Redacción EC

La votación de la líder del Frente Nacional se vio perturbada, al igual que en la primera vuelta del 23 de abril, por una protesta de las activistas feministas de Femen, que desplegaron una gran pancarta en la iglesia de la ciudad, cerca de su colegio electoral.

[]

En el cartel que exhibieron las cinco militantes, subidas a unos andamios, podía leerse: "Marine al poder, Marianne a la desesperación", en referencia a la simbólica figura de la República francesa y a sus valores de libertad, igualdad y fraternidad.

La candidata Marine Le Pen, votó en su feudo electoral de Hénin-Beaumont, en el norte de Francia, una media hora después de Macron, entre fuertes medidas de seguridad.

[]

Con apariencia seria y ante un buen número de periodistas, la aspirante de la extrema derecha, a quien las encuestas dan como derrotada, acudió a sufragar acompañada por el alcalde de la ciudad, Steeve Briois.

Vestida con un traje oscuro y una blusa fucsia, Le Pen apenas se entretuvo a saludar a los electores del colegio en el que emitió su sufragio.

Poco después de hacerlo, rodeada de guardaespaldas, se dirigió a su coche y abandonó el lugar.

Le Pen almorzó en familia en Hénin-Beaumont antes de tomar la ruta hacia París, donde seguirá el escrutinio de la segunda vuelta.

Fuente: EFELAS ÚLTIMAS NOTICIAS DEL MUNDO... 

TAGS RELACIONADOS