Redacción EC

Una catástrofe como la de Chernóbil en 1986. Ese es el gran temor de la comunidad internacional por lo que sucede en la central nuclear ucraniana Zaporizhzhia, donde y se acusan mutuamente de estar bombardeando la zona.

Zaporizhzhia está bajo control de Rusia desde que inició la invasión de Ucrania el 24 de febrero de este año. Es uno de los mayores botines de guerra de los rusos.

MIRA: Zelensky pide más armamento de Occidente para contener a Rusia por el este

Aunque sigue siendo manejada por técnicos ucranianos, Kiev denuncia que los rusos están usando la central nuclear como depósito de parte de su arsenal bélico. Además, pretenden integrarla al sistema energético de Rusia.

Zaporizhzhia fue impactada por misiles rusos durante su toma.
Zaporizhzhia fue impactada por misiles rusos durante su toma.

Por su parte, Rusia acusó este lunes a las fuerzas ucranianas de bombardear la central nuclear más grande de Europa y advirtió sobre las “consecuencias catastróficas” que podría tener para el Viejo Continente.

El bombardeo “por parte de las fuerzas armadas ucranianas” es “extremadamente peligroso” y “podría tener consecuencias catastróficas para una vasta zona, incluyendo el territorio europeo”, declaró a la prensa el vocero del Kremlin, Dmitri Peskov.

Agregó que Rusia espera que los países de Occidente utilicen su influencia para detener los ataques contra las instalaciones de Zaporizhzhia.

Imagen de un video publicado por el Servicio de Prensa del Ministerio de Defensa de Rusia el domingo 7 de agosto de 2022 que muestra un fragmento de cohete cerca de la central nuclear de Zaporizhzhia. (Servicio de prensa del Ministerio de Defensa de Rusia vía AP).
Imagen de un video publicado por el Servicio de Prensa del Ministerio de Defensa de Rusia el domingo 7 de agosto de 2022 que muestra un fragmento de cohete cerca de la central nuclear de Zaporizhzhia. (Servicio de prensa del Ministerio de Defensa de Rusia vía AP).

El viernes, el presidente de Ucrania, , había acusado a Rusia de crear “una situación extremadamente peligrosa para toda Europa”.

”Cualquier bombardeo contra esta instalación es un crimen abierto y flagrante, un acto de terror”, afirmó.

También pidió que la comunidad internacional catalogue a Rusia como un Estado patrocinador del terrorismo y pidió más sanciones “contra toda la industria nuclear rusa, desde Rosatom hasta todas las empresas e individuos relacionados”.

Según explicó el embajador ucraniano ante el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), Yevhenii Tsymbaliuk, los recientes ataques, sucedidos los días 5 y 6 de agosto, destruyeron numerosos sensores de vigilancia, por lo que en estos momentos no es posible medir los niveles de radiación en toda la planta de Zaporizhzhia.

Tsymbaliuk reconoció que Ucrania desconoce los objetivos de Rusia, aunque no descartó un intento de desconectar la planta del sistema eléctrico ucraniano y crear un apagón generalizado en la parte sur del país.

Una vista general de la planta de energía nuclear Zaporizhzhia, situada en el área controlada por Rusia de Enerhodar. (ED JONES / AFP).
Una vista general de la planta de energía nuclear Zaporizhzhia, situada en el área controlada por Rusia de Enerhodar. (ED JONES / AFP).

Cómo es Zaporizhzhia

De acuerdo con la agencia EFE, la central nuclear de Zaporizhzhia está dotada de seis reactores tipo WWER-1000 y una potencia total de 6000 MW. Es la principal proveedora de electricidad de Ucrania con una generación de entre 40.000 y 42.000 millones de kWh de electricidad, lo que representa una quinta parte de la producción anual del país y la mitad de toda producción de las cuatro centrales nucleares ucranianas.

Está situada en la zona esteparia de Ucrania, a orillas del embalse de Kakhovka.

Su construcción empezó en 1981. Entre 1984 y 1987 se pusieron en marcha cuatro unidades de potencia. La quinta comenzó a operar en 1989 y la sexta en 1995 tras el levantamiento de la moratoria sobre la construcción de instalaciones nucleares en Ucrania, de acuerdo con EFE.

La central nuclear de Zaporizhzhia. (AFP).
La central nuclear de Zaporizhzhia. (AFP).

En el 2000, la de Zaporizhzhia fue reconocida como una de las tres mejores centrales nucleares del mundo por cumplir plenamente con los requisitos del Organismo Internacional para la Energía Atómica (OIEA).

Fue la primera de las centrales ucranianas provista de una instalación en seco de combustible gastado in situ. Cuenta con 80 contenedores, aunque su diseño está realizado para albergar 380 con capacidad para almacenar los elementos combustibles irradiados durante toda la vida útil de la central.

También está diseñada con el sistema de información y medición y un sistema de vigilancia que abarca un radio de 30 kilómetros.

Un soldado ruso monta guardia en el exterior de la central nuclear. (Reuters).
Un soldado ruso monta guardia en el exterior de la central nuclear. (Reuters).

Preocupación mundial

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, advirtió el lunes en Japón que cualquier ataque a una planta nuclear es “una misión suicida”.

“Espero que el OIEA pueda tener acceso a la planta y ejercer sus competencias encomendadas”, dijo.

Vehículos militares rusos atraviesan las puertas de la central nuclear de Zaporizhzhia. (ANDREY BORODULIN / AFP).
Vehículos militares rusos atraviesan las puertas de la central nuclear de Zaporizhzhia. (ANDREY BORODULIN / AFP).

El jefe del OIEA, Rafael Mariano Grossi, dijo el domingo que estaba “extremadamente preocupado” por los reportes de bombardeos en la central de Zaporizhzhia.

Los ataques subrayan “el riesgo muy real de un desastre nuclear que podría amenazar la salud pública y el medio ambiente en Ucrania y más allá”, dijo Grossi en un comunicado.

“Cualquier fuego militar dirigido hacia o desde la instalación equivaldría a jugar con fuego, con consecuencias potencialmente catastróficas”, agregó.

También pidió que el personal ucraniano lleve a cabo sus funciones “sin amenazas ni presiones”.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más