Los miembros del personal clínico usan equipo de protección personal (EPP) mientras atienden a un paciente en la unidad de cuidados intensivos del Royal Papworth Hospital en Cambridge. (Foto: Archivo/ AFP / POOL / Neil HALL).
Los miembros del personal clínico usan equipo de protección personal (EPP) mientras atienden a un paciente en la unidad de cuidados intensivos del Royal Papworth Hospital en Cambridge. (Foto: Archivo/ AFP / POOL / Neil HALL). / NEIL HALL
Agencia AFP

Las ausencias del personal hospitalario debidas al  casi se han duplicado en un mes en Inglaterra, que se enfrenta a contaminaciones récord, reforzando la presión sobre el sistema de salud mientras que las admisiones aumentan.

Según cifras publicadas el viernes por el Servicio Nacional de Salud para Inglaterra, NHS England, más de 24.000 ausencias de personal en aislamiento por estar infectados por el coronavirus o ser caso de contacto se registraron el 26 de diciembre, contra menos de 12.000 a finales de noviembre.

Esta falta de personal se produce cuando el número de pacientes hospitalizados con covid-19 no deja de aumentar, con 1.900 ingresos anunciados el viernes, un 60% más que una semana antes.

En un comunicado, el director médico del NHS, Stephen Powis, destacó que se desconoce la magnitud de la ola que comienza a afectar a los servicios hospitalarios.

El número de infecciones en el Reino Unido alcanzó niveles sin precedentes, con 189.000 casos más anunciados el viernes y 203 decesos, lo que llevó el balance total a 148.624 fallecidos.

Según las últimas estimaciones de la Oficina Nacional de Estadística (ONS), sobre la base de una muestra de la población, 2,3 millones de personas estaban infectadas la semana del 23 de diciembre. Esto representa, en particular, 1 de cada 25 personas en Inglaterra y 1 de cada 15 en Londres.

Estas contaminaciones perturban numerosos sectores, como los transportes y los bomberos.

A diferencia de las autoridades de Escocia, Gales e Irlanda del Norte, el gobierno de Boris Johnson decidió no imponer nuevas restricciones antes de Año Nuevo en Inglaterra.

Equipos de ambulancias transportan a un paciente al City Hospital en Birmingham, Inglaterra. (Jacob King / PA vía AP)
Equipos de ambulancias transportan a un paciente al City Hospital en Birmingham, Inglaterra. (Jacob King / PA vía AP) / Jacob King

Dejó abiertos los bares y los clubes nocturnos y se contentó con llamar a la prudencia durante las fiestas, acelerando también la campaña de vacunación de refuerzo.

Subrayando que la situación actual era “incomparablemente mejor que la del año pasado” gracias a la vacunación, alentó una vez más a la población a vacunarse. Una resolución “mucho más fácil de mantener que perder peso o llevar un diario”, afirmó con humor el primer ministro.

En cuanto a los tratamientos, el Reino Unido refuerza su arsenal.

El primer país en aprobar el tratamiento oral anticovid del laboratorio Merck en noviembre, dio luz verde el viernes al uso del medicamento antiviral de Pfizer, el Paxlovid, anunció la agencia del medicamento.

Este tratamiento, ya aprobado en la Unión Europea y en Estados Unidos, permite reducir el riesgo de hospitalización en las personas que dan positivo y que se consideran en situación de riesgo y, por lo tanto, aliviar los hospitales.

Aunque las muertes y el número de pacientes con respiradores siguen siendo escasos, el aumento del número de hospitalizaciones preocupa y el NHS anunció la creación de estructuras provisionales que permiten abrir centenares de camas para prepararse para el “peor escenario”.

VIDEO RECOMENDADO

Ómicron: OMS recomienda a personas vulnerables no viajar ante nueva variante
¿Vuelven las restricciones para viajar? La nueva variante de la COVID-19, Ómicron, está llevando a la OMS y diversos gobiernos a dar ciertas recomendaciones y tomar determinadas medidas para frenar su propagación. Aquí te contamos de qué se trata.

TE PUEDE INTERESAR

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más