| Imágenes de cadáveres en las aceras, desesperación de la ciudadanía por el colapso en los centros hospitalarios y la falta de reacción del gobierno son algunas de las evidencias que deja la crisis por el en , que tiene hasta la fecha deja 2.240 casos positivos y 75 muertos, según cifras oficiales de este martes.

La provincia de Guayas, cuya capital es Guayaquil, es una de las más afectadas con el 69% de casos confirmados en el país (1.563). En medio de la cuarentena y el toque de queda, una serie de videos divulgados en redes sociales mostraron cadáveres en las calles, mientras muchos ciudadanos denuncian la falta de respuesta de las autoridades ante el reclamo de recojo de los fallecidos en las casas. La periodista Andrea Álvarez, relata la situación desde esta ciudad ecuatoriana.

"Ningún medio lo ha comunicado, pero si están pasando fotos de los muertos. Primero decían que era mentira, que había sido un ‘borrachito’. Pero cuando pasa y empiezan aparecer más y más y más. Es como que te preguntas, ¿qué está pasando?”, aseguró Álvarez a El Comercio vía telefónica.

La ex reportera de “El Universo” y “Ecuavisa” asegura que este problema comenzó hace varios días. "Yo tengo una amiga que tiene una funeraria conocida aquí en Guayaquil. Tiene un montón de años. Yo le pregunté cómo estaban las funerarias (por el brote del coronavirus) porque nos llegaba información de que habían muchos muertos y que los medios no informaban sobre eso”, contó Álvarez.

Una mujer parada junto al cadáver de un hombre que colapsó en la vereda durante el brote de coronavirus en la ciudad de Guayaquil, Ecuador. (Reuters)
Una mujer parada junto al cadáver de un hombre que colapsó en la vereda durante el brote de coronavirus en la ciudad de Guayaquil, Ecuador. (Reuters)

Ella me dice: ‘No estamos atendiendo a nadie. Hay muchos fallecidos, pero las funerarias hemos dado un paso al costado. No estamos preparados para esto. Yo me canso de repetirlo, pero la gente no quiere escuchar. Hay gente que está muriendo en su casa’. Eso fue el 24 de marzo cuando la gente no creía. ‘Está muriendo mucha gente que ni siquiera tiene la prueba realizada’. Y claro, el miedo de ellos era exponerse, exponer a sus trabajadores”, agregó.

La agencia Reuters informó el lunes que un testigo vio el cuerpo de un hombre debajo de una sábana azul en una zona turística de la ciudad. Las autoridades policiales de Ecuador puntualizaron que el hombre “colapsó” mientras hacía cola para comprar. Horas más tarde, el cuerpo fue retirado de la zona.

Ante las denuncias de la población, el gobierno de Ecuador aseguró el lunes que brindará una solución al retraso del recojo de los muertos en Guayaquil.

El medio “El Universo”, por su parte, informó en su portal web que los cadáveres que habían aparecido en las calles son de personas que murieron en sus viviendas. “Los cuerpos de quienes han fallecido en los domicilios empezaron a ser arrojados en las aceras, en esquinas, portales o depósitos de basura, embalados”.

La periodista Andrea Álvarez, que ahora trabaja de manera independiente y cumple el aislamiento de manera estricta para evitar que su madre se vea afectada por el contagio, confirma también que “hay gente que tiene a sus muertos en las casas”.

"Eso sí te puedo corroborar. Mis amigos han reposteado en sus historias a sus amigos que están pidiendo auxilio. (…) Los papás se están ahogando, los abuelos se están ahogando y nadie los atiende”, dijo Álvarez.

No obstante, las autoridades no han podido corroborar si estos muertos estaban contagiados con el coronavirus. Álvarez señaló que muchas personas no reciben la atención debida, a pesar de presentar varios de los síntomas del COVID-19.

Lo que se queja la gente es que el Ministerio de Salud no va a atenderlos y mucho menos los médicos particulares. Como no tienen la atención debida, terminan muriendo muchos de ellos. Muchos. Luego, ni siquiera van a ver los cuerpos. Dicen: ‘Está aquí mi papá, mi abuelo, mi tía hace tres, cuatro días’”.

