El soldado ruso Roman Bykovsky y su esposa, Olga Bykovskaya, supuestos responsables de la justificación de violaciones sexuales a mujeres ucranianas en una llamada telefónica. (RFE/RL).
El soldado ruso Roman Bykovsky y su esposa, Olga Bykovskaya, supuestos responsables de la justificación de violaciones sexuales a mujeres ucranianas en una llamada telefónica. (RFE/RL).

En medio de la guerra en , por la cual intenta controlar todo el territorio, se conoció un episodio más de violencia sexual contra las ucranianas por parte de las tropas invasoras.

En los últimos días, el Servicio de Seguridad de Ucrania (SSU) filtró una llamada telefónica entre una pareja rusa de esposos, en la que se escuchaba cómo la mujer le daba permiso al hombre para violar.

MIRA: “Nos quedan sólo unas horas, ¡ayúdennos!”: el desesperado llamado del comandante del último reducto de resistencia en Mariúpol

- Vas allá, violas ucranianas y no dices nada. ¿Entiendes? -dice ella y deja escapar algunas risas.

- ¿Violar y no decirte nada? -replica él.

- Sí, no sé nada. ¿Y? Te lo permito. ¡Solo usa anticonceptivos! -menciona la mujer y continúa riéndose.

MIRA: Más de 1.000 cadáveres de civiles en las morgues de Kiev tras retirada rusa

La SSU rechazó la conversación: “Esta impactante interceptación refleja los valores morales no solo de los invasores, sino también de sus familiares, el 80 % de los cuales ahora apoyan la guerra en Ucrania. Creemos que cualquier comentario adicional aquí es innecesario”.

¿Quiénes son los esposos?

La identidad de la pareja fue revelada gracias a una investigación de Radio Free Europe/Radio Liberty, una organización radial que transmite noticias en Europa, Asia y Medio Oriente.

Luego de rastrear los números de teléfono, se comprobó que el sujeto es un militar ruso, de 27 años, cuyo nombre es Roman Bykovsky. Su esposa es Olga Bykovskaya, con quien tiene un hijo de cuatro años.

El matrimonio vive hace cinco años en Crimea, la península de Ucrania ubicada sobre el mar Negro que se anexó a Rusia en 2014 y por la cual se avivaron los enfrentamientos de los países.

Sin embargo, los esposos negaron el audio cuando fueron cuestionados por ‘Radio Free Europe’. El militar aseguró que él no estaba en Ucrania, sino en Sebastopol, una ciudad portuaria de Crimea.

Por su parte, Olga no quiso responder sobre la veracidad de la llamada. Solo precisó que su marido estaba herido tras los enfrentamientos bélicos y se encontraba en Sebastopol siendo atendido por médicos.

Denuncia por crímenes de guerra

Organizaciones internacionales, junto con Ucrania, han acusado a Rusia de cometer crímenes de guerra. Por ejemplo, Human Rights Watch documentó entre febrero y marzo casos de violación, ejecución, amenazas, saqueos, entre otros, que habrían ejecutado los soldados rusos.

En la región de Kharkiv, una mujer relató cómo un militar la agredió sexualmente en repetidas ocasiones y le generó hematomas en su cuello y cara. “Tengo suerte de estar viva”, comentó.

El cuerpo de una persona yace en la carretera en la ciudad de Bucha, cerca de Kiev. (Foto: EFE/ Oleksandr Ratushniak).
El cuerpo de una persona yace en la carretera en la ciudad de Bucha, cerca de Kiev. (Foto: EFE/ Oleksandr Ratushniak).

Además de este, Human Rights Watch conoce de al menos tres casos en la región de Chernihiv y en Mariúpol, los cuales se encuentran en proceso de verificación. No obstante, el número sería mucho mayor, según Sima Bacchus, directora ejecutiva de ONU Mujeres.

”Estamos escuchando cada vez más informes de violación y violencia sexual. Todos estos deben investigarse en una investigación independiente para garantizar que se haga justicia y la crueldad que muestran contra la población civil de Ucrania”, mencionó.