenes publicadas este martes muestran a agentes de policía armados esperando en el pasillo del durante el tiroteo del pasado 24 de mayo que dejó 21 fallecidos.

Según medios estadounidenses con acceso a documentos de la investigación, la policía llegó al lugar del tiroteo antes y con armas más potentes de lo que se había informado anteriormente.

MIRA: “Me cubrí con la sangre de mi amigo”: el emotivo testimonio de la niña que sobrevivió a la masacre en Texas al hacerse la muerta

Tras la masacre, perpetrada por un joven de 18 años con un rifle semiautomático, los agentes fueron acusados de haber actuado demasiado tarde para detener el tiroteo.

Por ahora, la policía de Texas no ha comentado públicamente las imágenes, reveladas por el periódico Austin American-Statesman y el canal local KVUE-TV.

Según estos medios, la documentación -cuya autoría no ha sido revelada- muestra que el atacante irrumpió en el colegio a las 11:33 hora local.

Indica que 11 policías llegaron al cabo de tres minutos y que un agente con un escudo antibalas ya estaba en el edificio a las 11:52.

Estos datos se conocen después de que el jefe de policía Peter Arredondo informara de que el atacante había "disparado mucho" y que los agentes solo tenían "pistolas", según los medios.

Los nuevos informes muestran que Arredondo también trató de hablar con el pistolero y que le preguntó si podía oírle, informa el diario Austin American-Statesman.

Los minutos antes de abatir al asesino

A las 12:50, la policía finalmente logró abrir un boquete en la puerta de la clase donde estaba el atacante. Murió por los disparos de miembros de la Unidad Táctica de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos.

Durante la matanza, los niños llamaron frenéticamente al teléfono de emergencias para informar de múltiples víctimas de disparos, mientras que los padres trataron de acceder al edificio para acudir a su rescate, pero la policía les impidió el paso.

Los investigadores dicen que los mensajes de los niños no se transmitieron a los efectivos desplegados en el tiroteo, quienes supuestamente esperaron a que llegara más potencia de fuego antes de enfrentarse al asesino.

Según las autoridades, los agentes pensaron erróneamente que el atacante estaba contenido y mantuvieron sus posiciones incluso después de que se escucharan más disparos desde el interior de la clase.

Agentes en el exterior del colegio Robb Elementary School. (GETTY IMAGES).
Agentes en el exterior del colegio Robb Elementary School. (GETTY IMAGES).

La policía también esperó a que llegara una llave maestra para poder abrir las puertas de las aulas, a pesar de que no había constancia de que las puertas estuvieran cerradas con llave, indica el Texas Tribune.

Además, según el mismo medio local, había herramientas disponibles que podrían haber sido utilizadas para derribar las puertas.

MIRA: El desafiante llamado del actor Matthew McConaughey para el control de armas en EE.UU. tras el tiroteo en Texas

La supuesta demora policial en la respuesta al ataque ha sido el foco de varias investigaciones a nivel estatal y federal.

Los padres de las víctimas y otros miembros de la comunidad educativa pidieron este lunes en una reunión de la junta escolar la renuncia de Arredondo.

A parte, se espera que este martes se presenten más detalles del tiroteo en una audiencia pública en el Senado de Texas.