Trabajadores desinfectan un vehículo como parte de las medidas para contener la propagación del coronavirus en Ecuador. (EFE/ Jose Jacome).
Trabajadores desinfectan un vehículo como parte de las medidas para contener la propagación del coronavirus en Ecuador. (EFE/ Jose Jacome).

A partir de esta problemática del sistema sanitario, la pregunta inmediata es que si las cifras mostradas por el gobierno son verídicas. “Las cifras no son reales. No son nada reales", afirmó Álvarez.

En su reporte de este martes, el gobierno de Ecuador indicó que se sospecha que 3.257 personas estarían contagiadas con COVID-19, mientras que 2.485 fueron descartadas.

En vista de este panorama, la periodista sostiene a manera personal que ya no quiere ni salir a la calle. “Nos estamos abasteciendo de bastante comida para no salir. Es una cuestión también de infección a nivel general. No solamente el tema del coronavirus. Con el coronavirus, por lo menos guardo distancia, pero con muertos en las calles, quién quiere salir”.

Por otro lado, la comunicadora narró que muchas personas están violando las medidas de restricción que ha decretado el gobierno de Lenín Moreno. “La gente de los mercados se está yendo a sus pueblos. (…) Es un peligro. Si nosotros no nos abastecemos con los hospitales, muchos de ellos ni siquiera tienen hospitales. Te imaginas, es algo que no va a acabar”, aseveró.

Imagen del centro de Guayaquil este martes 31 de marzo de 2020. (Cortesía: John Camaño).
Imagen del centro de Guayaquil este martes 31 de marzo de 2020. (Cortesía: John Camaño).

En Ecuador se ha decretado Estado de excepción y de aislamiento domiciliario masivo y obligatorio, como una medida para detener la expansión del contagio del coronavirus.

Pero Álvarez indica que la situación se les fue de las manos a las autoridades. “Yo creo que tanto el gobierno central como municipal, se les fue de las manos. No están tomando medidas rígidas. (…) Para mí, como ciudadana, tú me dices: ‘sí, se les fue de las manos’”.

A juicio de la periodista, hay una gran irresponsabilidad tanto de las autoridades nacionales y locales, y también por parte de los ciudadanos. “Ese es el gran problema de Guayaquil. No hay el control que debería existir frente a una pandemia y al alto índice de contagios y muertos que registra”.

_____________________

¿Qué es el coronavirus?

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), los coronavirus son una amplia familia de virus que pueden causar diferentes afecciones, desde el resfriado común hasta enfermedades más graves, como el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV) y el síndrome respiratorio agudo severo (SRAS-CoV).

El coronavirus descubierto recientemente causa la enfermedad infecciosa por coronavirus COVID-19. Ambos fueron detectados luego del brote que se dio en Wuhan (China) en diciembre de 2019.

El cansancio, la fiebre y la tos seca son los síntomas más comunes de la COVID-19; sin embargo, algunos pacientes pueden presentar congestión nasal, dolores, rinorrea, dolor de garganta o diarrea.

Aunque la mayoría de los pacientes (alrededor del 80%) se recupera de la enfermedad sin necesidad de realizar ningún tratamiento especial, alrededor de una de cada seis personas que contraen la COVID-19 desarrolla una afección grave y presenta dificultad para respirar.

Para protegerse y evitar la propagación de la enfermedad, la OMS recomienda lavarse las manos con agua y jabón o utilizando un desinfectante a base de alcohol que mata los virus que pueden haber en las manos. Además, se debe mantener una distancia mínima de un metro frente a cualquier persona que estornude o tose, pues si se está demasiado cerca, se puede respirar las gotículas que albergan el virus de la COVID-19.

__________________________

El Comercio mantendrá con acceso libre todo su contenido informativo sobre el coronavirus.

_____________________

VIDEO RECOMENDADO

Coronavirus: Muertos en crucero Zaandam, "en la conciencia" de quienes rechazaron atraque, dice pasa

TE PUEDE INTERESAR