El cuerpo de Helen Rhodes permanece en Alemania y aún no ha sido repatriado.
El cuerpo de Helen Rhodes permanece en Alemania y aún no ha sido repatriado. / Istock

Helen Rhodes viajaba el pasado 5 de agosto con su familia desde , donde vivió durante 15 años, hacia el Reino Unido. La mujer falleció en el vuelo, donde iba acompañada por su esposo y sus dos hijos.

La familia se embarcó con normalidad en el viaje de aproximadamente 14 horas. Sin embargo, pocas horas después de haber despegado, su familia notó que la mujer, quien aparentemente estaba dormida, no respondía.

Mira: Hong Kong impondrá brazalete para positivos por COVID-19 aislados en domicilios

Aunque Rhodes intentó ser reanimada a bordo, estas maniobras no tuvieron éxito y su cuerpo permaneció sin vida sobre el asiento hasta que el avión aterrizó en Frankfurt, Alemania. Su esposo e hijos, según relataron a ‘The Sun’ otros pasajeros presentes, se mantuvieron devastados durante horas junto al cuerpo de la mujer.

El cuerpo de la madre fue dejado en Alemania para ser inspeccionado por las autoridades locales, pero esto requirió que su familia tuviera que pagar una costosa repatriación, por lo que lanzaron una campaña en ‘GoFundMe’, plataforma estadounidense de financiación colectiva con fines de lucro, para financiar el proceso.

La madre falleció repentinamente mientras volaba desde Hong Kong con su familia.
La madre falleció repentinamente mientras volaba desde Hong Kong con su familia. / GoFundMe

Jayne Jeje, amiga de Helen y quien está a cargo de la recaudación de fondos, escribió en la página: “Esta recaudación de fondos es para honrar a esta hermosa mujer que fue amada por tantos, una querida amiga que conmovió a tantas personas”.

Helen era oriunda del Reino Unido, pero había vivido junto a su familia en Tung Chung, Hong Kong, durante más de 10 años y el día en que falleció regresaba a vivir a su país de origen. Además, ‘The Sun’ asegura que la mujer no alcanzó a reencontrarse con sus padres, a quienes no veía desde antes de la pandemia.

La recaudación de fondos para su repatriación y funeral ya ha acumulado más de 17 mil libras esterlinas (88 millones de pesos aproximadamente), de las 20 mil que tiene como meta.