¿Cuál será el futuro de los refugiados desalojados en Calais?
¿Cuál será el futuro de los refugiados desalojados en Calais?

Las autoridades francesas tienen planes detallados para mover a los inmigrantes fuera del campamento " La Jungla", cerca de .

 

Ellos quieren que sea una operación rápida y eficiente. La policía, las ONG y los servicios de asilo tuvieron muchas semanas para prepararse para el desalojo que comenzará este lunes.

Una flota de 150 autobuses fue contratada. En los próximos días, éstos llevarán a los refugiados a nuevos Centros de Bienvenida y Orientación (CAOs, por sus siglas en inglés), en distintos puntos de Francia.

La población de "La Jungla", estimada en 6.500 personas, tuvo muchas advertencias. Muchos de ellos ya fueron llevados a los CAOs. Pero en el pasado, esta medida era voluntaria. Ahora a los inmigrantes se les informa que no tienen otra opción.

Deberán abordar los autobuses y ser enviados a "centros administrativos", el primer paso (en teoría, sino en la práctica) para una posible deportación.

Las autoridades esperan que en dos días se hayan desplazado a 4.000 personas. Hacia el fin de la semana, quieren que las tierras bajas de arena del norte Calais vuelvan a su estado natural.

Pero, ¿qué pasará después? ¿Vaciar "La Jungla" significará que el problema de Calais se resolverá de una vez por todas? ¿O el mismo proceso pronto empezará de nuevo?

--- El antecedente a Calais ---

El ejemplo de una crisis anterior a Calais está en la mente de todos: Sangatte.

De 1999 al  2002, a unas pocas millas al sur de "La Jungla" en el otro lado de Calais, un antiguo hangar del Eurotúnel fue convertido en un centro de la Cruz Roja para los migrantes.

Originalmente para solo unos pocos cientos, al final se convirtió en un refugio de 1.500 afganos, kurdos iraquíes y kosovares. Cada semana, muchos se introducían de contrabando en Reino Unido.

Los gobiernos de Francia y Reino Unido acordaron que Sangatte era como un imán. Para los inmigrantes, ese era un paso necesario en su ruta hacia Reino Unido, porque fue allí donde se hacían los arreglos para el cruce ilegal final.

Y así, en diciembre del 2002, se cerró. Reino Unido aceptó tomar en unos 1.300 kurdos y afganos y Francia se ocupó del resto.

--- Campamentos improvisados ---

Pero no pasó mucho tiempo hasta que nuevos campamentos improvisados comenzaron a aparecer en Calais y sus alrededores ante el enorme crecimiento de la inmigración a Europa de los últimos años. Así nació "La Jungla".

Las autoridades francesas esperan que, a pesar de que los números ahora son mucho mayores que en Sangatte, esta vez las cosas sean diferentes.

La principal diferencia, dicen, es que ahora existe un sistema bien organizado para hacer frente a los migrantes.

Se han creado más de 400 CAOs en todo el país: en antiguos cuarteles de la gendarmería, en hospitales no utilizados y el centros de formación, etc.

Una vez instalado allí, los inmigrantes, si lo desean, podrán realizar las solicitudes de asilo.

Los que lo hagan serán trasladados a Centros de recepción de los solicitantes de asilo (CADAs, por sus siglas en inglés).

Los menores no acompañados, tema de acalorados intercambios entre Reino Unido y Francia, recibirán un tratamiento diferente. Francia quiere que Reino Unido reciba a un número estimado de 500 que dicen que tienen familia allí. El resto será llevado a otros centros de retención en Francia.

--- Problemas ---

La planificación es exhaustiva, las intenciones son buenas, pero hay muchos imponderables.

En primer lugar, algunas comunidades han reaccionado mal a las noticias de que deben recibir a ex habitantes de "La Jungla".

Un centro propuesto para inmigrantes fue incendiado en Forges-les-Bains, en las afueras de París.

En Champtercier, por ejemplo, un pueblo de 800 habitantes en las montañas del sureste de Francia, la gente está preocupada por el cambio repentino a su tranquila forma de vida. Un centro de vacaciones recibirá a unos 100 eritreos y sudaneses.

"Tengo una contradicción con respecto a esto. Por un lado, tenemos que mostrar humanidad. Pero, ¿estamos realmente capacitados para recibir a todos estos inmigrantes? Este es un lugar pequeño y muy tranquilo. Muchos de los habitantes son personas mayores y son ellos los que tienen miedo", aseguró un hombre al diario Le Monde.

En otra parte, la reacción ha sido abiertamente hostil. En Forges-les-Bains, en las afueras de París, un centro propuesto para albergar a los inmigrantes fue prendido fuego. Y en la ciudad sureña de Beziers, el alcalde del Frente Nacional puso carteles anti-inmigrantes con la leyenda: "Así es, están viniendo".

Otra preocupación es la capacidad. Los nuevos centros de la CAO están destinados a ser temporales. La gente se supone que debe ser trasladada rápidamente a los CADAs o, si no quieren solicitar asilo, luego a otros centros que seguirá con la posible expulsión.

Pero el proceso es largo, y los CADAs ya están cerca de colapsar. Si muchos de los CAOs deben tomar otras funciones en breve, muchos inmigrantes están en riesgo estar de nuevo viviendo en la intemperie.

La gran ambición, al igual que lo fue con el cierre de Sangatte, es eliminar la atracción de un solo punto en Calais para contrabandistas e inmigrantes.

Si funciona, entonces una gran cantidad de roces políticos y diplomáticos se dispersará junto con los inmigrantes.

Los habitantes de Calais darán la bienvenida a un retorno a la normalidad, y se desactivará un punto de tensión creciente entre París y Londres.

Calais es un tema importante en las elecciones presidenciales del próximo año en Francia, con el favorito, Alain Juppé, instando a una renegociación de los acuerdos fronterizos con Reino Unido.

Si la presión se disipa, y "La Jungla" permanece vacía, esto puede ayudar a la agenda francesa.

Pero nadie debe ser demasiado optimista. El pasado sugiere que el problema migratorio en Calais es crónico y susceptible a deteriorarse.

Fuente: BBC

LAS ÚLTIMAS NOTICIAS DEL MUNDO